¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Qué es un Coche Okupa y qué hace la DGT cuando encuentra uno

David Plaza
David Plaza
4 min. lectura
Cada año, decenas de miles de vehículos son abandonados en la vía pública en España. Foto: Freepik

Cada año se abandonan más de 50.000 vehículos en las calles y estacionamientos, tanto públicos como privados. Se llaman coches okupas y la DGT está intensificando su retirada.

Un Coche Okupa es aquel que ha sido abandonado durante un largo periodo de tiempo, acumulando polvo y ocupando un espacio que puede ser aprovechado por otros vehículos.

Lo cierto es que no se trata de un problema nuevo, ya que los vehículos inmovilizados en la vía pública y en otros espacios privados son algo habitual desde hace décadas.

Sin embargo, la Dirección General de Tráfico ha intensificado su persecución hacia este tipo de vehículos, incluyendo los que se encuentran en garajes privados.

Un vehículo okupa puede ser trasladado a un centro de recuperación o desguace para su destrucción, descontaminación o expropiación

Qué hace la DGT con un Coche Okupa

Cuando las autoridades detectan un vehículo que lleva un largo tiempo abandonado, proceden a retirarlo y llevarlo al depósito municipal.

Además, según la nueva normativa emitida por la DGT, estos pueden ser llevados a un desguace o ser expropiados.

Esta nueva ley, concretamente en su artículo 106, permite también agilizar notablemente la retirada de los vehículos abandonados en lugares privados.

Los vehículos abandonados en zonas privadas también pueden ser retirados por la autoridades. Foto: Freepik

Y es que, según datos de la DGT, cada año se abandonan en la vía pública más de 50.000 vehículos. Además, cerca de 6000 son abandonados en talleres, depósitos municipales y estacionamientos públicos.

Los problemas no acaban ahí, ya que alrededor de 20.000 quedan en estacionamientos privados, aeropuertos, hoteles, urbanizaciones, etc.

Cuándo puede la DGT destruir o expropiar un vehículo

La nueva Ley de Tráfico especifica varios supuestos en los que un vehículo puede ser trasladado a un centro de recuperación o desguace para su destrucción, descontaminación o expropiación:

  1. Cuando han pasado más de 2 meses de su inmovilización o retirada de la vía pública y el propietario no lo ha reclamado.
  2. Cuando el vehículo ha sufrido una avería o accidente y no ha sido retirado del recinto privado en el que se encuentra antes de 2 meses.
  3. Si el vehículo ha estado estacionado sin moverse más de un mes y los desperfectos sufridos le impiden moverse por sí solo o carece de matrículas.

El propietario será avisado antes de proceder a la retirada, teniendo un mes para hacerse cargo del vehículo. En caso contrario, la DGT podrá llevarlo al desguace o, si su estado lo permite, también recuperarlo para servicios de vigilancia del tráfico.

Últimas noticias

¿Quieres saber más? No te pierdas estos artículos relacionados con el término coche usado