Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Las llamadas a revisión alcanzan desde BMW, Porsche o Mercedes hasta Lamborghini

Ni los modelos más exclusivos del mercado se libran de una llamada a revisión. Desde Ford, una marca generalista sin ambiciones de Premium hasta Lamborghini. Sí, como lo lees. La marca del toro, junto a BMW, Mercedes o Audi está llamando a los propietarios para que pasen por el servicio oficial para solucionar problemas.

El Lamborghini Centenario, llamado a revisión por un problema en el motor

Seguramente recuerdes a aquellos que decían que los coches más antiguos, los de los años 90, eran más duros y de mejor calidad que los modernos que hoy están a la venta, en gran medida a la elevada cantidad de electrónica frente a mecánica, lo cual hoy supone más quebraderos de cabeza para los propietarios.

Este avance de la tecnología es también un gran responsable de que los fabricantes puedan "idear" algoritmos informáticos para que el coche interprete una situación y se varíen los parámetros de medición de gases, algo casi imposible hace veinte años. Dejando a un lado las emisiones, los sistemas de confort y de asistencia a la conducción también puede jugar malas pasadas, por lo que hemos recopilado los modelos que tienen que serán llamados a revisión en las próximas semanas o meses o los que ya están en proceso.

Porsche ya se encuentra en proceso de solventar el problema de las emisiones del Cayenne Diésel equipado con el motor V6 de 3.0 litros TDI estando previsto que comience a implantarse una actualización de software en las 21.500 unidades afectadas. Pero no es el único caso en el grupo alemán, sino que lo mismo afecta al Volkswagen Touareg y Audi no se escapa.

En 2017, un total de 11.000 unidades del Tesla Model X por un problema de sujeción de los asientos traseros

En el caso de los cuatro aros, el motor biturbo de 3.0 litros TDI del A6 también cuenta con un dispositivo ilegal, al igual que 130.000 unidades del A4 con el mismo bloque y un sólo turbo, a los que se suman el riesgo de incendio por un sobrecalentamiento de uno de los calentadores del motor que afecta a los A4, A5 y Q5de los años 2011 a 2015, afectando a 330.000 unidades.

Del Volkswagen Polo -219.000 unidades- y los SEAT Ibiza y Arona -191.000 unidades- también hay constancia de fallos. Los tres modelos tuvieron problemas con las hebillas de los cinturones de seguridad traseros.

El caso de BMW es más grave porque tiene varios frentes abiertos. El último, la llamada de 324.000 unidades de los Serie 3, Serie 4, Serie 5, Serie 7 y los X3, X4, X5 y X6 equipados con el motor diésel de cuatro cilindros y 2.0 litros TwinPower Turbo fabricados entre abril 2015 y septiembre 2016

También, los modelos con el motor diésel de seis cilindros producidos entre julio de 2012 y junio de 2015. Y a los que se suman también las 100.000 unidades de Corea del Sur. En total, nada menos que 42 versiones las que presentan un posible riesgo de incendio debido a un fallo en el módulo de recirculación de los gases de escape.

32 unidades del exclusivo Pagani Huayra volvieron a casa por un problema en el airbag

En Estados Unidos, la marca alemana ha tenido que revisar todas las unidades entregadas del i3. El eléctrico tenía un problema en los cinturones de seguridad que afectaba a los conductores con una talla superior a 1,52 metros y un
peso de 50 kilogramos

Mercedes. La marca de la estrella tiene que revisar las 4.923 unidades de la Mercedes Vito 1.6 litros CDI, que cuenta con un dispositivo de desconexión que varía la medición de las emisiones de óxido de nitrógeno. Ahora, se unen las casi 700.000 unidades de los modelos equipados con el mismo sistema, un tropiezo más después de que el airbag se desplegara por un problema en la columna de dirección.

Pero si en todos los mencionados, ya de por sí es grave, todo puede sorprender en esta vida y el caso de Lamborghini es uno de ellos. La marca del Toro ha detectado un fallo que puede hacer que el motor se apague sin aviso previo, que afecta a 6893 unidades de los Aventador, Veneno y Centenariofabricados entre 2012 y 2018. Según apuntan desde la marca italiana, el fallo se encuentra la gestión del motor, que calcula erróneamente el suministro de combustible solucionándose con una actualización del software del motor que supone, en el mejor de los casos, una espera de una hora.

La exclusiva marca de eléctricos también ha pasado por taller. 123.000 unidades del Tesla Model Ssufría un problema en la dirección asistida, aunque no se conoce más datos concretos acerca de la avería.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto