¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Toyota, Peugeot, Aston Martin... ¿Cómo avanza la categoría hypercar?

Los proyectos hypercar de Toyota y Aston Martin tienen plazos de ejecución realmente estrechos. Peugeot sigue reclutando socios.

Los programas de Glickenhaus o ByKolles están bajo la lupa de la FIA, que a su vez intentará no ahogar con restricciones a las "compañías pequeñas".

Toyota, Peugeot, Aston Martin... ¿Cómo avanza la categoría hypercar?
La categoría Le Mans Hypercar (LMH) ha quedado definida y ahora... ¡Todo son prisas!

Quedan nueve meses para el inicio de la era hypercar del WEC. Será en septiembre de 2020 cuando los nuevos Le Mans Hypercar (LMH) pasen a ser los grandes protagonistas de la clase reina del Mundial de Resistencia, por lo que los fabricantes que se han comprometido con la categoría trabajan a marchas forzadas para tener sus prototipos listos. Toyota Gazoo Racing y Aston Martin pretenden competir desde el primer instante con sus hypercar, mientras que Peugeot debutará en 2022. Mayores incógnitas se dibujan sobre los proyectos de ByKolles o Glickenhaus por la definición de la normativa y los recursos de unos y otros.

Toyota

Toyota es el único fabricante que compite en LMP1 esta temporada, por lo que los plazos para desarrollar su LMH son limitados. En Toyota Gazoo Racing tienen ya asumido que su nuevo prototipo rodará por primera vez en pista poco antes de la primera carrera, con el tiempo justo para cumplir con la homologación. La conjunción de los programas LMP1 e hypercar por el poco espacio que hay entre Le Mans y el inicio de la nueva campaña traen de cabeza a la marca, situación que se ha agravado por la tardanza en definir la categoría LMH al completo. Para colmo, Toyota dejará de contar con el apoyo de Oreca al final de la temporada 2019-20.

Toyota, Peugeot, Aston Martin... ¿Cómo avanza la categoría hypercar?
Peugeot debutará en 2022 y lo hará de la mano de Rebellion Racing. Oreca también podría estar en el proyecto.

Peugeot

Peugeot Sport ha decidido entrar en el WEC en 2022 y así tener más tiempo para desarrollar su LMH. La firma francesa se ha asociado ya con Rebellion Racing para poner en funcionamiento este proyecto, si bien se encuentra con negociaciones con Oreca. La experiencia que atesora el preparador francés puede ser clave a la hora de desarrollar el chasis del futuro hypercar de Peugeot. El vínculo existente entre Oreca y Rebellion hace viable este acuerdo a tres bandas una vez que se rompa el vínculo entre la compañía dirigida por Hughes de Chaunac y Toyota a final de la presente campaña.

Aston Martin

Aston Martin vive una situación similar a Toyota, pese a que la base de su proyecto hypercar es muy distinta. No obstante, la firma británica competirá con un LMH derivado del Valkyrie de calle. Esto allana el camino de Aston Martin, más cuando su vehículo no será diseñado desde cero como un prototipo y no tendrá un componente híbrido. De hecho, Aston Martin ha realizado ya los primeros test de su programa hypercar con una unidad del Valkyrie de producción en Silverstone. Durante esta reciente sesión de pruebas, la marca ni siquiera llevó al límite al motor V12 de 6.5 litros de su superdeportivo.

Toyota, Peugeot, Aston Martin... ¿Cómo avanza la categoría hypercar?
Scuderia Cameron Glickenhaus lleva tiempo sin mostrar avances en su proyecto hypercar.

Otros proyectos

La normativa LMH define que un hypercar debe ser homologado por un fabricante y que este compita bajo el nombre de una marca automovilística obliga a los equipos privados a asociarse con una marca o desarrollar coches de calle. Esta situación no debe afectar al proyecto hypercar de Scuderia Cameron Glickenhaus, pero sí puede liquidar los planes de ByKolles de estar en la categoría reina del WEC con su propio prototipo. En este aspecto, parece que ByKolles tendrá que lanzarse a la aventura de desarrollar su propio coche de calle. Con todo, la FIA será bastante permisiva con el volumen de producción.

En este aspecto, la FIA no pondrá estrictos requisitos de producción -se habla de 25 unidades para los hypercar derivados de modelos de calle- con el fin de contar con estos pequeños proyectos y compañías. De igual forma, también se ha afinado la normativa LMH para permitir distintas opciones mecánicas, entre los que se encuentran los motores rotativos. Un claro guiño de la FIA a una marca con tradición en la resistencia como Mazda en su objetivo de reclutar nuevos fabricantes. Otras marcas como McLaren mantienen su interés en el concepto LMH, pero no hay mayores movimientos al respecto.

Fotos: Toyota Gazoo Racing / Peugeot Sport / Glickenhaus

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto