¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

El Porsche 718 Cayman GT4 se convierte en un one-off para rendir tributo al 906

El Porsche 718 Cayman GT4 se convierte en un one-off para rendir tributo al 906
8
Porsche 718 Cayman GT4 Tribute to 906Porsche Exclusive
Fran Romero
Fran Romero4 min. lectura

Porsche sigue con sus conmemoraciones especiales. Esta vez no se trata de un mercado en concreto, sino de uno de los deportivos más especiales. Una creación del fallecido Ferdinand Piëch en 1967, el 906 Racing, y al que el Porsche 718 Cayman GT4 le rinde un homenaje con un one-off único.

De homenajes también viven los de Porsche Exclusive. La división de personalización se halla inmersa en el desarrollo de creaciones específicas y únicas concebidas solo para rendir homenajes a la historia de la marca. Si hace unos días el protagonista fue un one-off del 911 GTS celebrando los 50 años que la marca alemana vende sus modelos en Taiwan, ahora se trata del Porsche 718 Cayman GT4 Tribute to 906.

El deportivo compacto se ha transformado con una indumentaria específica para rendir un homenaje muy especial. Un tributo al Porsche 906 Racing creado por el fallecido Ferdinand Piëch, que permitió desplegar sus dotes de ingeniería para dar forma a sucesivos proyectos que se convirtieron en verdaderas joyas de éxito. Ahora el deportivo 718 Cayman reproduce los colores de aquel deportivo de finales de la década de los 60 que coronó el podio del Gran Premio de Japón de 1967 con el japonés Tetsu Ikuzawa a sus mandos.

El Porsche 718 Cayman GT4 se viste con un traje único en el mundo

El Porsche 718 Cayman GT4 rinde homenaje a Ferdinand Piëch

El one-off del 718 Cayman GT4 adopta una pintura desarrollada especialmente, un elegante color crema que contrasta con las franjas decorativas en amarillo que se extienden por el capó, las carcasas de los espejos retrovisores, las pinzas de freno y el spoiler trasero, además del inserto en el paragolpes en la zona de la matrícula. La decoración especial se completa con los faldones en plata y el mismo tratamiento para las llantas de aleación, aunque estas añaden un acabado oscurecido. En la luneta trasera, figura el adhesivo «906-145», el nombre del modelo y el número de la unidad fabricada, junto a una silueta de aquel deportivo.

Por dentro, el Porsche 718 Cayman GT4 Tribute to 906 también destila deportividad, con una tapicería en cuero negro y Alcantara con costuras en rojo. Los detalles especiales se manifiestan en el emblema «906» grabado en el salpicadero y el mapa del circuito bordado en los reposacabezas de los asientos de competición, con estructura de fibra de carbono a la vista. Además, los umbrales de las puertas cuentan con unos listones embellecedores con la silueta del circuito Fuji y el tiempo logrado por el 906, de solo 2:00.800.

El one-off no se pondrá a la venta pero sí que puede ser configurado por los clientes a la hora de comprar el 718 Cayman GT4. Presumir de una estética única, y sentir sus prestaciones, las que el potente seis cilindros boxer de 4.0 litros rinde, con una potencia máxima, y par motor máximo, de 420 CV y 420 Nm. Una bestia que no tiene precio, pero que demuestra las posibilidades de Porsche Exclusive para destacar con creces.

El Porsche 718 Cayman GT4 se convierte en un one-off para rendir tributo al 906