¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Volkswagen se lanza a la tecnología del turbo eléctrico

    Javier Gómara
    Javier Gómara

    Ya lo dijimos, la incorporación de los turbos eléctricos es el futuro a corto y medio plazo. Tanto es así que incluso Volkswagen se ha subido al carro. Este motor de cuatro cilindros y dos litros de cilindrada lleva incorporado un turbo eléctrico, siendo capaz de generar una potencia media de 272 CV.

    El motor de cuatro cilindros, dos litros y turbo eléctrico de Volkswagen

    No nos extraña que Volkswagen, uno de los pesos pesados de la industria, se sume a la tecnología del turbo eléctrico. El sistema parece responder a la demanda del mercado de fabricar motores de potencia y rendimiento medio combinado con un consumo bajo. De esta manera la marca también se adelanta a las exigentes normativas europeas de gases contaminantes que entrará en vigor en 2020.

    El motor en cuestión tiene cuatro cilindros, con dos litros de cubicaje. Gracias a la incorporación del turbo eléctrico es capaz de desarrollar una potencia de 272 CV. Presenta 32 CV más que el motor diésel más potente de Volkswagen. El mismo que monta el Volkswagen Passat 2015. Es decir que es capaz de generar más potencia con la misma cilindrada.

    Si tenemos en cuenta que el Volkswagen Touareg 2015 equipa una versión V6 TDI de 260 CV, este nuevo motor sería capaz de sustituir a ese sin problemas. Siguiendo la tendencia downsizing se lograría que un modelo tan pesado y costoso como el todocamino presentara cifras de consumo realmente ajustadas, resultando más atractivo para los posibles compradores.

    El nuevo motor sería ideal para una amplia variedad de modelos, incluido el nuevo Passat

    Los ingenieros de Volkswagen también anuncian que es hasta un 14% más ahorrador que los actuales. Todavía no se ha desvelado ningún dato concreto del par que desarrollaría, pero según se estima la cifra no estaría muy lejos de los 500 Nm. Como ya hemos comentado en alguna ocasión la principal ventaja del turbo eléctrico es que es capaz de responder en la zona de revoluciones donde los TDI suelen tener problemas.

    Como bien sabréis esta tecnología no es nueva. De hecho fue su hermana de grupo Audi la primera en lanzar la tecnología de los turbos eléctricos en el Audi RS5 TDI, y posteriormente en el A6 TDI. Ambos están en fase de prototipo, pero no hay lugar a dudas que pronto los veremos en la realidad. Lo mismo pasa con Volvo, que también anunció hace poco sus motores de tres turbos, uno de ellos eléctrico.

    Además de esto Volkswagen ha dado nuevos detalles sobre la nueva caja de cambios DSG de 10 velocidades en la que está trabajando, y que ya confirmaron a principios de año. Tendrá capacidad para soportar un par de 500 Nm, lo que le hará muy práctica para un amplio abanico de modelos y motorizaciones. Su principal objetivo es el ahorro de combustible.

    Un DSG de 10 velocidades lograría reducir los consumos aún más

    Para ello los ingenieros están trabajando en varias soluciones prácticas. Como un nuevo sistema de recuperación de la energía de las frenadas. No es ninguna novedad, pero aseguran que está siendo completamente revisado y que será capaz de reducir mucho más el consumo. También se está desarrollando una mejor conducción a vela. Todo sea por el ahorro.

    Fuente: Autocar