¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    ¿Qué son las RPM en el motor de un coche?

    David Plaza
    David Plaza
    3 min. lectura
    El cuadro de mandos del coche nos indica las RPM del motor.

    Las RPM de un motor son las revoluciones por minuto a las que giran los elementos de dicho motor. Se trata de una medida que determina la velocidad angular y que resulta vital para el rendimiento de un vehículo.

    También pueden llamarse de otros modos: régimen de giro o vueltas. Una revolución marca un giro completo del cigüeñal, durante el cual los pistones bajan y suben en el interior del cilindro. Por tanto, el número de revoluciones por minuto indican el número de giros completos que este elemento del motor ha realizado en este tiempo.

    La influencia de las RPM en los automóviles

    Como hemos anticipado, el número de revoluciones de un motor tiene una influencia directa en el rendimiento de un motor.

    Esto se debe a que, dependiendo del régimen de giro del motor, el cambio de marchas deberá estar situado en una relación u otra. Esto influye no sólo en la velocidad del vehículo, sino también en la potencia disponible o en la capacidad de recuperación desde una marcha larga.

    Cada motor cuenta con un rango de revoluciones óptimo en el que ofrece su mejor rendimiento. El conductor, si se trata de un cambio manual, debe intentar mantener el vehículo en ese rango en todo momento adaptando la marcha a las circunstancias.

    Las RPM óptimas dependen del tipo de motor. Es por eso que en los coches diésel el rango de revoluciones óptimo oscila entre las 1500 y las 3000 revoluciones por minuto. En cambio, en los coches de gasolina, dicho régimen de giro es algo más alto, entre las 2000 y las 4000 rpm.

    Los coches de altas prestaciones funcionan mejor a RPM más altas.

    Esto lo podemos controlar a través del cuadro de mandos del motor, que nos indica las RPM a las que gira el motor en todo momento.

    ¿Y qué ocurre con los coches eléctricos? Estos no utilizan un motor de combustión, sino un motor eléctrico que entrega la potencia desde 0 RPM y cuenta con un régimen de giro mucho más amplio, por lo que no necesita una transmisión con varias marchas que adecuen estas a las circunstancias. En este caso, al ser la entrega de potencia muy elástica y lineal, el conductor sólo tiene que acelerar y frenar sin preocuparse de las revoluciones por minuto del motor eléctrico.