La guía de pretemporada para cuñados

Le pusimos de mote “el poyo”. Sí, con i griega, no por el ave de corral sino debido a la contracción populachera de “pues yo”. Todo fue porque en el convite tras un bautizo aquel tipo, con una carrera de Fórmula 1 de fondo, iniciaba todas sus frases con “poyo digo que Alonso va a ganar este año” (o la ocurrencia que tocase, y esta fue una de ellas).

El cuñado experto es una especie rapaz que ataca a espíritus sensibles dispuestos a escuchar y devora platos de jamón a dos manos mientras te explica cualquier cosa sin que puedas meter baza. Es una evolución del tipo del bar con palillo de dientes, portera de bloque que friega mientras diserta, o tertuliano radiofónico experto en todología. Ante la pujanza de la Fórmula 1 en los últimos años, un buen cuñado de la tipología ‘poyo jamonerus’ puede explicarte de todo, pero raramente lo hará de lo que ocurre en pretemporada, básicamente porque no se ve por la tele. En la jornada de hoy hemos invitado al ‘poyo viruterus’, otra modalidad de cuñado, del que la fiscalía maneja pruebas de que sabe poco-pero-algo, y te da cuatro pistas para no perderte en las profundidades de la pretemporada.

1.- Antes de los tests, a veces después, se celebran los llamados ‘filming days’. Cuando los días de pruebas se elegían en función de la pasta que tuvieras sin tener que dar más explicaciones, las escuderías paraban un día, cerraban la pista a otros equipos, y grababan vídeos o hacían fotos para dejar contentos a sus patrocinadores. Podían hacerlo cuando les diera la gana. Podían pintar sus coches como quisieran, poner y quitar pegatinas… lo que quisieran. Esto ahora es impensable puesto que los días de tests se cuentan con los dedos de las manos y ese es un tiempo que hay que aprovechar para mejorar los coches. La FIA concedió alguna jornada extra a los equipos para estas funciones promocionales, pero con varias limitaciones importantes: no rodar más de 100 kilómetros, hacerlo con los motores con las RPM limitadas, y usar ruedas de demostración, esto es, duras como el pedernal y útiles apenas para que el coche se mueva pero sin poder llevarlo ni lejanamente cerca de sus límites.

Segundos después de estrenar su MCL33, Fernando Alonso dijo en la pista de Los Arcos "que llegaban buenos tiempos" ante las cámaras de Sky. Se refería que su época, su temporada, mejoraría, no que estaban saliendo buenos tiempos con su coche. Perseguir a un Mercedes ML de los del cine en segunda (o primera) no da para exprimir la mecánica, en una pista en la que no hay referencias, ni se ha rodado antes a toda castaña. Por cierto, ese ML está pintado de negro mate para eludir reflejos en los coches a los que graba, y tiene las suspensiones tuneadas y muy duras en busca de estabilidad para la cámara.

2.- La Fórmula 1 no emite los tests de pretemporada, es un hecho. No te esfuerces, es inútil, no hay tu tía. Ni de pago, ni de gratis, ni de na. Si quieres verlos en una pantalla tendrás que hackear el circuito cerrado de la pista y que sirve a los comisarios y empleados del circuito para controlarlo todo. Son cámaras fijas, de poca resolución, algunas se mueven o hacen zoom, y se manejan sin operario y de forma remota desde la sala de control de carrera. Eso o hablar con Elon Musk y que te lance un satélite para mirar desde el espacio en tiempo real.

Para cubrir un circuito son necesarias entre 18 y 20 cámaras más las fijas, estáticas, helicópteros, cámaras onboard, etc…

Las diversas cadenas que cubren el mundial se nutren de imágenes en pista, boxes y pitlane de la señal genérica de FOM TV, la productora de Liberty Media que montó Bernie. Libertyvisión no ofrece este producto a las teles, sólo las carreras, y sus equipos de reporteros acuden con dos o tres cámaras ENG, a veces un pequeño plató o incluso un trailer de producción, pero no riegan de cámaras la pista. Para cubrir un circuito son necesarias entre 18 y 20 cámaras más las fijas, estáticas, helicópteros, cámaras onboard, etc… ¿Te has fijado que nunca ves cámaras onboard de accidentes en los tests? Eso es porque FOM TV no las maneja. Sí que puedes ver resúmenes, reportajes, y algunos planos sueltos de los coches pasando por las curvas, pero sería muuuuy raro que vieses dos o tres planos encadenados con varias curvas seguidas; ver una vuelta completa es directamente… un NO muy grande.

3.- No te calientes con los tiempos, problemas de fiabilidad, prestaciones o velocidad punta en los primeros tests; los coches no van a correr demasiado. Los equipos empiezan probando que todo funcione, que los conexionados no fallen, los sensores sensoren y que todas las piezas de sus costosos mecanos encajen. Fallos de diseño, errores de montaje, problemas de madurez y una deficiente integración de nuevos sistemas o proveedores saltan en las primeras jornadas. Que el coche más fiable se rompa es normal, así que ni risas ni choteos, que hasta el mejor escribano echa un borrón. Según avancen los tests se va buscando la velocidad, los cambios de configuraciones, sublimar los ajustes, y los resultados relativamente fiables comienzan a asomar la patita. A menos que tengan un plan de trabajo algo exótico, los primeros equipos que comiencen a realizar tandas largas, de más de diez vueltas, serán los que tengan todo más avanzado. Esos van por delante y casi siempre son los equipos grandes, que lo tienen muy pulido, y las simulaciones concuerdan con lo que esperaban.

4.- Lo más parecido a la realidad que va a salir de Montmeló ocurrirá durante las dos últimas jornadas, esto es, los 8 y 9 de marzo. Los monoplazas habrán rodado en todas sus configuraciones para la pista, el asfalto estará más engomado, y las deficiencias de juventud habrán sido lijadas. Si les ha ido bien, si no han tenido problemas y si han probado de todo, en un momento de poco tráfico les dirán a sus pilotos: “métele al pedal como si se te fuera la vida en ello a ver qué sale”, y un Mercedes, un Ferrari o el que sea, marcará el mejor tiempo de la pretemporada, una pequeña muesca en los libros de historia, y un puñado de patrocinadores sonrientes.

Hay maneras de trolear este registro, y es ajustando el coche de una forma en la que no aguantaría una carrera pero si unas pocas vueltas, esto es, muy ligero aerodinámicamente, los frenos más abiertos, combustible para dos o tres giros, y el compuesto más blando de todos. Esto es perfectamente legal, pero es muy raro que durante el calendario se den estas circunstancias. A cambio obtendrán un bonito titular. En Melbourne veremos cambios en los monoplazas con respecto a la última jornada de entrenos, y es tradicional en los Red Bull, por poner un ejemplo bien conocido.

5.- Los pases y acreditaciones para entrar en las ‘zonas nobles’ del circuito son para la gente que trabaja allí, esto es, pilotos, técnicos, directivos de los equipos, comisarios FIA, servicios del circuito y los de la prensa canallesca. Si no eres de uno de estos gremios, quedarás de la verja hacia fuera. No hay ‘pases de paddock’, no existen, aunque sí hay algunos que de manera temporal pueden dar acceso a esta zona. Para VIPs, invitados de los equipos, y patrocinadores suele haber un pequeño cupo que las escuderías distribuyen a su criterio, pero no son muchos.

En el Circuit Catalunya-Barcelona hay diversas opciones este 2018. Entrada genérica a 18 leuros para mirar desde diversas zonas del graderío. Por 50 puedes comprar una visita guiada que te lleva por lugares como la sala de prensa, dirección de carreras, y un paseo rápido por paddock aunque suelen agotarse muy rápido. El lujo asiático reside justo encima de los boxes, y por 254,10 bellotas puedes pasar un día metido en uno de esos apartamentos-oficinas-comederos situados justo encima de los coches cuando hacen sus paradas en los citados piso-box. Son caros, pero lo que vas a ver, oír, y oler justo ahí no lo vas a pillar en tu vida de ninguna otra manera, a menos que seas accionista de TAG-Heuer, Shell, Pirelli o cualquier otra compañía gorda de las que están metidas de verdad y soltando pasta en este circo. Piénsatelo, es una leña, pero merece la pena y tendrás un selfie único que va a ser la envidia de tus amigos del WhatsApp.

En el circuito a veces hay alpiste y a veces no, y todo el día a base de aire pone de muy mala leche

6.- y final: echa en tu mochila protector labial, unos prismáticos o catalejo, un cargador de baterías para el móvil, y algo de bebida y comida. En el circuito a veces hay alpiste y a veces no, y todo el día a base de aire pone de muy mala leche. ¡Ah, y abrígate, que los de Tiempo.com dice que calor no va a hacer!

A partir de ahora, cuando algún cuñado se te descuelgue con una lección magistral sobre el efecto del monkey seat, los escapes soplones o el rake, le dices: “poyo he estao y tu no”.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

  • Comentario de Marcos Truchado
    27/02/2018 (11:59)

    Marcos Truchado

    "También no olvidemos que hay otra forma de trolear los resultados pero a la inversa. Hamilton el año pasado recriminaba que Vettel no pasaba por la recta de meta a pie a fondo para maquillar los tiempos, algo que quedó de manifiesto cuando Raikko pasó de ese juego y marcó un tiempazo el año pasado en los últimos compases."

  • Comentario de Marcos Truchado
    27/02/2018 (11:59)

    Marcos Truchado

    "También no olvidemos que hay otra forma de trolear los resultados pero a la inversa. Hamilton el año pasado recriminaba que Vettel no pasaba por la recta de meta a pie a fondo para maquillar los tiempos, algo que quedó de manifiesto cuando Raikko pasó de ese juego y marcó un tiempazo el año pasado en los últimos compases. A veces es bueno que si sabes que eres superior, no enseñarlo hasta Australia para que el resto se confíe."

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto