¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    ¿Economía de guerra en la F1? 60% del coche congelado y nuevo reglamento en 2023

    El tan esperado nuevo reglamento va a hacerse de rogar.formula1.com

    La pandemia de coronavirus está obligando a la Fórmula 1 a actuar sobre la marcha y el aplazamiento del nuevo reglamento a 2022 sólo el principio.

    Los equipos discuten si conviene congelar el coche de este año hasta 2022 y aplazar así la inversión necesaria para hacer frente a un diseño completamente nuevo.

    La Fórmula 1 y la FIA han confirmado recientemente varias medidas para combatir el descalabro económico que va a suponer la pandemia global de coronavirus que estamos sufriendo en la actualidad.

    El calendario de este año quedará reducido en cuatro carreras como mínimo y los ingresos de los equipos y sus patrocinadores menguarán en consecuencia, por lo que la que iba a ser la temporada más cara de la historia ha acabado siendo la de una transición hacia una economía de guerra en la Fórmula 1.

    Con la contención de costes en mente, se ha aprobado el uso del monocasco de este año para el siguiente y aún se discuten más medidas relacionadas con este asunto, tal y como ha confirmado Christian Horner a BBC.

    «Lo fundamental es eliminar la necesidad de gastar para ser competitivos»

    «Lo fundamental es eliminar la necesidad de gastar para ser competitivos», explica el director de Red Bull. «Por tanto, congelar piezas del coche. El monocasco ya está acordado, estamos analizando la suspensión delantera, los montantes, las ruedas, todas las partes asociadas a eso, las piezas internas de la caja de cambios... Probablemente el 60% del coche quedará congelado para este año y el próximo».

    Además de reducir al mínimo el desarrollo del coche de 2021, se están valorando dos alternativas más: aumentar aún más el periodo de cierre obligatorio de los equipos de F1 y mantener el actual reglamento y las piezas congeladas también en 2022.

    «También estamos hablando de retrasar un año más el nuevo reglamento, porque en mi opinión sería totalmente irresponsable asumir la carga de costes de desarrollo en 2021», explica Horner. «Parece haber un acuerdo razonable, pero debe ser ratificado por la FIA para su introducción en la temporada 2023».

    Ferrari ha declarado recientemente que congelar el actual monoplaza no será positivo para sus aspiraciones deportivas, pero la situación económica es delicada y la estabilidad se valora mucho en estos momentos. «Lo que más necesitamos ahora es estabilidad. Porque lo único que sabemos es que cada vez que introduces un cambio, introduces el coste, y la estabilidad en este momento y congelar la mayor cantidad posible del coche es la forma más responsable de reducir esos costes».

    Por tanto, el revolucionario reglamento técnico de 2021 ahora cuenta con pocas opciones de entrar en vigor antes de 2023 y el límite presupuestario también contribuirá a contener malas tentaciones, pues desde el año que viene no se podrán gastar más de 175 millones de dólares, aunque sin contar con importantes partidas como el sueldo de los pilotos o la factura de los motores.

    «Hay una discusión positiva y saludable entre todos los equipos para ser responsables. Y no se trata únicamente del límite, que es un techo», apunta Horner. «Es casi secundario en lo que a mí respecta, estás reduciendo el coste para poder competir. Con, digamos, el 60% del chasis congelado durante los próximos 18 meses, eso tendrá un efecto dramático en la reducción de los costes operativos, ya sea para Red Bull o Williams».

    Fuente: BBC / Fotos: Red Bull Content Pool