¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    EQ Boost: qué es, cómo funciona y cuáles son sus ventajas

    Motor Mercedes dotado de la tecnología EQ Boost.

    El sistema EQ Boost creado por Mercedes es un mecanismo de hibridación suave que permite reducir el consumo y las emisiones en relación a un vehículo convencional dotado de motor de combustión. Te contamos cómo funciona.

    La mayor parte de las marcas del mercado tienen claro que el futuro pasa por el coche eléctrico, pues independientemente de la idoneidad de dicho concepto, las legislaciones gubernamentales, implementadas en Europa y Estados Unidos principalmente, así obligan a ello.

    Pero el camino hacia el vehículo eléctrico no es directo ni tampoco sencillo. La tecnología supone un reto para los fabricantes, así como para las entidades suministradoras de energía a través de los puntos de recarga. Por eso, son necesarios caminos intermedios que permitan mejorar las prestaciones del motor térmico o de combustión interna.

    El motor eléctrico asiste al motor de combustión en las aceleraciones

    Dichos caminos se resumen en la tecnología híbrida y sus diversas variantes. Una de ellas es EQ Boost, creada por Mercedes para su oferta de coches híbridos y que guarda relación directa con la gama EQ de la marca de la estrella, esta sí, eléctrica 100%.

    Qué es el sistema EQ Boost

    Como hemos avanzado al inicio de este artículo, la tecnología EQ Boost es un sistema de hibridación ligera que cuenta con su propia red eléctrica, así como varios componentes específicos. Gracias a ello, es capaz de reducir el consumo de combustible, así como la emisión de partículas contaminantes.

    Mercedes ha desarrollado este sistema tanto para motores diésel como gasolina, que siguen siendo la fuente principal de propulsión. El sistema EQ Boost incorpora un motor eléctrico de 48 voltios (V) que sustituye al alternador y al motor de arranque tradicional de los vehículos de motor térmico.

    El Mercedes GLE es uno de los modelos que incorpora EQ Boost.

    En ellos, la red eléctrica es de 12V y tiene como función principal suministrar energía a elementos básicos como el alumbrado o los elevalunas eléctricos. Gracias a este motor eléctrico de 48V, el número de componentes que la red de 12V debe alimentar es menor.

    Así funciona EQ Boost

    El sistema está formado por un motor eléctrico, como ya hemos anticipado, pero también una batería de 48V y un convertidor de corriente continua que permite suministrar energía a la red eléctrica de 12V.

    Dicho motor eléctrico asiste al motor de combustión en las aceleraciones, incrementando con ello la potencia y permitiendo reducir el consumo y las emisiones. Pero su intervención no acaba ahí, pues también hace las veces de alternador y motor de arranque.

    El EQ Boost, explicado en vídeo.

    La batería, a su vez, dispone de un sistema de frenada regenerativa que recarga la misma y hace innecesaria la conexión del vehículo a un enchufe para realizar dicha tarea. Todo esto está automatizado y controlado por la electrónica del vehículo, lo que hace que la eficiencia siempre sea máxima y el conductor no tenga que preocuparse de nada.

    Por tanto, la energía almacenada en la batería se utiliza para los siguientes cometidos:

    • Suministrar energía al motor eléctrico: este asiste en las aceleraciones con 14 CV de potencia y 150 Nm de par adicional. Una nueva versión de esta tecnología en motores de cuatro cilindros eleva la potencia a 20 CV y el par hasta los 200 Nm. En los modelos equipados con motores de seis cilindros y tecnología EQ Power, la potencia generada es de 22 CV y 250 Nm de par.
    • Alimentar componentes con un elevado consumo eléctrico: la dirección asistida, el climatizador o los sensores del ABS son ejemplos de ello. También mejora el rendimiento del sistema Start & Stop y desconecta el motor térmico en las deceleraciones prolongadas o llo que se conoce como conducción a vela.

    Ventajas del sistema EQ Boost

    Dicho todo lo anterior, podemos determinar que las principales ventajas del sistema de hibridación ligera EQ Boost de mercedes son las siguientes:

    • Menos consumo de combustible: con la asistencia de la batería de 48V, el motor térmico funciona durante menos tiempo, evitando así gastar combustible cuando no sea estrictamente necesario.
    • Menos emisiones contaminantes: cuando el motor de combustión está apagado, no se produce emisión alguna a la atmósfera.
    • Mejora de rendimiento: el motor eléctrico asiste al propulsor de combustión en aceleraciones intensas, por ejemplo, a la hora de realizar un adelantamiento o para una incorporación, incrementando el rendimiento del conjunto.
    • Elimina el retraso del turbo: alimenta un compresor auxiliar eléctrico al turbocompresor impulsado por los gases de escape o directamente al motor.
    • Menos componentes mecánicos: al prescindir del alternador y el motor de arranque tradicionales, se reduce el riesgo de sufrir averías en estos elementos, así como su mantenimiento y/o sustitución. Por ejemplo, elimina todas las poleas y correas del motor, propiciando un tamaño más compacto y eliminando las pérdidas de potencia auxiliar
    • Etiqueta ECO de la DGT: los modelos que disponen de la tecnología Mercedes EQ Power tienen asignada esta etiqueta, pudiendo acceder al centro de las ciudades incluso con protocolos anticontaminación activos.

    Actualmente, estas ventajas pueden ser disfrutadas en siete gamas de la marca de Stuttgart: Mercedes Clase C, Clase E, Clase S, CLS, GLC, GLE y GLS. En ellas, existen más de 40 modelos con dicha tecnología.