¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Exclusiva: ​Mercedes-AMG nos presentará su berlina en 2019

    Francisco Valle
    Francisco Valle

    La berlina de Mercedes-AMG llegará en 2019 en formato 2+2 y combatirá al Porsche Panamera. Tendrá motores gasolina en distintas potencias, una versión híbrida y se está plateando la posibilidad de incluir una versión diésel de altas prestaciones y gran refinamiento.

    Hace unas semanas te contamos que Mercedes-AMG está preparando un tercer modelo, el AMG GT Roadster, y que tiene previsto mostrarlo el próximo año. Pues bien, ahora volvemos a darte una nueva noticia y es que Mercedes ha concedido a AMG un modelo muy especial.

    Lo que vas a leer es totalmente veraz; nos lo ha confirmado una fuente de absoluta confianza: en 2019, Mercedes-AMG pondrá en el mercado un rival para el Panamera. Sí, estás leyendo bien; después de numerosos rumores por la red, nosotros tenemos confirmación de la producción de ese modelo, una auténtica berlina deportiva que ya tiene asignado un código de proyecto y en el que se está trabajando: C290.

    Sketch: berlina de AMG GT

    El éxito de sus modelos es la clave

    Este modelo será el cuarto en llegar, después del AMG GT Roadster y del AMG GT Black Series, que se le espera para 2018; apenas un año después llegará esta berlina. Nos han dejado claro que "no será un mero AMG GT con mayor distancia entre ejes" para alojar dos puertas traseras.

    Su código interno es C290

    Tendrá una personalidad propia, atractiva y deportiva con una silueta marcadamente coupé, y con un interior de auténtico GT con una configuración de 2+2 plazas.

    Mercedes ha tenido en cuenta el éxito que el AMG GT está dando a la marca de la estrella, cuya aceptación por parte del público más pudiente es un hecho y que está ayudando significativamente a aumentar las cifras de venta de Mercedes. Y las previsiones que se manejan son tan buenas que se espera que el éxito perdure.

    Exterior muy afilado con cuatro puertas

    Si a esto le sumamos que la versión Roadster del GT AMG reforzará, sin duda, estas cifras, está bien decir que el buen rumbo de Mercedes-AMG se extenderá en el tiempo. Y, gracias a las ventas del GT AMG ha llegado el premio: la nueva berlina deportiva, ese que hemos visto en multitud de renders nombrándose como GT4.

    La estrategia de AMG ha cambiado

    El nuevo Porsche Panamera es el verdadero rival a batir. En Mercedes, saben bien que el actual Panamera es un modelo que ha dado, y está dando muchas alegrías a la marca de Stuttgart, y que la segunda generación que muy pronto veremos lo será aún más.

    Ahora nos dirás que el CLS 63 AMG se ha posicionado hasta ahora como el rival del Panamera, y tienes tanta razón que hemos hecho la misma pregunta y nos han explicado que el CLS 63 AMG es un modelo que parte de una plataforma de un modelo normal de la gama como lo es el Clase E y en un futuro lo hará de la MRA del Clase S.

    El SLS AMG y su sucesor, el AMG GT

    Están valorando un motor diésel de alto rendimiento

    En cambio, el AMG GT utiliza la misma base “space frame” de aluminio del pasado SLS AMG pero con 50 mm menos de batalla, y que ofrece un alto nivel de rigidez.

    A ello hay que sumar que, a pesar de una puesta a punto de la dinámica de conducción más específica, nos explican que no ofrecen las mismas sensaciones. El CLS 63 AMG continuará en una generación nueva pero no podrá ofrecer el mismo nivel que la nueva berlina.

    Por eso, Mercedes ha cambiado su estrategia posicionando a AMG como la verdadera competidora de Porsche, ofreciendo unas sensaciones y conducción difícilmente vividas en una berlina deportiva. Nos dicen que esto también tiene una lectura más, y es que podemos esperar más modelos en AMG; textualmente, “este no va a ser el único”, y estamos deseando saberlos.

    Más de una motorización

    Ya sabemos cómo estará enfocada esta nueva berlina, y el estilo que tendrá. Somos atrevidos, así que hemos preguntado directamente por su nombre y su gama de mecánicas, aunque quizás esto último sea lo que más nos llama la atención. Su nombre, como no podía ser de otra forma, es secreto, pero la denominación GT4 es una opción no descartable aunque no sorprendería a nadie.

    De la gama de mecánicas, por supuesto se ofrecerá con el bloque V8 de 4.0 litros sobrealimentado del AMG GT en todas sus versiones, pero también con una opción V6 de gasolina que será una derivación del V8, “ya que estamos en la era del Downsizing”.

    También se contempla una versión híbrida y cabe la posibilidad también de que sea ofrecido con un potente diésel de seis cilindros. Auténticas palabras mayores, aunque éste último está en una cuerda, nos dicen, bastante floja.

    Motor v8 4.0 del AMG GT S