¿Merecen los Tesla beneficiarse de subvenciones o ventajas fiscales? (II)

Se reaviva la polémica sobre subvencionar coches eléctricos en Alemania después de que las autoridades hayan exigido el reembolso de 4.000 euros de ayuda a unos 800 beneficiarios por comprarse un Tesla Model S básico. El fabricante reclamará esa decisión.

Tesla Model S - Fotografía: Hand Johnson (Flickr) CC BY ND

¿Merecen ser los coches eléctricos apoyados por el sector público incluso si son de alta gama? Nos hicimos esta pregunta antes, y nos la volvemos a hacer ahora. En Alemania, unos 800 beneficiarios del "bono ecológico" para coches eléctricos han recibido una notificación por la cual deben devolver los 4.000 euros de ayuda. Se habían comprado un Tesla Model S de acceso a gama.

El quid de la cuestión es que no se podían beneficiar coches que tuviesen un precio superior a los 60.000 euros antes de impuestos, por lo que Tesla reaccionó ofreciendo una versión "pelada" del Model S 75D sin el paquete de confort para no superar esa cota. En diciembre comprobamos que esa versión tenía un precio -según configurador- de 69.019 euros con el IVA al 19%, o 58.000 euros sin él. Ese precio sigue vigente hoy.

Todo parece un problema de comunicación -y de los gordos- entre el fabricante y la autoridad federal de transporte alemana, la KBA. Según Tesla, tienen clientes que han pagado menos de 60.000 euros por el coche y se lo han llevado andando, luego era una posibilidad de venta real.

Configurador oficial de Tesla para España

Mientras se resuelve la cuestión burocrática, Tesla se hará cargo de la devolución del bono para no perjudicar a sus clientes. En teoría quedan excluidos todos los Model S vendidos antes del 6 de marzo de este año, unos 800 beneficiarios deben devolver la ayuda -Tesla se hará cargo- y a otros 250 no se les concedió.

Ahora bien, aquellos clientes que compraron su coche a partir del 6 de marzo sí serán beneficiarios de la ayuda si se han decantado por la versión especial de menos de 60.000 euros. Alemania puso estas ayudas para incrementar las ventas de vehículos enchufables, ya que en 2020 no tendrán un millón de unidades circulando ni por casualidad.

En España las ayudas del MOVALT ponían un techo de gasto mucho más bajo, 32.000 euros antes de impuestos. En el otro extremo, Noruega sí bonifica la compras de estos coches, aunque sean de gama alta, lo cual supone una pequeña pérdida de recaudación fiscal -al menos a corto plazo- por los impuestos que se dejan de recaudar, como el IVA.

Balance de externalidades

Lo fácil y políticamente correcto sería pensar que a la gente que se puede gastar 60.000 euros en un coche de capricho -ya que un Model S no cubre necesidades que no cubra otro modelo de motorización convencional- no necesita ayudas con dinero público, y que se lo paguen ellos.

Según la KBA, las ventas de los Tesla Model S y Model X cayó en el primer semestre un tercio, mientras que los enchufables crecieron un 64%. Se puede apreciar un condicionamiento de las ventas ligadas a estas ayudas. Caben dos posibilidades, que esos clientes retrasen su compra, o que se compren seguramente un diésel en su lugar.

Apoyando las ventas de estos coches de alta gama se favorece que haya más puntos de recarga, una mayor red comercial, y un mayor conocimiento del producto. Además, su mera existencia ha hecho que la todopoderosa industria germana se lanzase a fabricar competidores para estos modelos, como el Porsche Taycan, que llegarán pronto al mercado.

Porsche Mission E Concept, el precursor del Taycan

De hecho, en Estados Unidos las ventas de eléctricos se han aumentado gracias al bono federal de hasta 7.500 dólares, que los Tesla perderán progresivamente al haber llegado a 200.000 unidades vendidas. Es más, la misma Tesla se benefició de subvenciones millonarias del Gobierno para el desarrollo de coches eléctricos. Sin dichas ayudas, Tesla no sería lo que es hoy, o no sería, lo que habría tenido un efecto dominó.

Todo se habría retrasado varios años

Tengamos en cuenta que los Model S y Model X, aunque no sean coches que el ciudadano medio se pueda permitir, sirven para generar los recursos necesarios para la fabricación en grandes volúmenes de modelos más asequibles, véase el Model 3, que ronda el medio millón de pedidos a nivel mundial.

Algún día los coches eléctricos no necesitarán ayudas de tipo económico porque ya serán equivalentes en precio a los de gasolina o gasóleo. Mientras tanto, para que todo esto de la movilidad eléctrica eche a andar, es aceptable no recaudar más dinero público/gastarlo si con ello se generan externalidades positivas que beneficien a la ciudadanía en general.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto