Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

La nueva regla que ha cambiado la vida de los pilotos: "Antes era fácil enfermar"

El reglamento de 2019 incluye una nueva normativa que podría tener mayor influencia en la competición que cualquier otra regla de índole técnica.

El extremo control del peso al que los pilotos se han visto obligados en los últimos años ha comprometido su salud y su rendimiento en la pista.

La Fórmula 1 ha introducido en 2019 varias novedades en el reglamento y, si bien algunas de índole técnica como las modificaciones aerodinámicas o el incremento de la cantidad de combustible son las que mayor protagonismo han acaparado, existe otra regla que podría tener incluso mayor influencia en los resultados.

A partir de esta temporada, el conjunto formado por el piloto y el asiento debe pesar como mínimo 80 kilogramos, por lo que los pilotos más altos y pesados estarán por primera vez en igualdad de condiciones con respecto a los demás, pues no en vano se estima que 10 kilos pueden retrasar entre dos y cuatro décimas, en función del circuito.

Pero dicha normativa no influirá sólo en la velocidad de los pilotos más pesados, sino también en la salud y la forma física de toda la parrilla, que por primera vez podrá alimentarse y entrenarse sin la preocupación del peso.

Los pilotos se han visto presionados por los ingenieros cada vez más para reducir su peso, pues los coches han sido cada año más pesados como consecuencia del aumento de tamaño de los mismos o la complejidad de los motores, lo que dificultaba mantener a los monoplazas por debajo del peso mínimo y, como consecuencia de ello, la utilización de lastres para repartir los mismos en función de las necesidades de cada circuito.

Malestar permanente

Ello ha provocado situaciones extremas a las que los pilotos han tenido que hacer frente. “He podido comer más durante el invierno, lo que me ha permitido ganar uno o dos kilos.Creo que estoy muy cerca de mi peso natural, por lo que me siento muy bien. Pienso que la nueva regla ha sido muy buena, especialmente para los pilotos más altos, para los que la vida es ahora un poco más fácil”, comentó Valtteri Bottas al respecto.

Lance Stroll es uno de los pilotos más altos de la parrilla, que ahora estará en igualdad de condiciones con respecto a los demás.

El piloto finlandés explica que la estricta dieta, combinada con el intenso entrenamiento físico necesario para hacer frente a las exigencias de unos monoplazas tan rápidos y con un paso por curva tan elevado, hacía que los inviernos fueran especialmente duros. “Durante mucho tiempo, muchos pilotos hemos tenido que estar por debajo de nuestro peso natural y es muy fácil enfermar o sentirse mal. Honestamente, durante los últimos seis años, cada invierno he estado enfermo durante una buena parte del tiempo. Ha sido el primer invierno en muchos años en el que no he tenido fiebre ni cualquier otro síntoma”, afirmó.

Ahora, con la normativa de los 80 kilos, los pilotos pueden alimentarse con normalidad y entrenar sin preocuparse por ganar demasiado músculo. “Lo que ha cambiado es que he podido comer más y asegurarme de que, cuando entreno, tengo todos los nutrientes y me recupero bien. Así que me siento bien”, señaló Bottas.

Tienes que saltarte comidas y todas esas cosas. No siempre hemos estado a tope de energía

Su compañero en Mercedes, Lewis Hamilton, también aplaude el cambio de normativa y afirma sentirse mejor que nunca antes en la Fórmula 1. “En los últimos 12 años hemos tenido que mantenernos en determinado peso y no es algo genial, tienes que saltarte comidas y todas esas cosas. No siempre hemos estado a tope de energía, admitió.

Ahora los pilotos podrán afrontar las 21 carreras en mejor forma física y mental, pues por primera vez el rendimiento del coche no dependerá de su peso. “El cambio de normativa es genial, creo que es mejor para los pilotos, puedes estar más sano y, personalmente, me siento en la mejor forma en años, simplemente porque he podido comer más y eso me ha permitido dormir mejor, tener más energía. Claramente estoy más feliz, concluyó Hamilton.

Pilotos como Nico Hülkenberg, Daniel Ricciardo o Lance Stroll dejarán de verse lastrados por su mayor envergadura, pero toda la parrilla podrá por fin prepararse al 100% para la temporada sin tener que preocuparse de su peso, ni de su salud.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto