¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    La gama del Mazda6 perderá las versiones diésel en 2021, en el CX-5 se mantienen

    Detalle del motor diésel de 2.2 litros Skyactiv-D en el Mazda CX-5Mazda

    La marca japonesa ha decidido cambiar de estrategia y eliminar progresivamente las versiones diésel de sus modelos, según diferentes mercados de Europa. Este combustible, que ya no está disponible en los Mazda3 y CX-30 en diferentes países del Viejo Continente, tiene los días contados por las bajas ventas que acumula en el Mazda6.

    Para Mazda, el diésel ya no es rentable en Europa. La marca nipona ha decidido ir eliminando las versiones de este combustible de los diferentes modelos de la gama. Durante 2020, la gama de los Mazda3 y CX-30 se ha visto recortada en algunos países europeos, como la República Checa, perdiendo las versiones diésel.

    Ahora, el último en sumarse ha sido el Mazda6. Tanto la berlina como el familiar, perderán también este combustible a lo largo de 2021. Concretamente, la versión de 2.2 litros Skyactiv-D que rinde potencias máximas de 150 y 184 CV, opciones que se están ofertando exclusivamente con cambio automático de seis velocidades, con tracción delantera en la variante de tres volúmenes y con tracción total también en el Mazda6 Wagon.

    La oferta del Mazda6 Wagon pierde las opciones diésel en 2021, además de la tracción total

    En 2021, Mazda prescindirá del diésel en los Mazda6, pero no en el CX-5

    El motivo que ha obligado a la marca nipona a deshacerse de este combustible es el de todas las marcas, las emisiones de CO2. La firma reconoce que necesita realizar una serie de modificaciones en el bloque para superar los exigentes límites de emisiones de CO2 que entran en vigor en 2021, pero la demanda de estas versiones son tan bajas que hacen inviable optar por mantener el motor diésel modificado. Por ahora, en Reino Unido, República Checa, Polonia o Bélgica solo se pueden pedir unidades en stock, pero no configuraciones nuevas.

    Con estas circunstancias en la mano, Mazda ha decidido retirarlo del mercado en este modelo, por lo que la oferta quedará seriamente mermada en opciones, especialmente porque el familiar del segmento D pierde la opción de la tracción total, una elección que supone una importante cualidad ante los clientes, pero que continuará disponible en el Mazda CX-5 durante 2021, una opción confirmada por la división española de la marca nipona.

    La eliminación del motor diésel en Mazda no es una novedad. De hecho, hizo desaparecer este combustible de los modelos más pequeños hace unos años, y ha continuado por la rama de los compactos. Ahora, ha llegado a un último bastión en el que sobrevivía, a duras penas. La marca ha asegurado que presentará un nuevo motor diésel con la próxima generación del Mazda6, a pesar de que la tecnología Skyactiv-X prácticamente está arrasando.