¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Max Verstappen, elegido mejor piloto de 2019 por Motor.es

Los redactores de competición de Motor.es eligen a su piloto de la temporada 2019 de Fórmula 1, con dos únicos candidatos: Max Verstappen y Charles Leclerc.

La capacidad para mejorar a un Red Bull que no estaba para luchar y la caótica situación de Ferrari decantan la balanza hacia el neerlandés.

Max Verstappen
Max Verstappen, piloto de Red Bull.

La temporada 2019 de Fórmula 1 ya es historia, y el año que lo engloba está en ello. Son días de repaso y análisis de lo ocurrido y desde Motor.es hemos hecho lo propio eligiendo al mejor piloto del año.

Los siete redactores que han participado han elegido a sus predilectos, aunque al final sólo ha habido dos candidatos: Max Verstappen y Charles Leclerc. Al final, por un escueto resultado 4-3, ha ganado el neerlandés.

Los argumentos más usados han sido la capacidad del joven de Red Bull de llevar su monoplaza muy por encima de lo que el rendimiento de lo que se esperaba. Por parte de Leclerc, sus defensores han argumentado su capacidad para crecer en medio del caos de Ferrari y acabar la temporada delante de Sebastian Vettel.

Max Verstappen (por David Plaza)

Desde mediados de 2018, Max Verstappen ha madurado de manera espectacular y este año no ha hecho más que confirmar su progresión, completando una campaña casi perfecta, pero no por ello exenta de su habitual agresividad y espectacularidad al volante.

Por eso, aunque el ya hexacampeón Lewis Hamilton ha sido el merecido campeón -pues ha formado parte de la mejor combinación equipo-piloto de la temporada- en mi opinión la mejor actuación individual de 2019 ha sido la de Max Verstappen, que ha maximizado como nadie el potencial de un Red Bull-Honda irregular que no siempre ha estado a la altura del rendimiento del neerlandés.

Charles Leclerc (por Fernando Sancho)

La prometedora temporada de debut de Charles Leclerc con Alfa Romeo Sauber ha tenido continuidad en su salto a Ferrari. El joven piloto monegasco ha logrado superar la presión que significa competir con la firma de Maranello con solvencia. En su segunda carrera logró un podio y desde entonces su rendimiento no sólo ha sido muy positivo, sino que además más consistente de lo que muchos podían esperar. Leclerc cierra la temporada con dos victorias y un total de diez podios, cifras superiores a las de Sebastian Vettel con el mismo coche.

De hecho, Charles ha superado a su compañero por 24 puntos al final de la temporada, sumando además una victoria más que el piloto alemán. Sin duda, Leclerc es uno de los talentos emergentes en la Fórmula 1 junto a Max Verstappen y aunque ha perdido frente al neerlandés en la lucha por la tercera posición del campeonato, la experiencia que atesora el monegasco en la élite del certamen es menor. De ahí que Leclerc haya sido el mejor piloto de la temporada 2019, ya que la superioridad de Mercedes ha impedido tanto a Charles como a Max pelear de manera efectiva contra los pilotos de la firma alemana.

Max Verstappen (por Juan Muñoz)

La quinta temporada en activo de Max Verstappen en Fórmula 1 ha sido, puntos aparte, la mejor del joven neerlandés en lo que a términos generales se refiere: dejando a un lado actuaciones como la que terminó en el pinchazo de su neumático trasero derecho en México tras atacar a Valtteri Bottas de una forma un tanto arriesgada en el Foro Sol, sin esperar a la recta principal guiado por la agresividad innata en su ADN, el #33 ha crecido mucho como piloto y ha dado un gran paso hacia adelante en lo referente a controlar su temperamento a bordo del monoplaza.

A pesar de la gran solidez mostrada por Charles Leclerc en su primera temporada en un equipo grande (actuaciones cuestionables de Ferrari mediante) o la reafirmación de Lewis Hamilton en su alianza invencible junto a Mercedes, a sus 22 años Verstappen ha dado fe de que puede evolucionar y dejar atrás la impasividad y la combatividad desmedida que le caracterizaron en sus primeros años en el ‘Gran Circo’, abriendo la puerta a convertirse en un ‘piloto total’ capaz de amasar los títulos mundiales que el equipo en el que milite le permita.

Charles Leclerc (por Adrián Fernández)

El año pasado me decanté por Lewis Hamilton, y en este 2019 podría incluso considerarlo número 1 ex aequo, pero me quedo con la irrupción de Charles Leclerc en el siempre complicado entorno de una Ferrari que cada año parece estar en busca de perfeccionar el arte de la autodestrucción. Pasar de medirse con Marcus Ericsson (con todos los respetos para su digno papel) a hacerlo con todo un tetracampeón ya asentado, y salir vencedor de primeras en el que es tu segundo año en la categoría, habla muy a las claras del talento que arrastra el monegasco.

Sin duda, hay circunstancias que han favorecido este hecho, como el propio bache de rendimiento de Vettel y el claro tratamiento bicefálico de Mattia Binotto para alejarse del arrivabenismo lo máximo posible. Viendo el rendimiento de Leclerc y el del propio coche durante gran parte del año, dos victorias parecen incluso pocas, pero no es fácil imponerse a los constantes vaivenes estratégicos y de toma de decisiones de Ferrari, y Leclerc lo ha llevado con aplomo las suficientes veces para no entrar en una guerra directa con su compañero, aun cometiendo errores propios de la relativa inexperiencia.

2020 será un gran año para medir su proyección frente a su rival generacional, Max Verstappen, en todos esos intangibles que resultan claves para forjar a un campeón de los que marca época.

Max Verstappen (por Víctor Abad)

En este 2019 ha habido varios pilotos que me han sorprendido y han brillado más de lo esperado, siendo el español Carlos Sainz uno de ellos. Pero si he de decantarme por uno, y con perdón del nuevo hexacampeón del mundo, he de elegir a Max Verstappen. Red Bull estrenaba bajo sospecha un motor Honda que afortunadamente terminó estando a la altura, pero el RB15 no tenía la velocidad suficiente, un año más, para luchar contra los grandes. Y ahí estuvo Verstappen para elevarlo.

Parece que ya dejamos atrás esas temporadas donde el joven neerlandés era incapaz de controlar su velocidad y de mantener su coche entre los límites de la pista. Tras la marcha de Daniel Ricciardo, debía ser el claro líder de un equipo que seguía quemando jóvenes talentos como Pierre Gasly y Alex Albon.

Y así ha sido, sacando tres victorias en carreras caóticas donde su agresividad y su consistencia fueron clave, luchando contra una Ferrari aturdida y, además, terminando por delante de los dos pilotos de Maranello en la clasificación de pilotos. El día que tenga un monoplaza a la altura, no me cabe duda de que será campeón del mundo. Habrá que esperar a 2021.

Max Verstappen (por David Moreno)

Dicen que el mejor piloto del año es el que más puntos acumulados tiene al final del curso. Sin embargo, aunque es una opción válida y Lewis Hamilton siempre es un buen candidato, mi título personal va para Max Verstappen. ¿Por qué? Primero, por qué no Hamilton. Sin ánimo de quitarle méritos, el británico no tiene más enemigo que él mismo. De él depende todo lo que se proponga batir en los próximos años. Luego, Ferrari no ha estado a la altura, Red Bull tampoco y su compañero sigue siendo bastante irregular. Evitando quitar valor a la hazaña histórica que está cosechando el '44', me decantaré por mi segunda opción para este particular premio al piloto del año.

Max Verstappen ha pegado un salto de gigante. Mientras su equipo se lanzaba de lleno a una nueva era con Honda tras usar de conejillo de indias a su filial, el holandés se puso rápidamente a la cabeza de un proyecto que cojeaba al otro lado del box. Con un motor casi a la altura y un chasis que ha ido evolucionando progresivamente, Verstappen ha sido para mí la sorpresa del año al demostrar de golpe toda esa madurez y constancia que se le exigían hasta hace poco a un joven menor de edad rebosante de talento.

Cuando Ferrari se ha borrado, él siempre ha estado ahí, oliendo la trasera de Hamilton; cuando ha podido, ha ganado 'in extremis'. y cuando no ha podido, ha llevado el coche a casa sin intentar ninguna temeridad. Todo ello conservando su más pura esencia: el 'size-zero' a la hora de batallar, el tiempo en clasificación y, en el caso de esta temporada, la humillación en cuanto a resultados a los dos compañeros de equipo que ha tenido. Gasly no aguantó la presión de semejante máquina de conducir y Albon, de momento, se ha defendido. Desde luego, y si las Navidades no desamueblan su cabeza a Red Bull, sólo le falta una pizca de velocidad para volver a lo más alto.

Charles Leclerc (por David Sánchez de Castro)

Si bien nadie puede discutir los méritos de Lewis Hamilton, ya que los números pesan más que cualquier opinión, o el crecimiento innegable de Max Verstappen, al que se le está poniendo una cara de campeón del mundo que ya nadie oculta, el piloto que ha revolucionado el 2020 ha sido, sin duda, Charles Leclerc.

Acabar por delante de Sebastian Vettel y salvar los muebles para una ciclotímica Ferrari son los dos grandes argumentos que le han valido para renovar hasta 2024, lo que augura para él un proyecto a largo plazo en Maranello. Sus batallas con Verstappen, cuyas primeras refriegas ya se han visto en este 2019, auguran un espectáculo absolutamente imprescindible para una Fórmula 1 en plena revolución a corto y medio plazo.

¿Hasta dónde llegará? En buena medida le corresponde a Ferrari responder a esa pregunta. Ya le ocurrió a Fernando Alonso, como después al propio Vettel: se vieron atrapados en la caótica vorágine de decisiones en la Via Abetone de la pequeña localidad vecina de Módena.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto