¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    100 unidades del Toyota Mirai demostrarán su valía como taxis en Copenhague

    100 unidades del Toyota Mirai demostrarán su valía como taxis en Copenhague
    Toyota Mirai CopenhagueToyota Europe
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    El Toyota Mirai vuelve a la carga para demostrar su nivel de eficiencia en todo tipo de condiciones. El eléctrico japonés, equipado con una pila de combustible alimentada por hidrógeno, quiere aumentar su presencia en Europa, por lo que ahora demuestra su capacidad en una flota de taxis que recorrerán las calles y cercanías de la capital danesa, Copenhague.

    Los países del norte de Europa apuestan seriamente por los coches eléctricos. Los escandinavos son los verdaderos reyes en los ranking de ventas, en los que el Toyota Mirai también juega su particular liga, ya que no se trata de un eléctrico alimentado por batería. Su tecnología es bien diferente, una pila de combustible alimentada por hidrógeno, que produce la electricidad en un sistema bajo su carrocería.

    Un modelo considerado un éxito en algunos países europeos, y que la marca ahora quiere demostrar más seriamente, como una alternativa real de máxima eficiencia a los eléctricos de batería. Para la ocasión, Toyota ha alcanzado un acuerdo de cooperación con DRIVR, una empresa que gestiona servicios de transporte público en Dinamarca y que ya apuesta por la movilidad más sostenible con modelos híbridos y eléctricos. Pero gracias a este acuerdo, suma 100 unidades del Toyota Mirai para el transporte en Copenhague y sus alrededores.

    Nuestro compañero Óscar Magro te cuenta todo sobre el nuevo Toyota Mirai en una prueba dinámica

    Los eléctricos de hidrógeno como el Toyota Mirai ofrecen una gran eficiencia

    De hecho, podrán ser los propios clientes los que elijan qué tipo de modelo quieren que les lleve de un sitio a otro. Un proyecto en el que Dinamarca quiere convencer a los ciudadanos de una conducción de cero emisiones, por lo que durante los próximos cuatro años no permitirá matriculación de taxis que emitan cualquier tipo de contaminantes. El objetivo es que en cinco años, el transporte colectivo público se transforme por completo.

    Tejs Laustsen Jensen, director ejecutivo de Hydrogen Denmark, explica que «La industria del taxi es un importante impulsor del cambio ecológico. Los taxis están en constante uso y recorren muchos kilómetros todos los días, especialmente en las grandes ciudades. El cambio del diésel negro al hidrógeno verde permite la misma movilidad flexible, solo que sin emisiones nocivas».

    El Mirai, con sus 650 kilómetros de autonomía que ofrece su tanque de combustible, es una de las más inteligentes soluciones, pues comparado con los eléctricos de batería esta es una de las grandes ventajas, pero también que apenas necesita 5 minutos para repostar el combustible, que es inyectado a alta presión en depósitos colocados bajo la carrocería, por lo que no restan espacio al interior. La nueva alianza de cooperación entre la marca nipona con DRIVR es parte de los proyectos europeos en los que el fabricante se encuentra inmerso con el objetivo de fomentar el uso del hidrógeno, como los «Hydrogen Mobility Europe 2» y «Zero Emission Fleet Vehicles For European Rollout».