¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    GP BahréinA pesar del descalabro, McLaren sigue siendo el equipo que más progresa

    Los de Woking siguen siendo quienes más velocidad han ganado con respecto a la temporada anterior.

    Williams ha tomado en el Gran Premio de Bahréin el relevo de Toro Rosso como el único equipo que ha sido más lento que el año pasado.

    Las cosas no han ido, ni mucho menos, como McLaren esperaba este fin de semana en Bahréin. Tras las buenas sensaciones de Australia, carrera en la que Fernando Alonso y Stoffel Vandoorne no pudieron acceder a la Q3, pero lograron un quinto y un noveno puesto en carrera, el equipo llegaba a Sakhir anunciando novedades técnicas y con la intención de pasar a liderar el grupo intermedio por delante de Haas y Renault.

    Pero la realidad ha sido muy distinta y las cosas se han ido complicando a medida que avanzaban las sesiones. Durante la jornada del viernes, McLaren fue el equipo que más evolución presentó con respecto a 2017, mejorando su mejor registro del año pasado en algo más de 1,5 segundos, cifra a la que también se acercaron Sauber y Ferrari. Sin embargo, el equipo que menos avance mostró fue Renault con poco más de medio segundo, mientras que Williams comenzaba a atisbar un Gran Premio complicado cediendo tres décimas con respecto al mismo día del año anterior.

    En la clasificación la tendencia fue similar en la mayoría de los casos, con McLaren mejorando aún más con respecto a 2017 y acercándose a los dos segundos de avance, mientras Force India y Toro Rosso demostraban también haber dado grandes pasos en la comprensión de su nuevo monoplaza.

    Sauber, en cambio, perdía gran parte de lo ganado el viernes, mientras Mercedes evidenciaba una mejoría muy inferior a la de Ferrari, motivo por el cual no pudo colocar ninguno de sus dos coches en primera línea. Renault mantuvo su perfil discreto del viernes y Williams ahondó aún más en su crisis, siendo 1,3 segundos más lento que en 2017.

    Pero mejorar no siempre es sinónimo de avanzar en la parrilla, pues McLaren ha evidenciado su mejor forma con respecto a 2017, pero también haber perdido ritmo en relación a lo visto en Australia. En este Gran Premio los de Woking se vieron superados por los tres equipos punteros, pero también por Renault, Toro Rosso, Haas y Force India, mejorando únicamente los tiempos de Sauber y Williams, que se confirmó como farolillo rojo de la clasificación.

    Destacable el retroceso de Mercedes y la regularidad de Renault, que sin embargo no le proporcionó el liderazgo real del grupo intermedio, ya que el mejor tiempo de los franceses fue obtenido en Q2 y eso le permitió a Pierre Gasly ser el referente en la ronda definitiva.