¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Horner: "Con los motores pasaron cosas que no se vieron..."

El jefe de Red Bull asegura que en el rechazo de los fabricantes a darle a su equipo un motor competitivo hubo mucha más historia que la que conocimos. Horner habla de miedo por parte de sus rivales, de cambiar el reglamento para evitar un duopolio de Mercedes y Ferrari, y culpa a Toto Wolff de romper un acuerdo verbal.

Foto: Red Bull

Queda poco para que el Red Bull salga a pista, para disputar la pretemporada 2016, con un motor Renault denominado TAG Heuer. Así terminó el culebrón que supuso su búsqueda de una unidad de potencia competitiva, y en el que pasaron más cosas de las que salieron a la luz, según Christian Horner. El director de la escudería de las bebidas energéticas habló para Motorsport sobre lo ocurrido, y no se mostró sorprendido por el rechazo: "Creo que hubo mucho más de lo que pareció a simple vista. En verano hubo un montón de discusiones. Hubo acuerdos entre personas que más tarde renegaron, y una gran cantidad de políticas puestas en juego. Si eres un equipo competitivo, entonces hay un conflicto evidente entre ese equipo y un suministrador de motores".

Horner comprende que, en una Fórmula 1 donde el motor es vital, los dos equipos más poderosos no quisieran compartir su potencial con un rival: "Los motores son el mayor diferenciador en la Fórmula 1 actual: hace olvidar en parte a los pilotos y al chasis. Puedes entender por qué Ferrari y Mercedes no tenían especial interés en dar su mayor activo a un rival competitivo. Intentaron ponerlo muy difícil". No se corta al hablar de miedo de las dos grandes firmas: "Nuestro rendimiento en Spa, en el sector medio, pareció asustar a algunas personas cuando negociamos con Mercedes, y el de Singapur pareció asustar totalmente a Ferrari. Así que sí, podríamos decir que somos víctimas de nuestro propio éxito, pero hay que seguir luchando y llegarán soluciones".

Desde el equipo tetracampeón proponen cambiar la normativa: "Tal vez las reglas deban revisarse. No puede ser justo que un grupo de fabricantes pueda reunirse y decir que están felices de ver a Red Bull contra la pared". Cree que los máximos organismos deben entrar en juego: "Primero nos ofrecieron unidades de potencia de más de 30 millones de euros, luego no estaban disponibles y luego había mucha diferencia entre la mejor y la peor. Eso no hace más emocionante la carrera. Por eso la FIA y la FOM tienen que llegar a una disposición de motor más asequible y menos técnico".

Por último, Horner señala a Toto Wolff como el principal culpable de que su coche no lleve propulsor Mercedes: "Mateschitz estuvo involucrado en las negociaciones, y creía tener un acuerdo tras su apretón de manos con Lauda. Él siempre ha dirigido así su negocio y su vida. He estado en esto el tiempo suficiente como para no estar sorprendido, ya que es un negocio muy competitivo. Lauda hizo que fuera más difícil y Toto se encargó de que el Red Bull no llevara un motor Mercedes en su parte trasera".

Fuente: Motorsport

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto