¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La Unión Europea deniega el aplazamiento de la norma Euro 6d solicitado por ACEA

    La Unión Europea deniega el aplazamiento de la norma Euro 6d solicitado por ACEA
    La Unión Europea no cede ante ACEA. No habrá aplazamiento en la entrada en vigor de la norma Euro 6dToyota
    Fran Romero
    Fran Romero3 min. lectura

    Apenas queda un mes y medio para terminar 2020 y la Unión Europea sigue en sus trece ante el aplazamiento pedido por los fabricantes europeos respecto de la entrada en vigor de la nueva norma de emisiones Euro 6d. El organismo no solo no cede, sino que ha hecho saber a ACEA que no se otorgará ningún aplazamiento.

    Casi a finales de año, cuando apenas resta mes y medio para terminar 2020, los fabricantes todavía albergaban un hilo de esperanza de que la Unión Europea decidiera escuchar la única plegaria que, desde la pasada primavera, venían rogando desde ACEA, la asociación que reúne a los fabricantes europeos: retrasar la entrada en vigor de la nueva norma Euro 6d por un período de seis meses.

    Sin embargo, la comisión de la Unión Europea no ha cedido al aplazamiento demandado, comunicando a la asociación de que los planes originales, y con los que las marcas se comprometieron a cumplir, permanecen sin cambios, por lo que se confirma que no habrá treguas. Y es que en las últimas semanas, el filo hilo de esperanza se tornó en un auténtico pánico ante las importantes multas a pagar, por lo que también se desató una carrera por encontrar socio que echara una mano compensando las cifras de uno.

    Las ventas de híbridos enchufables no han logrado rebajar las cifras promedio de emisiones de CO2 de las marcas

    Una carrera en la que más de una marca ha logrado encontrar un apoyo, sea competidor directo o no, «haciendo piña» y llegando a acuerdos como el de FCA y Tesla, el que verdaderamente abrió la veda. Habrá marcas que cumplan el límite y las que no, al menos reducirán muy considerablemente la sanción por el exceso de emisiones de CO2,en promedio para la gama. Fuentes de Europa se justifican al señalar que «El cumplimiento de la legislación medioambiental estricta no solo es una forma de promover la innovación y la competitividad, sino también la manera de que los ciudadanos confíen en los organismos de que pueden mejorar su salud y el medio ambiente».

    Así, se truncan las últimas posibilidades de lograr el margen de seis meses que demandó ACEA el pasado mes de julio, a través de su máximo responsable Thierry Breton, quien apuntaba a unas causas que han hecho estragos en las economías y en los fabricantes, con hasta 60.000 unidades sin poder venderse por el confinamiento obligado en toda Europa de la pasada primavera.

    Una situación excepcional, y cierta, pero que no es suficiente para el organismo de Europa, ya que los elevados índices de emisiones promedio anuales por marca no tenían visos de reducirse lo necesario de una forma rápida para cumplir con los estrictos límites. Es más, las tasas promedio de algunos fabricantes se habían incrementado en 2019 comparado con el año anterior.

    Fuente: Automotive News Europe