¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Alpine afirma que su programa en el WEC 2022 es un acto de «compromiso»

    Alpine afirma que su programa en el WEC 2022 es un acto de «compromiso»
    Alpine es consciente del poco sentido que tiene a nivel deportivo mantener su LMP1 en el WEC.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    Philippe Sinault, jefe de Signatech, considera que el proyecto de Alpine en el WEC vivirá otro año de «compromiso» en 2022.

    Alpine se ha mantenido en el WEC con un LMP1 por distintas razones, pero es difícil que pueda lograr éxitos deportivos frente a los LMH.

    Alpine fue poco más que espectador de lujo de los éxitos del Toyota GR010 Hybrid en su año de debut en el WEC. La primera temporada de la era hypercar ha tenido a Toyota Gazoo Racing como gran protagonista, con el LMP1 de Alpine ofreciendo entre poca y nada resistencia. Pese al buen hacer de Signatech en la gestión del proyecto, el Alpine A480, otrora Rebellion R13, no ha podido hacer nada contra el poderío del LMH japonés. En Alpine lo saben y reconocen que su presencia en la temporada 2022 del WEC es más bien un compromiso, tanto con la serie como a nivel comercial. Y es que, a nivel deportivo, la llegada de Peugeot todavía hace más compleja la situación para el equipo Alpine Endurance Team.

    Con la oposición de Toyota y Peugeot, la presencia de Glickenhaus y el teórico debut del LMH de ByKolles, las opciones de Alpine de estar en primera plana se reducen. De hecho, subir al podio, hasta ahora tarea 'sencilla' con los dos Toyota GR010 Hybrid por delante, también va a ser muy difícil de completar. El propio Philippe Sinault, jefe de Signatech, así lo reconoce: «Sabíamos de esta situación desde el inicio del proyecto. Este año pasado y la temporada que empieza son años de compromiso. Tenemos que aceptarlo y prepararnos para 2024. No es la mejor situación, pero tampoco estamos molestos con eso. Tenemos que jugar con las reglas que ya sabíamos y las herramientas que tenemos en 2022. Vamos a hacerlo lo mejor que podamos»".

    El problema para Alpine no es un 'BoP' que no sea del todo justo, ya que ACO necesita que sus nuevos LMH sean los que acumulen las victorias, es que a nivel técnico el LMP1 de Alpine ni siquiera puede dar el soporte para 'construir' cierta igualdad con este 'BoP'. El chasis ORECA del LMP1 de Alpine no puede albergar un tanque de combustible lo suficientemente grande como para igualar la duración de los stint del coche de Toyota. Esto provoca que Alpine tenga que hacer una parada más en boxes en carreras de 6 u 8 horas que su rival, situación que no se ha podido solucionar con la nueva versión del tanque de combustible y la optimización del consumo que se utilizó en Le Mans.

    Fotos: Alpine Endurance Team