¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Volkswagen confirma los 11 millones de motores diésel con emisiones falseadas

    Las aguas bajan revueltas en Volkswagen. El escándalo está alcanzando proporciones sobrecogedoras. La propia Volkswagen acaba de confirmar que 11 millones de motores 2.0 TDI falsean sus emisiones, siendo de hasta 40 veces superior a las cifras de homologación de las marcas.

    Los motores 2.0 TDI Common Rail anteriores a la EURO6, los afectados

    La bomba acaba de estallar, y ha sido la propia Volkswagen la que ha prendido la mecha. Tras un par de días de investigaciones, seguramente tratando de afrontar el escándalo, la misma Volkswagen confirma que son 11 millones de motores 2.0 TDI los que falsean sus emisiones mediante un software que retoca las cifras de homologación, llegando a haber una discrepancia 40 veces superior. En todos los casos los motores responden al código EA 189, anteriores a la normativa EURO6.

    No solo Volkswagen se ve afectada por tan desproporcionado escándalo, sino todas las marcas anexas que emplean dichos bloques. Es decir: Volkswagen, SEAT, Skoda y Audi. Pero los problemas no acaban aquí ya que las distintas agencias de reglamentación y regulación piensan abrir una investigación para determinar si otros motores del segundo grupo automovilístico del mundo también están siendo adulterados con este software.

    Aquí os dejamos con el comunicado de prensa que Volkswagen

    "Volkswagen está trabajando a toda velocidad para aclarar las irregularidades en relación con un software en particular utilizado en motores diésel. Los nuevos vehículos del Grupo Volkswagen con motores de la UE6 diésel disponibles en la actualidad en la Unión Europea cumplen los requisitos legales y las normas ambientales. El software en cuestión no afecta a la manipulación, consumo o emisiones. Esto le da claridad a los clientes y distribuidores.

    Otras investigaciones internas realizadas hasta la fecha han establecido que el software de gestión del motor relevante también se instala en otros vehículos del Grupo Volkswagen con motores diésel. Para la mayoría de estos motores el software no tiene ningún efecto.

    Las discrepancias se refieren a vehículos con el tipo de EA 189 motores, que implica unos once millones de vehículos en todo el mundo. Una desviación notable entre los resultados en el banco de pruebas y el uso real en ruta fue establecida exclusivamente para este tipo de motor. Volkswagen está trabajando intensamente para eliminar estas desviaciones a través de medidas técnicas. La empresa está en contacto con las autoridades competentes y la Autoridad Federal Alemana de Transporte Motorizado (KBA - Kraftfahrtbundesamt).

    Para cubrir las medidas de servicios necesarios y otros esfuerzos para recuperar la confianza de nuestros clientes, Volkswagen planea establecer una provisión de unos 6.500 millones de euros reconocidos en la cuenta de pérdidas y ganancias en el tercer trimestre del año fiscal en curso. Debido a las investigaciones en curso las cantidades estimadas pueden ser objeto de revalorización. Ganancias objetivos del Grupo para 2015 se ajustarán en consecuencia.

    Volkswagen no tolera ningún tipo de violación de las leyes de ningún tipo. Es y sigue siendo la principal prioridad de la Junta Directiva para ganar la confianza de vuelta perdida y para evitar daños a nuestros clientes. El Grupo informará al público según avancen las investigaciones, constantemente y transparente."

    Texto íntegro del comunicado de prensa del Grupo Volkswagen

    El propio CEO de Volkswagen, el Prof. Dr. Martin Winterkorn, ha comunicado que lamenta profundamente los daños causados y los problemas surgidos, tanto a los clientes como a las organizaciones reguladoras, mostrándose displicente a la hora de colaborar con los organismos responsables. Sin embargo una nube muy negra se sitúa sobre la cabeza del CEO de la marca, puesto que muchos le acusan directamente. Veremos que pasa.

    Declaración de Martin Winterkorn, CEO de Volkswagen AG