Motor.es

GP Gran BretañaCuando el piloto es más razonable que su equipo: el «dejad de inventar» de Sainz a Ferrari

Un minuto antes de reiniciarse la carrera tras la aparición del coche de seguridad por el abandono de Esteban Ocon, Ferrari le pidió a Carlos Sainz que hiciera algo que dejó pasmado al piloto español. Su cabeza fría en ese momento le permitió obtener la victoria.

Cuando el piloto es más razonable que su equipo: el «dejad de inventar» de Sainz a Ferrari
Carlos Sainz, en lo más alto del podio de Silverstone.

4 min. lectura

Publicado: 03/07/2022 20:30

La victoria de Carlos Sainz en Silverstone se ha sustentado en muchos detalles de una carrera loca en la que han pasado muchas cosas desde el mismo inicio. Una carrera en la que el piloto de Ferrari no ha tenido el mejor ritmo de carrera en ningún momento, pero en la que ha sabido aprovechar al máximo todas las oportunidades que se le han presentado.

Y eso incluye algo que no es nuevo en Carlos, un piloto con la cabeza muy fría dentro del monoplaza y que sabe leer bien las situaciones. Incluso mejor que sus ingenieros, a tenor de lo visto este domingo en Silverstone.

Dejad de inventar, por favor

Carlos Sainz ha tenido que defender su victoria frente a los pesos pesados de la parrilla: Max Verstappen, Charles Leclerc y Lewis Hamilton. Todos ellos han tenido opciones de triunfo y todos ellos han tenido mejor ritmo que el piloto español, pero ninguno ha logrado finalmente la gloria en Silverstone.

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!

El neerlandés ha sufrido problemas mecánicos en su coche que le han retrasado hasta la séptima posición cuando era líder. Leclerc, que golpeó a Hamilton en la primera vuelta de la segunda salida, rompió la deriva derecha de su alerón en la maniobra y, cuando llegó el coche de seguridad, se mantuvo en pista con los neumáticos duros usados mientras sus rivales paraban en boxes para colocar los blandos nuevos.

Por delante, 11 vueltas en las que el monegasco era líder, pero con tres pilotos detrás suyo en clara posición de superioridad. En ese momento, Ferrari intentó utilizar a Sainz para proteger a Leclerc con una estrategia suicida: que el madrileño ralentizara a Hamilton y Pérez en la resalida.

Carlos Sainz, que en esa situación contaba con claras opciones de victoria, fue contundente en su mensaje por radio a su ingeniero, Riccardo Adami:

Adami: «Intenta darle a Charles la distancia de 10 coches para darle la oportunidad de ganar espacio».

Sainz: «Por favor, chicos, estoy bajo presión de Hamilton, no me pidáis estas cosas. Por favor, por favor. Dejad de inventar, dejad de inventar. Estoy bajo presión».

Carlos Sainz, 112º piloto en ganar un Gran Premio de Fórmula 1.

La respuesta de Adami fue un escueto «OK», seguramente consciente de que no era razonable la petición hecha por el equipo a Sainz. Posteriormente, cuando se relanzó la carrera, Carlos hizo su parte y adelantó a Leclerc, que tras resistirse con maestría, acabó siendo adelantado por Pérez y Hamilton para terminar en la cuarta posición.

En Silverstone, Carlos Sainz volvió a demostrar su inteligencia en pista, analizando si la petición de su ingeniero era razonable o no y demostrando su capacidad de liderazgo en las situaciones complicadas.

Fotos: Scuderia Ferrari

Pixel