• Foto 1
  • Foto 2
  • Foto 3
  • Foto 4
  • Foto 5

Presentación Kia Proceed 2019, primer contacto con el shooting brake coreano

¿Lanzar un shooting brake es una apuesta arriesgada o una jugada maestra? Conocemos en primera persona el nuevo Kia Proceed que supone la opción más dinámica y con más personalidad de la tercera generación del Ceed. Llegará a los concesionarios en 2019.

El Proceed utiliza la misma plataforma K2 que las otras versiones del Ceed

Hemos asistido al debut mundial del nuevo Kia Proceed, una presentación estática que nos ha permitido tener nuestro primer contacto con la nueva y atrevida propuesta de la marca coreana. Se trata de un modelo desarrollado y diseñado en Europa ya que se comercializará únicamente en el Viejo Continente.

Varias novedades acompañan a este nuevo modelo y una de ellas es que el nombre “Pro_cee’d” que tenía la generación anterior ha mutado a la denominación más sencilla y directa “Proceed”. Más significativo aún es el cambio de imagen de este modelo, que se transforma completamente salvo su espíritu.

El extinto Pro_cee'd contaba con una carrocería hatchback de tres puertas que habitualmente se asocia a las variantes de aspecto más deportivo y juvenil. Sin embargo, la popularidad de las versiones de tres puertas está cayendo en todo el continente europeo en favor de otras opciones más prácticas.

Visualmente da la sensación de ser un coche mucho más largo

En Kia se han hecho eco de esta tendencia y ha renunciado a este tipo de versiones. Ya no habrá un Ceed de tres puertas, pero eso no significa renunciar a una versión con una imagen más dinámica y personal. El prototipo que anticipó esta variante fue el Kia Proceed Concept que vio la luz en el Salón de Frankfurt 2017 y el modelo de producción mantiene básicamente las mismas líneas.

El nuevo Proceed se presenta como un llamativo familiar de estilo shooting brake, una opción inédita en la gama Ceed. Sigue la misma filosofía del modelo anterior para seguir mostrándose como la opción más deportiva de la familia Ceed pero en un formato mucho más versátil y, sobre todo, original.

Tan original que las carrocerías shooting brake son poco habituales y suelen estar relacionadas con fabricantes premium: este Proceed 2019 también sirve para ver que en los últimos tiempos a Kia no le tiembla el pulso al sacar propuestas poco habituales en marcas generalistas. Otro buen ejemplo de ese atrevimiento es el Kia Stinger, capaz de plantar cara a las lujosas berlinas deportivas.

Este espectacular ejercicio de diseño no reemplazará al tradicional Ceed familiar, es decir, el Kia Ceed Sportswagon. No hay peligro de solaparse en la oferta puesto que tienen personalidades muy diferentes y se dirigen a distintos clientes. Estas dos carrocerías junto con el popular hatchback de 5 puertas configurarán la gama en esta nueva generación.

Para subrayar la deportividad de este shooting brake sólo habrá disponibles dos acabados con una marcada agresividad que son el Proceed GT, la versión más prestacional y exclusiva, y su versión civilizada Proceed GT Line. Las diferencias estéticas entre ambos son casi inexistentes, encontrando sus divergencias en las mecánicas y el ajuste de la suspensión.

En vivo, el Kia Proceed llama enseguida la atención. El frontal es muy similar al del Ceed 5 Puertas y al del Ceed Sportswagon, un aire de familia que se aprecia en la forma de los faros de LED o la habitual parrilla de nariz de tigre. El paragolpes deportivo es el guiño a su dinamismo y tiene detalles en negro brillante.

Se fabricará en la factoría de Zilina (Eslovaquia)

La vista lateral es soberbia. Las líneas fluidas confluyen en un techo que muestra una suave caída hacia la parte final, con un elemento cromado en el pilar D que quita peso visual al conjunto. Las llantas de aleación, de 17 o 18 pulgadas, redondean el conjunto.

La zaga es completamente diferente al resto de la familia Ceed. La luneta posterior muestra una inclinación moderada y está rematada con un pequeño spoiler, un elemento deportivo al igual que la doble salida de escape. Los pilotos traseros LED de aspecto tridimensional están unidos por una tira lumínica que recorre el portón horizontalmente, una solución que recuerda a la trasera del Sportage. El paragolpes posterior busca atraer la atención de la anchura del vehículo.

El Proceed GT Line ofertará los motores 1.0 T-GDI de 120 CV, 1.4 T-GDI de 140 CV y 1.6 CRDI de 136 CV. El Proceed GT disfrutará del 1.6 T-GDI de 204 CV

Un anchura que, a pesar de todo, es idéntica a la del resto de versiones. En el resto de cotas el Proceed destaca sobre sus hermanos puesto que resulta el más largo. La longitud llega a los 4,60 m (sólo 5 mm más) pero esa ventaja en tamaño del shooting brake no se traduce en un volumen de carga superior al familiar.

Los 594 litros de capacidad del maletero suponen sólo 6 litros menos que el Ceed Sportswagon. Bajo el piso, donde la rueda de repuesto está ausente, hay hasta tres prácticos compartimentos en los que alojar objetos pequeños y medianos. El volumen se puede ampliar si se abaten los asientos traseros, que están divididos en una proporción 40:20:40.

Quizá más sorprendente resulta que, a pesar de su aspecto voluminoso, es el más bajo de los miembros de la familia Ceed con apenas 1,42 m. Sólo son 43 mm menos que el resto de Ceed y la diferencia se debe a la amortiguación más firme del shooting brake. Una silueta estilizada que no cobran peaje en el habitáculo puesto que el espacio es notorio tanto en las plazas delanteras como en las traseras.

En la segunda fila la caída del techo resta altura con respecto al familiar Sportswagon pero aún así caben dos adultos de hasta 1,80 m de estatura sin problemas, destacando aquí el espacio para las rodillas. Tres irán demasiado justos porque la plaza central es estrecha e incómoda así que sólo debe entenderse su uso para trayectos cortos.

Delante destacan los asientos de corte deportivo vestidos con una atractiva tapicería de cuero negro y ante, con costuras en color rojo en el caso del GT y en color gris para el GT Line. No hay, sin embargo, muchas superficies y molduras mullidas en el interior. A pesar de que los ajustes son buenos, el plástico duro es abundante y el diseño general es muy similar al del resto de modelos de la familia Ceed.

El interior tiene un diseño sobrio donde el principal rasgo deportivo son los asientos

Al ofrecerse únicamente en las versiones tope GT Line y GT, el equipamiento de serie del Proceed será muy completo, lo cual también implicará un precio de salida superior al del Ceed Sportswagon. Uno de los elementos que serán más apreciados es el sistema multimedia compatible con Android Auto y Apple Carplay, dirigido mediante una pantalla de 7 u 8 pulgadas según versión.

La dotación también puede incluir un cargador inalámbrico para el smartphone, asientos delanteros y traseros con calefacción, asistente para el seguimiento del carril (una tecnología de conducción autónoma de Nivel 2 que mantiene el coche dentro del carril, en vías de sentido único y guarda la distancia de seguridad con el vehículo precedente), control de crucero inteligente con función de parada y arranque automáticos o una asistencia inteligente de aparcamiento.

En un futuro próximo tendremos oportunidad de realizar una prueba dinámica del Kia Proceed, un test que será muy interesante para comprobar las diferencias de comportamiento entre las versiones GT Line y GT. Ésta se producirá a principios de 2019, unas semanas antes del inicio de la comercialización en España de este esperado modelo.

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto