Técnica F1 Análisis técnico del Red Bull RB13: Newey esconde algo

  • El genio británico nos ha presentado un monoplaza lleno de soluciones típicas de su modo de entender la aerodinámica.
  • Sin embargo, el Red Bull RB13 también esconde cosas, como la función de su abertura en el morro o el desarrollo que se intuye inacabado en la zona media del chasis.


Se esperaba con enorme expectación el nuevo Red Bull RB13 de Adrian Newey y su equipo de trabajo, pero lo que vimos tras la presentación nos dejó bastante decepcionados. Eso no significa que Red Bull esté en apuros en este inicio de temporada, sino más bien que el equipo anglo-austriaco ha decidido esconder muchas de sus cartas antes del inicio de los test de pretemporada.

A pesar de todo, el RB13 sigue teniendo muchos aspectos dignos de mención como corresponde a un monoplaza diseñado por un equipo que lleva muchos años demostrando estar a la vanguardia de la aerodinámica, especialmente cuando se produce un cambio de reglamento.

Morro único

Lo primero que llama la atención en el monoplaza es el morro (1), que no se parece a ninguno de los vistos con anterioridad al llevar en su punta una toma de aire de considerable tamaño. Desconocemos si se trata de una toma de refrigeración o de si cumple una función similar a la del S-Duct (3), pero en cualquier caso es algo que nadie más tiene en la parrilla.


Ya en el alerón delantero, destacar el borde de fuga del endplate (2), que es abierto y deja escapar el aire junto a los flaps secundarios, solución muy característica de Red Bull que ya ha sido utilizada en el pasado.

Merece la pena detenerse también en los conductos de freno (12), que presentan un diseño sofisticado y voluminoso para complementar la tuerca sopladora, así como los soportes de las cámaras de televisión (13), que cuentan con dos orificios aerodinámicos.


En lo que respecta al S-Duct, podemos ver los orificios de entrada y salida (flechas rojas), pero también podemos observar un orificio más (flecha azul) que no es probable que conecte con dicho S-Duct. También es destacable el modo que Red Bull ha elegido para ubicar los tubos pitot (4) de un modo radicalmente minimalista.

Zona media en desarrollo

Si algo escenifica a la perfección que el RB13 tiene aún mucho por mostrar, sin duda es la zona media del monoplaza. Los bargeboards (5) son bastante más simples que los de sus rivales, aunque son dobles y conectan con la curva exterior del suelo del coche.


En los deflectores laterales (6) se produce un efecto curioso, pues Red Bull ha proporcionado dos imágenes de estudio y el diseño varía en cada una de ellas. Dicho deflector es también relativamente sencillo, adoptando una línea vertical ondulada y abrazando al pontón horizontalmente, pero sin llegar hasta las inmediaciones del cockpit. La diferencia estriba en que, en el monoplaza marcado con el 33 de Max Verstappen, el aletín que sale del pontón a media altura no llega a conectar con el deflector, mientras que en el coche de Daniel Ricciardo sí lo hace.


El pontón (7) adopta la ya típica forma minimalista gracias a la menor exigencia de refrigeración de los propulsores de este año, algo que también se ve reflejado en la toma de aire (8) superior del mismo.


Más abajo, en la zona del suelo, vemos una interesante hendidura (9) detrás del deflector lateral que dista de los bordes curvados vistos en otros monoplazas. El RB13 de estudio también cuenta con los tradicionales direccionadores y agujeros junto al neumático trasero que tienen como misión minimizar las turbulencias generadas por el mismo.

Botella de coca cola

Si algo destaca en los monoplazas de Adrian Newey es el diseño de la carrocería en la parte final del monoplaza: lo que se suele denominar ‘botella de coca cola’. Y el RB13 no iba a ser menos teniendo en cuenta que los motores híbridos de cuarta generación son cada día más eficientes y fiables, permitiendo al genio británico ceñir la carrocería al máximo y dejar un enorme hueco (11) sobre el que dejar circular una considerable cantidad de flujo aerodinámico en dirección al alerón trasero y, sobre todo, la parte superior del difusor. Finalmente queda destacar la aleta de tiburón, que en este caso no presenta ningún tipo de variante como la del Ferrari SF70-H o el Toro Rosso STR12, así como los sofisticados conductos de refrigeración de los frenos traseros (14) que son aprovechados como elementos aerodinámicos.


El Red Bull RB13 cuenta con el trazo siempre elegante y audaz de Adrian Newey, pero también evidencia que quedan muchas cosas por llegar en partes tan trabajadas por otros equipos como las inmediaciones del cockpit o los pontones. Con el comienzo de los test empezaremos a ver variaciones y será momento de ver qué filosofía adopta cada equipo y, en especial, el señalado por todos como máximo rival de Mercedes: Red Bull.

Fotos: Red Bull Content Pool

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×