Por qué Elon Musk miente cuando asegura que Ford no logrará salir de otra recesión

Según unas recientes declaraciones de Elon Musk, Ford Motor Company no será capaz de sortear otra gran recesión económica como la anterior. ¿Acaso Musk sabe algo que nosotros desconocemos?, ¿está Ford en peligro? o ¿estamos ante otra simple machada del caprichoso multimillonario?.

La gama de Ford Performance.

Las últimas declaraciones de Elon Musk sobre Ford Motor Company son como poco cómicas. Ya que el multimillonario afirmó que la compañía con sede en Dearborn no sobrevivirá a la próxima recesión económica. ¿Motivos?, como es habitual en este tipo de declaraciones, no alegó ninguno.

“Hay muchas posibilidades de que Ford no lo logre en la próxima recesión.” Elon Musk.

Muchos, tal vez demasiados, afirman que Elon Musk es un genio. El problema es que cuando se analizan sus actos de una manera imparcial, sin el prisma del aficionado acérrimo, la única genialidad que encontramos es la de generar ruido y levantar expectación. O hype, que es como lo denominan los que se sienten más seguros empleando expresiones anglosajonas.

Este 'revolucionario-empresario-disruptor-multimillonario' es sobre todo un as de las comunicaciones. A pesar de que logró su fortuna gracias a sus conocimientos informáticos y que si hoy día es conocido es precisamente por empresas como Tesla o SpaceX, ha sido en el sector de las relaciones públicas en el que podemos decir que Elon Musk ha marcado un antes y un después. Su manejo de las redes sociales ha sido magistral. Quizás no todo lo ético que debería haber sido, pero desde luego, ha sentado cátedra al respecto.

No hay ni ha habido nadie como Musk a la hora de hacer ruido en las redes. Quizás esto pueda hacerle parecer más un bufón que un CEO multimillonario en muchas ocasiones, pero no nos equivoquemos, él sabe muy bien cuando hace el payaso y cuando no, pero sobre todo, conoce el inmenso rendimiento que saca con ello.

Tesla es sin ningún lugar a dudas el mejor ejemplo de ello, en el que Musk, por encima de cualquier otra consideración, aprovecha cada ocasión para lanzar mensajes constantes sobre la marca. Su cuenta de Twitter es como una ametralladora que lanza sin parar novedades del fabricante de eléctricos, otorgando además al sudafricano de un aura de persona accesible, totalmente alejado de la fría figura que suponen los presidentes de grandes compañías tradicionales. ¿Abrirá él mismo la puerta si tocamos el timbre en Fremont, como cuando responde en Twitter a docenas y docenas de personas?.

El mensaje es: Tesla mola y su presidente más.

Muchos alaban este comportamiento de Musk, aunque como con todas las cuentas de Twitter, tras la pantalla puede estar sentado cualquiera. En el caso del millonario sudafricano, puede ser cualquiera de sus miles de empleados. Aunque por el momento, se sigue asumiendo que es Musk el único que controla su inefable e incontinente cuenta de Twitter.

Sede de Ford en Dearborn, Michigan.

De la misma manera, sus declaraciones públicas parecen ir encaminadas siempre al mismo objetivo, generar titulares sobre si mismo o la marca (generalmente Tesla, su única compañía que cotiza en bolsa). Y es aquí donde entramos en materia y el verdadero motivo de este artículo, sus últimas declaraciones sobre Ford Motor Company.

No hace falta ser ingeniero, analista,  periodista especializado en la industria del automóvil ni mucho menos multimillonario para percibir las enormes diferencias que hay entre una compañía como Tesla y Ford Motor Company. No vamos a entrar a valorar los resultados económicos de ambas compañías ni tampoco sus enormes listados de activos (en el caso de Ford) o de su montaña de deudas (en el caso de Tesla), tan solo vamos a resaltar un hecho tan básico que probablemente haya pasado desapercibido para más de uno: en Ford hace más de 100 años que saben lo que hacen, en Tesla aún están aprendiendo a hacerlo.

Ford ya sobrevivió a la madre de todas las recesiones, y sin quebrar cuando General Motors y Chrysler se fueron a la bancarrota, ¿Por qué no iban a superar otra?, precisamente ahora que son más capaces de generar dinero. Sin contar con que Ford tiene un tamaño tal que desaconseja que el gobierno les deje caer, por lo que cuenta con un salvavidas (conexiones políticas) con el que Tesla ni siquiera es capaz de soñar. Antes de una supuesta quiebra de Ford, sería más probable que Tesla cayera, y con ella la fortuna de Musk, que en mayor parte son acciones, no dinero.

Entonces, ¿A qué vinieron las palabras de Elon Musk?. No nos engañemos, las palabras de Musk son simple ruido sin fundamento, otra excusa más para generar titulares y que aparezcan nuevos artículos sobre él y su marca (como este que estás leyendo ahora), sobre todo ahora que son noticia por las investigaciones del FBI y la SEC, aunque nosotros preferimos no dejarnos llevar por el sensacionalismo y contarte aquello que a simple vista no es tan evidente, en lugar de buscar una explicación mesiánica a las palabras de Musk, como hacen otros al comparar las ventas de Tesla con las ventas de eléctricos de Ford, un segmento al que simple y llanamente los de Dearborn hacen muy poco caso (a pesar de sus multimillonarias inversiones en desarrollo) pues aún no hay suficiente dinero en este segmento como para justificar algunos lanzamientos, tiempo al tiempo.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto