Así evitará la FIA que los motores ganen potencia quemando aceite

  • Charlie Whiting ha explicado la normativa puesta en marcha para evitar que algunos fabricantes utilicen el lubricante del motor para ganar potencia.
  • Red Bull ha expresado su preocupación con respecto a Mercedes y Ferrari, pero la FIA considera suficientes las medidas adoptadas.

El famoso 'botón mágico' de Mercedes y Ferrari se basa, al menos en parte, en el aprovechamiento del aceite del motor para ganar potencia en determinados momentos. Para evitar este tipo de artimañas, tanto en clasificación, como en carrera, la FIA introdujo en el Gran Premio de Italia de 2017 un límite de consumo de aceite fijado en 0,9 litros por cada 100 kilómetros.

Pero, de cara a la nueva temporada, el consumo máximo ha sido reducido un poco más, siendo finalmente fijado en los 0,6 litros por cada 100 kilómetros, a pesar de que equipos como McLaren han pedido que no se permita ningún tipo de quema de lubricante, pues sólo se produce si se utiliza para mejorar el rendimiento.

Otros como Red Bull también han expresado sus dudas acerca de la eficiencia de la nueva normativa, pero Charlie Whiting, responsable técnico de la FIA y director de carrera en los Grandes Premios, ha expresado su confianza acerca de las medidas adoptadas. “El año pasado acotamos la situación todo lo posible, principalmente a través de las especificaciones del lubricante. No sólo se quemaba un poco de aceite, sino que se colocaban partículas que mejoraban la combustión porque no había una especificación real. Ahora sí la hay. Actualmente sólo se pueden utilizar lubricantes aprobados, por lo que nos proporcionan una muestra tal y como hacen con el combustible. Debe ser el aprobado y sólo pueden utilizar ese”, comentó en declaraciones a Autosport.  

Los Ferrari expulsan los fluidos sobrantes por la parte inferior de la estructura de impacto trasera, ya que este año no se permite hacerlo en la toma de admisión del motor.

Una única especificación de lubricante controlada por la FIA, la obligación de llevar los respiraderos de fluidos a la parte trasera del monoplaza y el límite de consumo de aceite son soluciones que, en opinión de Charlie Whiting, deben bastar para controlar la situación. “Hemos endurecido la normativa de los motores con el artículo 5 del reglamento técnico y también hemos prohibido que los respiraderos puedan verterse a la toma de admisión, que era el principal problema. Y les hemos dicho que no pueden utilizar más de 0,6 litros por cada 100 kilómetros. Creo que todas estas cosas combinadas lograrán su objetivo”, aseguró el británico.

Hemos hecho que se homologuen sensores de aceite en los depósitos principales, pero también en los auxiliares

Pero, ¿qué ocurrirá durante las sesiones de clasificación, cuando los monoplazas realizan tandas muy cortas de únicamente tres o cuatro vueltas? Charlie Whiting cree que con los sensores homologados, que controlan todos los depósitos de aceite, se podrá detectar cualquier anomalía. “La laguna del reglamento de la que se ha hablado hace referencia a cómo controlar cuánto aceite se ha utilizado durante la clasificación. Tienes una pequeña cantidad de vueltas, por lo que si miras el porcentaje, puedes detectar las pequeñas cantidades utilizadas, es un reto. Por ello hemos hecho que se homologuen sensores de aceite en los depósitos principales, pero también en los auxiliares”, señaló.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto