¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    GP BélgicaRicciardo saca el martillo en Spa y suma su tercera victoria

    David S. de Castro
    David S. de Castro

    Daniel Ricciardo se lleva su tercera victoria el año, por delante de Rosberg y un Bottas que suma su cuarto podio de la temporada. Alonso, séptimo. Nico Rosberg provocó un pinchazo en el Mercedes de Lewis Hamilton, por lo que tenemos otra polémica servida en el seno de la escudería alemana.

    Daniel Ricciardo ha conseguido una tercera victoria de la temporada espectacular. El australiano ha ganado sobre Nico Rosberg, el culpable y culpabilizado de la gran polémica de la carrera ya que destrozó la carrera de Lewis Hamilton en la segunda vuelta con un toque. Valtteri Bottas completó el podio con un gran tercer puesto, lo que supone el cuarto podio en las últimas cinco carreras.

    La cuarta posición fue para Kimi Räikkönen, que por fin ha conseguido acabar por delante de Fernando Alonso esta temporada. El español entró octavo, con polémica y una espectacular pelea con Kevin Magnussen, que fue sancionado con 20 segundos. De esta manera el resultado final para Alonso ha sido séptimo, que en cualquier caso es muy poco botín para él, que aspiraba al podio.

    La carrera ya empezó con complicaciones para Fernando Alonso. Los mecánicos tuvieron problemas para hacer arrancar el F14-T, y no se retiraron a tiempo cuando se lanzó la orden de la salida para la vuelta de calentamiento. El asturiano se reincorporó a la vuelta, pero dado que los miembros de la escudería italiana no pudieron irse a tiempo, infringieron la llamada 'norma de los 15 segundos'

    A la espera de lo que ocurriera con la investigación hacia Alonso -le castigaron con cinco segundos de stop&go que cumpliría en boxes-, la carrera comenzó con una espectacular arrancada de Lewis Hamilton, que se colocó primero en la primera curva. Sebastian Vettel sacó los dientes y, tras colocarse inicialmente segundo, se fue largo cuando trataba de pasar al de Mercedes y lo pagó cediendo la posición con el poleman Nico Rosberg.

    Rosberg provoca un pinchazo a Hamilton

    Se cumplía la segunda vuelta del Gran Premio cuando los Mercedes estaban luchando por el primer puesto, y primer golpe de teatro: Rosberg fue demasiado optimista al meterle la rueda a Hamilton, le tocó con el alerón delantero y pinchó el neumático trasero izquierdo al británico. Por tercera carrera, al británico le toca remontar por causas ajenas a él, ya que tras parar en boxes, Hamilton salió decimonoveno. Rosberg se vio obligado a cambiar el alerón delantero también unas cuantas vueltas después, con lo que Daniel Ricciardo se encontró liderando la carrera con Sebastian Vettel segundo en la novena vuelta de carrera.

    Para más surrealismo de la situación, unas vueltas después un trozo de la tela del neumático de Hamilton se quedó enganchada a una de las antenas delanteras del monoplaza de Rosberg, por lo que el alemán tuvo que bregar con una molesta cuerda que le iba golpeando en la cara, hasta que finalmente pudo dejarlo medio sujeto al volante.

    Tras el caos de los Mercedes y las primeras paradas en boxes -sanción a Alonso, incluida- Daniel Ricciardo salió líder, con un sorprendente Kimi Räikkönen segundo, Sebastian Vettel tercero y Nico Rosberg cuarto, rodando bastante más rápido que Lewis Hamilton, muy retrasado, debido a que el coche del inglés iba con el fondo plano roto debido a los problemas con el neumático pinchado. Los nervios pesaron demasiado a Rosberg, y tras equivocarse a la hora de pasar a Vettel dejó un plano en su monoplaza y Bottas lo aprovechó para adelantarle. Las vibraciones que le provocó dicho plano le acabó obligando a entrar en boxes a hacer otra parada, en la vuelta 20.

    Ricciardo saca el mazo

    Mientras tanto, en medio del lío, Ricciardo y Räikkönen se escaparon al frente de la carrera. Cuando el finlandés entró a hacer su segunda parada en boxes, el australiano comenzó a imprimir un ritmo constante altísimo de 1:54's constantes, casi dos segundos más rápido que sus predecesores. En este momento, Fernando Alonso dedicó buena parte de sus esfuerzos a pasar, sin éxito, a un luchador Kevin Magnussen, que probó la paciencia del asturiano.

    Rosberg sabía que su carrera era por la victoria con Ricciardo, y pese al ritmo del de Red Bull, con neumáticos blandos, comenzó a volar en pista. Los nervios le pudieron y tuvo varias pasadas de frenadas, nada habituales en el piloto alemán. La batalla entre ambos se dirimió en boxes: Ricciardo estiró al máximo su entrada en boxes para colocar los neumáticos medios e intentar salvar los más de 25 segundos que se pierden en cada parada. Y lo consiguió: pese a entrar en boxes una vuelta más tarde de lo ideal, el de Red Bull salió por delante del de Mercedes, y en cuanto Bottas hizo su parada, se confirmó su primer puesto de nuevo.

    Precisamente el finlandés fue protagonista por un espectacular adelantamiento sobre un Sebastian Vettel que sufrió seriamente a final de carrera con los neumáticos medios, y se colocó cuarto. Visto lo visto, Rosberg decidió parar a montar neumáticos blandos para las últimas diez vueltas de carrera, y empezó a volar en pista. Primero se quitó de encima al propio Bottas, que suficiente hacía con intentar llegar al podio. En menos de una vuelta, Räikkönen ni vio por dónde le pasó el líder del campeonato a la salida del Eau Rouge. Y a volar: Ricciardo, a falta de ocho vueltas, llevaba 20 segundos de ventaja, pero no se relajó ni un poco: Rosberg le recortó, sólo en una vuelta, cinco segundos.

    Hamilton pidió al equipo abandonar para guardar el motor para Monza. Pese a las reticencias iniciales, acabaron cediendo y el británico abandonó

    Por detrás, Alonso se desquiciaba por intentar pasar a Magnussen por la quinta posición. El español llegó a quejarse de que el danés le estorbaba, pero este se defendió con uñas y dientes, mostrando que es mucho más agresivo que su compañero Jenson Button. Aunque para desquicio, el que llevaba Lewis Hamilton. El inglés sabía que ya no iba a puntuar, por lo que empezó a pedir, casi a suplicar, que le dejaran abandonar para guardar el motor de cara a la próxima cita en Monza. Aunque al principio le pidieron que aguantase, finalmente cedieron a su piloto que, notablemente enfadado, dejó aparcado su Mercedes en boxes y sumó un nuevo cero.

    A falta de dos vueltas, Alonso se erigió en protagonista junto a Magnussen, Vettel y Button, que luchando por el quinto puesto llegaron a estar prácticamente los cuatro en paralelo en una de las imágenes más espectaculares de la carrera. El español llegó incluso a tocarse con el danés, y los comisarios decidieron investigarlo ya que el danés no le dejó sitio e incluso estuvo a punto de sacarle de pista. Unas horas después del final de la carrera, decidieron castigar al de McLaren con 20 segundos por esta acción.

    Rosberg, segundo, fue notablemente abucheado en el podio por el público

    Daniel Ricciardo confirmó su tercera victoria de la temporada, con 4,4 segundos de ventaja final sobre Nico Rosberg, que se escapa a 29 puntos de ventaja en el liderato. Valtteri Bottas suma un nuevo podio en su haber, cuarto de la temporada, y demuestra que es una de las grandes sorpresas del año. Fernando Alonso, notablemente insatisfecho, entró en octava posición, en la que supone la primera carrera del año en la que Kimi Räikkönen, cuarto, logra acabar por delante de él.

    Tabla de tiempos Carrera Gran Premio de Bélgica

    Fotos: Sutton