¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Frédéric Sausset vuelve a tocar las puertas del Garaje 56 de Le Mans

    Frédéric Sausset trabaja porque nuevos pilotos puedan completar el sueño que él ya cumplió en 2015.

    Frédéric Sausset tenía previsto competir en las 24 Horas de Le Mans de 2020, pero su proyecto se paralizó por el COVID-19.

    Tras terminar la edición de 2015 al volante de un LMP2 adaptado, Sausset quiere completar la prueba con tres pilotos parapléjicos.

    Frédéric Sausset fue uno de los nombres más destacados de la edición de 2015 de las 24 Horas de Le Mans. El piloto francés, pese a la amputación de sus cuatro extremidades, logró acabar la prueba al volante de un LMP2 adaptado a su condición física. Un hito que el galo quiso repetir en 2020 desde otro punto de vista, como jefe de equipo. De hecho, Sausset inscribió su propia estructura en el Garaje 56 de las 24 Horas de Le Mans, dando forma a un proyecto en el que la alineación de pilotos de este LMP2 iba a estar formada por tres pilotos con distintas discapacidades físicas.

    Sin embargo, la presencia del equipo de Frédéric Saussett en las 24 Horas de Le Mans de 2020 no llegó a producirse ante por culpa de los efectos económicos de la pandemia de COVID-19. Con espíritu renovado y tras rearmar el proyecto, Frédéric Sausset ha vuelto a formalizar la inscripción para competir en el Garaje 56, modalidad de participación reservada a proyectos que tengan un interés especial a nivel humano y/o tecnológico. En este caso, el proyecto del equipo 'La Filière Frédéric Sausset by SRT41' se sustenta en la participación con un prototipo LMP2 adaptado a un plantel de pilotos con discapacidades físicas en la cita reina del WEC.

    Y es que el proyecto de Sausset no es cosa de un día y el empuje de esta propuesta reside en la preparación de tres años que ha realizado todo el equipo. Los pilotos por ahora definidos son Takuma Aoki y Nigel Bailly, dos pilotos de motociclismo parapléjicos tras sufrir sendas caídas en MotoGP y en motocross. Ambos han competido ya en distintos certámenes de resistencia como las VdeV o la Ultimate Cup Series con un LMP3. El tercer piloto del equipo ha sido Snoussi Ben Moussa, pero por motivos personales ha dejado el equipo y se busca un nuevo candidato para completar la alineación.

    Fotos: Frédéric Sausset