¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

GP Estados UnidosRed Bull y Sauber, efemérides agridulces

Red Bull celebraba en Estados Unidos su gran premio número 200 en Fórmula 1 y Sauber el 400. Ambos equipos metieron a uno de sus pilotos en los puntos y vieron cómo el otro abandonaba. Celebración agridulce, especialmente para los de Milton Keynes, donde Ricciardo recogió en la última vuelta el décimo puesto.

Foto: Sauber

Además de Mercedes, que llegaba como recién proclamada campeona del mundo y con la fiesta preparada para que Lewis Hamilton completara su tricampeonato, otras dos escuderías estaban de celebración en el Gran Premio de Estados Unidos: Red Bull, que celebraba sus 200 grandes premios en Fórmula 1, y Sauber, que festejaba sus 400. Ambos equipos esperaban un gran premio positivo, Red Bull intentando conseguir su cuarto podio de la temporada, y Sauber metiendo a sus dos pilotos en los puntos, algo que no ocurre desde la tercera prueba de 2015, en China. Ninguna de las dos escuadras cumplió su objetivo, y el sabor de la efeméride fue agridulce.

El balance fue especialmente contradictorio para Red Bull. Ocupaban la segunda línea de parrilla, y en la salida superaron a Nico Rosberg, llegando a presionar el liderato de Lewis Hamilton, incluso a arrebatárselo. Fueron muy competitivos, y Ricciardo llegó a liderar la carrera durante siete vueltas, algo que no había logrado ninguno de los pilotos del equipo de Milton Keynes en lo que llevamos de temporada. Sin embargo, Kvyat tuvo un accidente que le hizo abandonar, y su compañero solo pudo ser décimo y rescatar un punto que logró gracias a adelantar al debilitado McLaren de Alonso en la última vuelta. Desde el equipo de las bebidas energéticas tienen claro lo que ocurrió: rindieron mientras la pista estaba para neumáticos de lluvia.

Foto: Red Bull

Ricciardo sintió que volvía 2014: "El comienzo fue muy divertido entre ambos Mercedes y los dos Red Bull. Disfruté viendo que no se alejaban. Éramos bastante rápidos en el liderato y sentí volver los viejos tiempos. Pero no duró mucho, y cuando pusimos los slicks no tuvimos ritmo. No podíamos calentar bien los neumáticos y luchamos contra los frenos". Kvyat, por su parte, señala a la misma dirección: "Las primeras vueltas fueron geniales, con combates muy agradables, pero luego la pista se secó. Con esas condiciones éramos un blanco fácil para todo el mundo, y fue muy frustrante. No fuimos capaces de ser competitivos en seco así que tendremos que revisar eso".

En el lado de Sauber, consiguieron sumar los dos puntos que dio el 9º puesto de Felipe Nasr. El brasileño tuvo un roce al inicio de la carrera, cambió el morro y montó neumáticos de seco antes de la cuenta. Luego pudo remediarlo y puntuó por sexta vez en la temporada: "Ha sido una carrera llena de acontecimientos. Al menos anoté dos puntos en nuestro gp número 400. Puse muy pronto slicks y tuve que cambiarlos a la siguiente vuelta. Ahí comenzó mi carrera. Al final pude ganar posiciones por gestionar los neumáticos mejor que mis rivales y terminé en los puntos". Ericsson tuvo que abandonar por avería: "Fue un buen comienzo, pero tuve que esquivar a un piloto girado, y al salir por fuera de la pista perdí posiciones. Luego entré en ritmo y adelanté a varios coches. El ritmo con intermedios fue bueno, mejor que luego con los blandos. Finalmente tuve que parar el coche, y fue una gran decepción, podía puntuar"

No será el gran premio que más recuerden ni Red Bull, ni Sauber.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto