Los taxis LTC TX5 se presentan en Barcelona

Dentro de unos meses estará en las calles la nueva generación de taxis británicos, fabricados por London Taxi Company. Contarán con un sistema híbrido enchufable, que permitirá a los taxistas europeos -aparte de Londres- ahorrar costes sin limitaciones de autonomía.

Así queda el London Taxi TX5 con los colores de Barcelona

Hay dos tipos de taxis, los basados en coches comerciales que cualquiera puede comprar -como el nuevo Fiat Tipo- y los que se han diseñado para ese propósito desde el primer minuto, como los míticos Checker americanos o los Black Cabs británicos. Como término medio tenemos furgonetas adaptadas, caso de Nissan NV200, que maximizan el espacio a bordo para pasajeros y equipaje.

El fabricante británico London Taxi Company, con el respaldo de Geely, dueños de Volvo, producirá a partir de 2017 una nueva generación de taxis, la reinterpretación moderna del FX4 de los años 50, pero con una motorización mucho más moderna. Adiós al motor diésel, contará con un motor eléctrico, baterías y un generador de gasolina. Entrarán en servicio en Londres a finales de ese año, en Europa continental desde 2018.

Después de recibir una importante inversión, la empresa se está moviendo para lograr homologaciones locales del futuro TX5, y mostrar al sector del taxi de cada lugar que habrá una alternativa muy interesante. Su precio se desconoce, pero promete tener unos costes de operación bajos al hacer la mayoría del kilometraje con electricidad.

Los ejecutivos de LTC posan junto al TX4: David Ancona, Peter Johansen y Richard Gordon

En el TX5 caben seis pasajeros con su correspondiente equipaje, o un pasajero en silla de ruedas que puede ir mirando hacia delante. Los pasajeros podrán recargar sus teléfonos móviles gracias a la instalación de tomas USB en el habitáculo, que está separado del conductor, como en un autobús.

Barcelona es una de esas ciudades donde los niveles de contaminación sugieren la toma de decisiones para reducir las emisiones, y eso implica ir desterrando modelos diésel. En los últimos años se han incorporado a las flotas modelos alternativos como Toyota Prius en gran número, y en menor medida eléctricos puros como Nissan e-NV200. Como tecnología de transición están los taxis que funcionan con GLP y GNC, basados en motores de gasolina.

Dado que el TX5 podrá funcionar como vehículo de cero emisiones, aunque sea temporalmente, tendrá menos problemas para circular incluso cuando se endurezcan los protocolos anticontaminación. Los Toyota Prius, como apenas pueden hacer 2-3 kilómetros sin gasolina, no entrarían en esa definición.

En un artículo reciente conocimos los planes de London Taxi Company. Se está preparando una planta de producción en Coventry (Reino Unido) que producirá unos 36.000 TX5 cada año. Como ese volumen está muy por encima de las necesidades del mercado británico de taxis cada año -donde LTC ha tenido un monopolio de facto durante décadas- hay que expandirse a nuevos mercados.

Por lo tanto, los responsables de LTC están seduciendo a las autoridades de varias ciudades europeas de cara al futuro. Está claro que el TX5 no es el taxi más bonito del mundo, pero será uno de los más prácticos y funcionales. Frente a los rivales diésel tendrá ventaja de movilidad, y frente a los 100% eléctricos, una mayor facilidad para moverse. Además, será tremendamente maniobrable, menos de 9 metros para girar entre aceras.

Los TX5 podrán funcionar en modo cero emisiones hasta que el nivel de las baterías baje a un nivel de seguridad. A partir de ese momento, entrará en funcionamiento un motor de gasolina, que también permite mantener el trote a velocidades de autovía, para salidas a la periferia. Las características técnicas no han sido anunciadas por el momento.

La ambición de LTC es que sus taxis TX5 se conviertan en algo más que un símbolo típicamente británico, y empiecen a verse por varias ciudades europeas con profesionales satisfechos. Que los dueños de LTC sean chinos no debería ser un problema, no lo es para Volvo, y dicen trabajar en una calificación EuroNCAP alta.

A fin de cuentas, LTC dependerá de momento del TX5, por lo que depende de su éxito comercial dentro y fuera de Reino Unido, ¡y eso si no hay Brexit al final! Habrá después más modelos. Es probable que empecemos a verlos rodando por Barcelona y otras ciudades españolas a partir de 2018, tanto en las ciudades que exigen homologación individual, como en las que no es necesario.

Los taxistas seguramente se hacen muchas preguntas, pero irán siendo respondidas según LTC nos dé los datos técnicos del TX5. Así sabremos su potencia, precio, intervalos de mantenimiento, cuántos kilómetros podrán hacer con electricidad, si existen subvenciones a las que acogerse, etcétera.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×