¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    GP Emilia RomañaAsí entregó Racing Point el podio a Renault: «La segunda parada no tenía sentido»

    Daniel Ricciardo, tercero tras la parada en boxes de Sergio Pérez.Renault Sport

    Sergio Pérez realizó una excepcional carrera en Imola, pero una decisión estratégica de su equipo le entregó el podio a Daniel Ricciardo, lo que permite a Renault colocarse en tercera posición del campeonato de constructores.

    El segundo podio de Daniel Ricciardo con Renault vino precedido de una carrera muy sólida del piloto australiano, pero también de una decisión estratégica de Racing Point que precipitó el resultado final.

    Y es que Sergio Pérez, que partía desde la undécima posición, realizó una carrera excelente con un primer relevo de 27 vueltas con los neumáticos medios que le permitió ascender hasta la cuarta plaza. Y, cuando Max Verstappen sufrió un pinchazo que le envió a la grava, el mexicano se colocó en posición de podio.

    «Un día doloroso porque teníamos un podio en el bolsillo. Es difícil de digerir»

    Con el coche de seguridad en pista y menos de 10 vueltas para finalizar la prueba, Racing Point temió que los neumáticos duros con 24 vueltas a sus espaldas que Pérez llevaba en ese momento fueran un importante hándicap para el mexicano en la reanudación, pues era probable que sus rivales pararan a colocar blandos nuevos para un sprint final muy intenso.

    Así las cosas, Pérez paró en la vuelta 51, al igual que Daniil Kvyat y Carlos Sainz, mientras Daniel Ricciardo y Charles Leclerc se quedaban en pista con los duros usados. Esto propició que Pérez bajara hasta la quinta posición y con la necesidad de adelantar a dos monoplazas en un circuito en el que resulta muy complicado. Para empeorar las cosas, Kvyat le adelantó en la resalida.

    «La segunda parada en boxes no tenía sentido», dijo Sergio Pérez nada más bajarse del coche. «La llamada llegó muy tarde, pero siempre es fácil tomar la decisión correcta después de la carrera. Adelantar fue extremadamente difícil. Un día doloroso porque teníamos un podio en el bolsillo. Es difícil de digerir».

    Sergio Pérez puso los neumáticos duros en su primera parada.

    Finalmente, Pérez acabó la carrera en sexta posición, lo que sin duda dejó al mexicano muy insatisfecho, pero también a Racing Point. «Creo que están tan decepcionados como yo ahora. Somos un equipo y perdemos y también ganamos juntos. En retrospectiva, hoy fue una decisión equivocada».

    Regalo inesperado para Renault

    Daniel Ricciardo fue el beneficiado principal de la decisión de Racing Point, pues los neumáticos duros que había colocado en la vuelta 14 aguantaron mejor de lo esperado y los blandos nuevos (en realidad usados en la clasificación) de Pérez y compañía no ofrecieron el rendimiento inicialmente esperado.

    «Estábamos bastante asentados en el quinto lugar, ese era nuestro ritmo en esta carrera. Leclerc se me acercó, pero sentí que era lo suficientemente rápido como para manejar la distancia con él», contó Ricciardo tras la carrera. «Pero Pérez era más rápido, fue el cuarto mejor coche, pero entró en boxes con el coche de seguridad. Eso me sorprendió bastante».

    La maniobra de Racing Point dejó a Ricciardo tercero y con la amenaza de Kvyat y Pérez por detrás, con Leclerc como barrera involuntaria. «Obviamente, sonreí por ello, porque era como “bueno, eso me da el tercer lugar en la pista”. Sabía que aguantar con los neumáticos duros en el reinicio iba a ser complicado, pero estaba más que feliz de luchar por ello al final, y la posición en la pista es obviamente muy importante aquí».

    «Si él remontaba y nos pasaba, que así fuera, esa era la posición en la que estábamos», apuntaba un Ricciardo que sólo veía ventajas en su apuesta estratégica. «Así que sentí que valía la pena el riesgo y así fue. Creo que la amenaza al final era Kvyat, y eso fue muy sorprendente. No estaba seguro de dónde venía, pero me dijeron que estaba con blandos y que venía muy fuerte. Pero aguanté, y estoy muy, muy, muy feliz. De hecho, es bastante surrealista haber conseguido dos podios tan seguidos».

    Una decisión inicialmente lógica

    Andrew Green, director técnico de Racing Point, ofreció el punto de vista del equipo, destacando inicialmente la buena carrera de Pérez. «La carrera iba completamente a nuestro favor hasta que el coche de seguridad. Checo llegó con gran ritmo hasta la cuarta posición. Superó al pelotón al ir más largo con los neumáticos medios, pilotó muy bien, el coche era muy fuerte».

    Pero, cuando llegó el coche de seguridad, el equipo temió que la configuración específica del monoplaza jugara en contra de Pérez. «El peor escenario posible era un coche de seguridad. Estábamos con neumáticos duros y el coche había sido configurado de forma bastante específica para las tandas largas. Estábamos increíblemente nerviosos por tener que volver a arrancar con los neumáticos duros detrás del coche de seguridad. Y creo que hubiéramos tenido problemas».

    «Así que lo más seguro y pensamos que lo más lógico era cambiarlos por un juego de neumáticos nuevos blandos, para no tener que preocuparnos por eso», admite Green. «Pensamos que otros equipos podrían hacer lo mismo, pero depende mucho de cómo te prepares para la carrera».

    Finalmente, Pérez perdió la oportunidad de alcanzar su noveno podio en la Fórmula 1, yendo éste a parar a un Ricciardo que ya suma 31 y que, de paso, propicia que Renault se coloque tercero en la clasificación de constructores, con un punto de ventaja sobre Racing Point y su futuro equipo, McLaren.

    Fotos: Racing Point | Renault F1 Team