¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Los logros imposibles hasta para Mercedes: el pleno de poles y victorias

    Por primera vez en 2020, un Mercedes no comandó la parrilla de salidaFormula 1

    Las condiciones de pista en el Istanbul Park privan a Mercedes de igualar un hito para el que parecían no tener competencia.

    Solo a principios de los años 50 se dieron plenos de poles y victorias, a favor de Alfa Romeo y Ferrari.

    El dominio de Mercedes supera a casi todos los grandes coches de la historia de la F1.

    Durante el pasado Gran Premio de Turquía, se produjo una circunstancia que parecía imposible en esta extraña temporada 2020. Hasta la improvisada llegada del 'gran circo' al Istanbul Park, Mercedes se había hecho con la totalidad de las poles en las 13 clasificaciones disputadas, y ni siquiera los mejores esfuerzos de Red Bull parecían suficientes para aspirar a algo diferente en los cuatro eventos restantes. No obstante, la lluvia y un reciente reasfaltado se combinaron para generar una situación de agarre cero en la que Mercedes naufragó, consiguiendo Lance Stroll una insospechada pole para Racing Point.

    No es pecata minuta, ni mucho menos. En las 135 carreras disputadas desde 2014, Mercedes ha obtenido 101 victorias (75%) y 107 poles (79%), con las que la marca alemana ha roto innumerables récords sin casi oposición, la mayoría con Lewis Hamilton como estandarte. Para poner en contexto este dominio, el periodo exitoso de Red Bull entre 2010 y 2013 se saldó con "solo" 41 victorias (53%) y 52 poles (67%) en 77 carreras, mientras que Ferrari, en las 85 carreras del lustro triunfal de Michael Schumacher, ganó el 60% de las carreras (51) y el 67% de las poles (57).

    Con la continuidad de los chasis actuales, en 2021 podrían tener, quizá, la última bola de partido para los dos récords más absolutos que aún se les resisten, y que han esquivado también a la práctica totalidad de los equipos dominantes en la historia de la Fórmula 1: el pleno de victorias o de pole positions a lo largo de una temporada. Tal hazaña ha sido conseguida solamente por Alfa Romeo en 1950 y Ferrari en 1952, en temporadas de seis y siete carreras respectivamente.

    Todas las poles, salvo una... una historia que se repite.

    El pleno de victorias ya había sido frustrado por los triunfos de Max Verstappen en el Gran Premio del 70 Aniversario y de Pierre Gasly en el GP de Italia, pero el de las poles tenía visos muy serios de convertirse en realidad. Mercedes ya se había quedado a una sola pole del pleno en cada uno de sus tres primeros años de éxito, siendo sus verdugos Williams en Austria 2014 (Felipe Massa), Ferrari en Singapur 2015 (Sebastian Vettel), y Red Bull en Mónaco 2016 (Daniel Ricciardo). Hamilton, por su parte, frustró en 2011 el posible pleno de Red Bull logrando la pole en Corea, a solo cuatro carreras del final como ha pasado en 2020.

    Ni siquiera los grandes coches dominadores de finales de los 80 y principios de los 90 se hicieron con todas las poles en una temporada. Los apabullantes McLaren MP4/4 y MP4/5 fueron derrotados respectivamente por el Ferrari de Gerhard Berger en Reino Unido 1988 y por el Williams de Riccardo Patrese en Hungría 1989, mientras que los Williams FW14B y FW15C fueron incapaces de frenar al McLaren de Ayrton Senna en Canadá 1992 (por 97 milésimas) y en la última carrera de 1993, en Australia.

    Ni siquiera el McLaren MP4/4 en manos de Senna y Prost logró todas las poles. / @ McLaren F1

    Ningún otro equipo, incluida la dominante Ferrari de Michael Schumacher, se quedó a menos de 4 poles del pleno entre 1994 y 2010, algo que ya había ocurrido entre 1968 y 1987. En los 60, la Lotus de Colin Chapman dominó las clasificaciones con 45 poles de 82 entre 1962 y 1969, teniendo su mejor año en ese aspecto en un 1967 en el que solo cedió dos poles de 11 ante Jack Brabham en las dos primeras carreras del año. Otros equipos que se quedaron a dos poles del pleno fueron Ferrari en 1961 y 1953 (8 carreras), Maserati en 1957 (7) y Mercedes en 1955 (6).

    El pleno de victorias es una proposición aún más compleja. Mercedes se quedó muy cerca en 2016, cuando solo dos accidentes y una rotura mecánica (victorias de Red Bull en España y Malasia) les privaron de hacer pleno en las 21 carreras del año. Red Bull en 2014 y Ferrari en 2015 habían sido capaces también de rebañarles tres victorias. La era Schumacher sí trajo años de gran dominio en victorias para Ferrari, perdiendo solo dos carreras en 2002 (Ralf Schumacher en Malasia, David Coulthard en Mónaco) y tres en 2004 (Jarno Trulli en Mónaco, Kimi Räikkönen en Bélgica y Juan Pablo Montoya en Brasil).

    La referencia en cuanto a porcentaje de victorias sigue siendo, y será, el 1988 de McLaren, con el MP4/4 ganando 15 de las 16 carreras disputadas y el triunfo de Gerhard Berger en Monza como su único punto negro. En ninguna otra temporada entre 1964 y 2001 se quedó un equipo a menos de cuatro victorias del pleno, algo que había conseguido Lotus en 1963 ganando siete de 10 carreras. Las roturas mecánicas en Mónaco 1955 dejaron a Mercedes sin pleno, y Alberto Ascari, en pleno duelo con su compañero Giuseppe Farina, tiró por la borda el pleno de Ferrari en la última curva de 1953 con un error que afectó a ambos, en favor del Maserati de Juan Manuel Fangio.

    A título individual, la pole de Stroll también ha impedido que Lewis Hamilton y Valtteri Bottas se hayan repartido todas las poles entre ellos dos. Además de en las mencionadas 1950 (Fangio y Farina) y 1952 (Ascari y Farina), este hecho también ocurrió en otras tres temporadas de pocos eventos: 1953 (Ascari y Fangio), 1956 (Fangio y Stirling Moss) y 1965, con Jim Clark y Graham Hill a lo largo de 10 carreras. En resumen, una muestra más de que, habiendo batido los récords más populares, siempre hay margen para dejar aún más huella histórica. Eso sí, a costa de una competitividad por la que aún habrá que esperar, como mínimo, hasta 2022. Si acaso.

    Fotos: Formula 1 / McLaren F1