¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es
  • Origen y definición de 'Shooting Brake', diferencias con un 'Station Wagon'

Origen y definición de 'Shooting Brake', diferencias con un 'Station Wagon'

El Mercedes CLS 'Shooting Brake' puso de moda este tipo de carrocería en 2012.

Técnicamente, un ‘shooting brake’ es la combinación de un ‘coupé’ y un ‘station wagon’ o familiar. Es decir, un modelo derivado de un tres volúmenes -dos o cuatro puertas- al que se le ha incorporado un maletero y un portón trasero más voluminosos y con una mayor apertura de acceso. A diferencia del ‘shooting brake’, el ‘state car’, ‘station wagon’ o familiar deriva de un compacto -tres/cinco puertas o ‘hatchback’-, y por tanto no son lo mismo.

Historia

Como muchos otros términos asociados al mundo del motor, el término ‘shooting brake’ tiene su origen en el mundo de los caballos. A finales del siglo XIX, el término ‘brake’ utilizado para denominar a los carros tirados por caballos derivó en algo más elaborado para transportar útiles de caza y deporte, entre los que se incluían armas y perros. De ahí la denominación ‘shooting (disparo, caza o tiro al blanco) brake’, que en los años 20 comenzó a trasladarse a los vehículos a motor.

En aquellos momentos, los coches eran propiedad exclusiva de personas adineradas, que con frecuencia encargaban carrocerías a medida para transportar todo lo necesario para ejercer su pasatiempo favorito: la caza. Pero una década después fueron los ‘state car’ los que comenzaron a popularizarse por su practicidad y polivalencia, convirtiéndose en los precursores de los familiares tal y como los conocemos hoy: coches que se asemejan a los vagones de los trenes y que permiten el traslado de una buena cantidad de objetos y familia sin perder en muchos casos su estatus de vehículo turismo.

El Volvo P1800 tuvo su versión 'Shooting Brake', que se hizo muy popular.

En los años 60 y 70, los ‘shooting brake’ adquirieron mucha fama gracias a versiones de lujosos coupés realizadas por diversos diseñadores y poco a poco fueron adquiriendo una imagen de distinción y elegancia derivada de los modelos originales de los que provenían. En aquella época surgió el Volvo P1800 ES, quizá el primer modelo de gran repercusión en este tipo de carrocería, aunque el paso del tiempo la hizo desaparecer en beneficio de los familiares y los monovolúmenes.

Renacimiento

Este tipo de coche reapareció a principios del siglo XXI gracias a un concept car de Chevrolet presentado en 2004: el Nomad. Al año siguiente, Audi reveló el Shooting Brake Concept en Tokyo, pero no fue hasta la llegada del Mercedes CLS Shooting Brake en 2012 que este concepto volvió a coger impulso en la industria de la automoción, tras un primer destello provocado por el Ferrari FF de 2011. La variante del coche alemán cuenta con cuatro puertas y proviene del CLS, que en su momento redefinió el concepto de coupé tradicional.

El Skoda Fabia Combi, que deriva de la versión compacta o 'Hatchback' de dos volúmenes y, por tanto, es un 'Station Wagon' o familiar.

Desde entonces, los ‘Shooting Brake’ han aflorado en el mercado y han ido apareciendo modelos de diferentes marcas. Sin embargo, en ningún caso llegan a rivalizar con los actuales SUV, que han arrasado a nivel comercial y popular con este y muchos otros conceptos de corte familiar o práctico como los monovolúmenes o los ya mencionados ‘state car’, ‘station wagon’, o si lo prefieren, los familiares o rancheras de toda la vida.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto