La Comunidad de Madrid ofrecerá mañana alternativas a los taxistas

La Comunidad de Madrid toma la iniciativa para regular al sector del taxi para hacerlo más competitivo y atractivo para los clientes. A partir de mañana se reunirán los implicados: Administración, asociaciones de taxistas, la patronal de los VTC y ayuntamientos.

La Comunidad de Madrid no es partidaria de "tocar" a las VTC

Mañana se escribirá un nuevo capítulo en el conflicto entre taxistas y VTC en la Comunidad de Madrid. A diferencia del modelo catalán, vasco y valenciano (en fase de estudio), Madrid no quiere poner más trabas a los VTC, sino potenciar la competencia de los taxistas dándoles más facilidades. Por lo tanto, ni pone un mínimo de espera para precontratar, ni evita la geolocalización, ni prohíbe el estacionamiento en superficie.

El lunes se reúne el Comité Madrileño de Transportes, en el que están representadas las principales asociaciones del sector del taxi, también la patronal de las empresas de VTC -Unauto-, el presidente de la FEMP -que representa a los ayuntamientos y la delegada de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés.

El gobierno regional prepara una reforma del reglamento que afecta a los taxistas, que data de 2005, y tiene novedades interesantes. A priorino es muy del agrado de las asociaciones de taxistas, que califican el borrador de la norma como "uberizar" el sector para precarizar más su situación.

Veamos en qué consiste. Cinco Días informó el pasado miércoles que el nuevo reglamento permitiría a los taxistas los viajes compartidos -cada pasajero se paga lo suyo- y precontratar carreras con un precio cerrado antes de iniciar el viaje, que no podrá superar las tarifas ya reguladas del taxi.

De esta forma, los clientes gozarían de la una ventaja propia de las VTC, saber cuánto va a costar el viaje y realizar el pago con medios alternativos al efectivo. Dividiendo el precio de las carreras entre varios pasajeros también aumentaría el atractivo del trayecto para los clientes, ahora que la tecnología permite asegurar mejor sus derechos con aplicaciones móviles.

La CAM exigirá recibos con impresora y que se pueda pagar con tarjeta

También permitirá a los taxistas realizar servicios con vehículos de hasta nueve plazas -es decir, cuatro pasajeros más que ahora, hasta ocho-. Los servicios se podrán iniciar en un municipio distinto al del que ha concedido la licencia al taxista, siempre y cuando sea ese el destino. Combinado con lo anterior, el servicio se volvería aún más atractivo para los clientes.

Protesta de taxistas en la Puerta del Sol durante el cierre patronal - Fotografía: Élite Taxi Madrid

Otro tema espinoso de la nueva regulación será el de las licencias. Actualmente solo pueden poseerlas las personas físicas, no las empresas, pero eso cambiará. Paralelamente, podrán perder su licencia aquellos taxistas que cedan la suya o cobren un alquiler para que otros la exploten, tanto empresas como personas físicas.

Un mismo taxista podrá tener más de tres licencias en el caso de que sea un heredero forzoso o esté casado con el anterior titular si este fallece, se jubila o resulta incapacitado (física o legalmente). Otra modificación delicada es retirar el requisito que impide a los taxistas ejercer si tienen antecedentes penales; actualmente deben estar limpios.

Según la Comunidad de Madrid, estos cambios buscan estimular la competencia sana entre taxistas y VTC, así como en el mismo seno del sector del taxi por arrendadores de licencias. Más de uno tendrá que transmitir su licencia a un taxista que sí vaya a ejercer, o empezar a trabajar de taxista.

Ayer sábado se produjo una manifestación de taxistas en Madrid que no ha sido tan mediática como los 16 días de cierre patronal anteriores. Marcharon de Atocha a Cibeles, donde se leyó un manifiesto en contra del borrador. El sector del taxi pide que los VTC sean más regulados, no ellos, que bastante regulados están ya.

Bajo el punto de vista del ejecutivo autonómico de Madrid, se han de evitar fórmulas que destruyan empleo -como ha pasado en Cataluña- y que en el futuro impliquen responsabilidad patrimonial. En otras palabras, Madrid no quiere que un día un tribunal dé la razón a las VTC y tenga que pagar indemnizaciones con el bolsillo de todos.

No será fácil llegar a un acuerdo, pero resultaba imperativo que en la negociación estén todos los sectores implicados, en vez de exigir al gobierno regional que acepte una regulación "a la carta" para evitar movilizaciones y molestias a la ciudadanía por parte de cualquiera de las partes. Veremos en qué queda todo esto...

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto