¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Noruega no quiere más vehículos de combustión a partir de 2025

    Juan José Delgado
    Juan José Delgado

    El país nórdico está en fase de prohibir por completo la venta de vehículos nuevos propulsados por combustibles fósiles a partir de 2025. La ofensiva de Cero Emisiones hará que desde ese año sólo puedan ser adquiridos vehículos eléctricos y de pila de combustible.

    Desde Noruega nos llegan noticias aterradoras para los amantes de los vehículos a combustión. Los cuatro partidos políticos más fuertes del país se han puesto de acuerdo para erradicar por completo la adquisición de vehículos de combustión dentro de nueve años.

    Si todo marcha como es debido, y no se divisan impedimentos por el momento, a partir de 2025 no se podrá comprar vehículos de combustión en el país nórdico. La fuente principal no es otra que el periódico local Dagens Næringsliv.

    Ya no sólo estamos hablando de vehículos con propulsores gasolina y diésel, también engloba a los híbridos, híbridos enchufables o en combustibles más limpios como el GLP. Esto limita la oferta de todas las marcas únicamente a modelos eléctricos puros y a los vehículos que hacen uso de la pila de combustible de hidrógeno, en cuyo caso sólo emiten vapor de agua. Ninguna sustancia nociva para el medio ambiente.

    Lo cierto es que esta noticia no se nos presenta como demasiada escandalosa ya que Noruega lleva ya tiempo incentivando la compra de vehículos eléctricos y agravando sustanciosamente a los de combustión, a pesar de que hablamos de un país que exporta gran cantidad de petróleo. Como muestra sólo hace falta una cifra: el 24% de las ventas de coches nuevos de allí corresponden a vehículos eléctricos.

    Lo curioso es que esta acción adelantaría en 25 años la propuesta internacional para la prohibición de los vehículos de combustión nuevos para el año 2050 apoyada por varios países, entre ellos Noruega. Los ciudadanos podrán seguir usando sus vehículos de combustión aunque muy posiblemente con ciertas restricciones, sobretodo en el centro de las grandes urbes.

    Para Tesla, Noruega es uno de los mercados más importantes, de hecho hubo un par de meses en 2014 donde el Model S fue el vehículo más vendido en aquellos lares. Viendo la situación no es de extrañar de que el propio Elon Musk se haya hecho eco de la noticia rápidamente felicitando a los noruegos por su decisión. Ahora mismo Musk debe estar frotándose las manos.

    Fuente: Autocar