El auge de los SUV se mantiene, en detrimento de los segmentos tradicionales

Los SUV siguen aumentando su cuota de mercado en detrimento de los segmentos más tradicionales. Las ventas en Europa de este tipo de vehículos junto a las grandes pick-ups continúan en ascenso. La tendencia es similar a la ya vista en otros mercados como Estados Unidos y Canadá. Durante el pasado año se matricularon en Europa aproximadamente 4,6 millones de SUV, lo que equivale al 29% al total del mercado.

Las ventas de SUV en Europa siguen creciendo

El auge de los SUV en Europa es imparable. En 2017 se matricularon unos 4,6 millones de unidades.

Otro año más de crecimiento en la industria automotriz europea. Las matriculaciones de coches nuevos crecieronel 3% confirmando la tendencia positiva que se inició en 2014 justo después de los peores años de recesión la recesión que ha azotado a Europa. El mercado se ha visto favorecido por un ambiente de estabilidad en los indicadores económicos y por supuesto por una oferta cada vez más completa. El consumidor europeo cuenta hoy con una gama de vehículos muy variada y competitiva que además de impulsar las ventas, está haciendo cambiar el aspecto del mercado.

Europa está siguiendo la misma tendencia ya vista en Estados Unidos, en donde las preferencias del consumidor están transformando el mercado. A una velocidad menor pero igualmente firmes, los SUVs prosiguen en su afán por dominar el mercado de los coches en Europa. Mientras que este tipo de vehículos, junto a las grandes pickups, controlan ya más de la mitad de las ventas de coches nuevos en Estados Unidos y Canadá, en nuestro continente vemos un mercado de SUV más joven y con mayor potencial de crecimiento.

Según información de Automotive News Europe, el año pasado se matricularon aproximadamente 4,6 millones de SUVs, que equivalieron al 29% del total del mercado. Aunque dista mucho de las cifras registradas en el mercado de Norteamérica, la buena noticia para los fabricantes es que este segmento sigue en plena expansión y presenta tasas de crecimiento muy sólidas. El volumen de matriculaciones de este tipo de vehículos creció el 17% respecto a 2016, muy por encima del promedio del mercado. Esto significa no solo una cuota de mercado mucho mayor, sino también menor protagonismo por parte de los segmentos considerados tradicionales en Europa.

Peugeot 3008

El Peugeot 3008 fue el C-SUV más vendido en Europa en 2017.

A pesar de que es un fenómeno que ya lleva varios años, es evidente que se mantienen las mismas razones para el fuerte apetito por los SUV. Posición elevada de conducción, diseño más agresivo que el de los coches tradicionales, además de mayores funcionalidades y capacidades. Sin embargo, la demanda también se ha visto impulsada por una oferta cada vez más rica que se ha dividido en cuatro subsegmentos: low-cost, generalistas, premium y de súper lujo. En los últimos dos años el mercado de los SUV ha visto entrar en el juego a marcas tan diversas como SEAT, Dacia, Infiniti y más recientemente Lamborghini, Maserati o Bentley.

De igual forma el segmento se ha ampliado considerablemente hacia abajo, con los llamados B-SUV, o aquellos pequeños generalmente basados en los modelos utilitarios de cada casa. La oferta de los B-SUV pasó de unos cuantos modelos franceses, alemanes y japoneses a un grupo numeroso que incluye a casi todos los fabricantes del mundo. En 2017, uno de cada diez coches matriculados en Europa fue un B-SUV, registrando un aumento porcentual del 19% con respecto al año anterior. No obstante, a pesar de este fuerte crecimiento, los europeos siguen prefiriendo los C-SUV, que fueron los más populares dentro del segmento con un récord de 1,9 millones de unidades (+16%). Aquí la oferta resulta aún más rica debido a que las marcas premium tienen una abultada presencia.

Pero ahí no termina el universo SUV. La demanda de los medianos, también llamados D-SUV, creció aún más rápido con un 27% más, pasando de las 604.000 unidades en 2016 a los 768.000 ejemplares en el año que se acaba de cerrar. Este segmento, dominado en su mayoría por las marcas premium, vio como creció su oferta con la llegada de los Skoda Kodiaq, Peugeot 5008 y Renault Koleos. Por su parte los SUV más grandes y costosos (E-SUV) registraron una caída del 7% con 278.000 unidades. La caída se atribuye a la falta de motorizaciones alternativas, híbridos principalmente, muy buscadas en los segmentos superiores.

Toyota C-HR

El Toyota C-HR también fue otro de los SUV más vendidos en Europa durante el pasado año.

Todos estos cambios a favor de los SUV también tienen un efecto en el resto de segmentos. Además de la caída espectacular en la demanda de los monovolúmenes, el consumidor en Europa ya no es tan entusiasta respecto de las berlinas medias, los compactos y los urbanos. Todos estos segmentos registraron caídas en 2017, impactados negativamente por la invasión de los SUV. De hecho el segmento de los compactos, uno de los más grandes en la historia del mercado europeo, ya no crece y su cuota de mercado se ha quedado estancada desde hace unos años en torno al 20%. Mientras que las matriculaciones de los subcompactos crecieron en solo 30.000 unidades (+1%), los compactos vieron caer sus volúmenes en un 3%, o lo que es lo mismo: casi 3 millones de unidades. Ambos segmentos mantienen sus tamaños por la renovación constante de los modelos ya existentes, pero son pocos los casos de nuevos modelos lanzados en los últimos años.

La situación más grave la viven los monovolúmenes. El que fuera el segmento que lideró el crecimiento a finales de los años 90 y principios de este siglo, presenta ahora los peores resultados. En 2017 sus matriculaciones cayeron el 11%, pasando de casi 1,4 millones de unidades a 1,2 millones, y por lo tanto perdiendo dos posiciones en el ranking por segmento. En 2016, los monovolúmenes fueron el cuarto segmento más vendido detrás de los SUV, los utilitarios y los compactos. Un año más tarde, su estrepitosa caída los ha llevado a ocupar el sexto puesto detrás de las berlinas medias y los urbanos. Además ningún segmento de monovolúmenes se ha salvado, registrando caídas en los tres tipos que hay: pequeños (-19%), compactos (-6%) y grandes (-11%). ¿El motivo? Ya no son atractivos para el consumidor y los atributos que los hacían diferentes quedan suplidos, en parte, por los SUV.

El auge de los crossover no es un fenómeno transitorio ni mucho menos una moda pasajera. Estos vehículos han llegado para quedarse y han demostrado ser capaces de atraer a más clientes a pesar de ser más costosos que los coches tradicionales. Los SUV evolucionan hasta el punto de representar la única fuente de ventas e ingresos para muchos fabricantes. El que no se hace parte del fenómeno no tiene mucho potencial de crecimiento, y esto se confirma con las intenciones de Ferrari de entrar en el juego. Las perspectivas son muy positivas sobre todo ahora que el Grupo Volkswagen, el mayor de Europa, ha decidido entrar con el pie derecho ofreciendo una cantidad considerable de SUVs. A ellos se les suma Hyundai y Kia con sus superventas, al igual que los franceses que ya han demostrado ser un éxito. Europa parece entonces encaminarse en la misma dirección que el mercado norteamericano. SUV y más SUV.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×