Un accidente mortal en un Tesla Model X reactiva las sospechas sobre Autopilot

A pocos días de haberse producido la primera víctima mortal en un accidente con un coche autónomo (en pruebas), vuelven a caer sospechas sobre Tesla tras la muerte de un conductor en California el viernes. Su Model X chocó contra una barrera fija de hormigón y se incendió.

El pasado viernes 23 de marzo tuvo lugar un aparatoso accidente cerca de Mountain View (California, EEUU). Un Tesla Model X, conducido por un hombre cuyo nombre no ha trascendido, colisionó contra una barrera de hormigón y recibió impactos de otros vehículos. Además del golpe en sí, las baterías del SUV eléctrico se empezaron a incendiar.

Todavía no se ha podido determinar si el coche estaba en ese momento con el sistema de conducción semiautónoma Autopilot o no, dados los daños que presenta el coche. La parte delantera estaba arrancada de cuajo y bastante insólito fue que el conductor sobreviviese al impacto. Falleció en el hospital a causa de sus heridas.

Autopilot fue reprogramado para evitar que los conductores "pasasen" del volante en modo semiautónomo, les obliga a ir pendientes

Según Tesla, desde que funciona Autopilot (2015) se han hecho 85.000 trayectos en el mismo tramo de autovía. Cada día, 200 Tesla recorren esa zona con Autopilot encendido. Dado que este sistema utiliza una red neuronal de aprendizaje (los coches generan conocimiento de la zona y lo trasladan a sus congéneres) existen serias dudas de que el sistema haya sido responsable. No se había producido ningún accidente antes con dicho sistema en esa zona.

La Junta Nacional de Seguridad del Transporte o NTSB -por sus siglas en inglés- declaró ayer que iniciará una investigación, destinando dos hombres a la toma de datos. Su función será no solamente determinar si hubo algún fallo, sino si el vehículo permite escapar del mismo antes de que se incendie.

Las baterías de Tesla están diseñadas para que, en caso de incendio, este no sea rápido y los ocupantes tengan tiempo para salir del coche y ponerse a salvo. Esto quedó empíricamente comprobado cuando varios Model S salieron ardiendo al recibir las baterías impactos de objetos que estaban sobre el firme y que fueron succionados. Los ocupantes tuvieron tiempo de salir y no resultaron heridos.

Recordemos que, a consecuencia de esos incidentes, Tesla reaccionó protegiendo más los bajos y elevando ligeramente la altura de la suspensión en su modo de "crucero" en autovía. Dada la severidad de este golpe, muchos vehículos convencionales podrían haber salido ardiendo. Tesla argumenta que la probabilidad de incendio es cinco veces menor en sus coches.

Hay otro aspecto del accidente que no conviene pasar por alto, y es que antes de la barrera dura que separa los carriles, se encontraba previamente una barrera metálica de contención, diseñada para amortiguar la velocidad de impacto antes de la zona indeformable. El día antes del accidente se encontraba retirada o no se había reemplazado por accidente previo. Alguien tendrá que asumir responsabilidades por ello.

Si las baterías de un Tesla son gravemente dañadas, es que el habitáculo también lo ha sido

La imagen superior, publicada en Teslarati, demuestra cómo la barrera existir, existía (de acuerdo a las imágenes de Google Maps), pero que el día anterior no estaba (de acuerdo a una grabación de salpicadero). Existe una diferencia abismal entre frenar contra una barrera metálica colapsable y una de hormigón.

Tampoco hay que perder de vista otro detalle, el Model X es uno de los coches más seguros en el mercado estadounidense, con cinco estrellas de la NHTSA y 12 airbags. El año pasado la NHTSA afirmó que era el SUV más seguro que habían probado. Por lo tanto, no parece a priori que el conductor hubiese salido mejor parado yendo en otro modelo de coche.

Este y otros problemas, relacionados con la producción del Model 3 -no se fabrican 2.500 coches a la semana, sino menos de 1.000- y los próximos vencimientos de deuda de Tesla, ha hecho que pierda en la bolsa de Nueva York todo lo ganado en las últimas 52 semanas (un año completo), cerca de los 250 dólares. El máximo valor de Tesla se registró el 18 de septiembre, 389,61 dólares.

Tesla llegó a valer más que Ford y que General Motors (por separado)

El bajón en la cotización es una buena oportunidad para tomar posiciones en un valor con expectativas de crecimiento, dicen analistas como Adam Jonas (Morgan Stanley). Tesla puede volver fácilmente a valores superiores a los 300 dólares por título. Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras, aviso. Como contrapunto, Moody's califica a Tesla como BBB-, bono basura.

Pasarán probablemente meses hasta que el NTSB publique el informe completo de la investigación. En una ocasión anterior, Tesla fue exonerada del primer accidente mortal con Autopilot activado, cuando el Model S de Joshua Brown colisionó contra el remolque de un camión mientras el conductor estaba viendo una película. Autopilot se diseñó para circular por autovía, no para vías con intersecciones al mismo nivel.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto