¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es
  • Se eleva la cuenta a 10 víctimas mortales por los airbags de Takata

Se eleva la cuenta a 10 víctimas mortales por los airbags de Takata

Los airbags con infladores defectuosos del proveedor Takata se han cobrado su décima víctima, también en Estados Unidos. En esta ocasión la tragedia fue totalmente evitable, pues era un coche llamado a revisión hace cinco años, y los dueños no lo sabían.

2002 Honda Civic Coupé

Hasta la fecha, se han llamado a revisión a 24 millones de vehículos a nivel mundial para reemplazar los infladores de unos 28 millones de airbags frontales, producidos por Takata. En el caso de despliegue del airbag, podría producirse una explosión incontrolada y soltar metralla, por lo que pueden producirse graves lesiones o incluso la muerte. Se han contabilizado 100 heridos de diversa consideración.

El último caso es el de una adolescente de 17 años, Huma Hanif, que ha fallecido tras sufrir un accidente de tráfico que no habría tenido consecuencias, incluso de no haber tenido airbag. Fue un golpe a muy baja velocidad, habría bastado con que llevase abrochado el cinturón de seguridad para salir ilesa.

Se da la circunstancia de que el coche, un 2002 Honda Civic Coupé de segunda mano, había sido llamado a revisión en 2011, y la división americana de Honda intentó contactar con los propietarios muchas veces, sin éxito. De ahí la importancia de que marcas y autoridades dispongan de datos actualizados sobre quién tiene el coche.

Fotografía: Departamento del Sheriff de Texas, condado de Fort Bend

Huma Hanif impactó contra un Honda CR-V que estaba detenido en un semáforo. Aunque los daños en el coche eran mínimos, fue suficiente para activar el despliegue del airbag frontal. Un par de esquirlas metálicas seccionaron su vena yugular y la arteria carótida, provocando una muerte inevitable de no estar in situ un equipo de emergencias, al perder la víctima mucha sangre en poco tiempo. Según los expertos, Huma murió en cuestión de segundos.

Este coche salió de fábrica con doble airbag frontal, y contaba con una buena calificación en seguridad por la NHTSA, con cinco estrellas en protección frontal, tanto para conductor como para pasajero. En 2011 fue incluido en una llamada a revisión para reemplazar los infladores de los airbags. La familia de la víctima asegura no haberse enterado de nada.

Nueve de las 10 víctimas de los airbags Takata viajaban en un Honda

El fabricante japonés, que ya no va a volver a usar a ese proveedor, ha reemplazado 5,4 millones de infladores, o el 54% de los coches llamados a revisión. En total, se han reemplazado 7,5 millones de infladores de un total de 28 millones de airbags potencialmente peligrosos.

2002 Honda Civic Coupé, airbag de conductor

De acuerdo a la información que tenemos, el fabricante hizo su parte. El coche llevaba años marcado como que debía ser revisado, pero no pasó por un servicio técnico oficial. En caso contrario, la simple comprobación del número de bastidor habría hecho saltar una alerta y los técnicos habrían reemplazado el inflador sin coste para el cliente.

Existen múltiples formas de enterarse de que un coche está llamado a revisión en EEUU

En la página Web de la NHTSA ese modelo tiene una alerta de llamada a revisión. También se puede saber introduciendo el número de bastidor (VIN) en otra Web de la NHTSA. Honda utiliza correo electrónico, llamadas telefónicas, cartas y publicidad segmentada en Internet para llegar a todos los clientes.

No todos los infladores de airbag serán reemplazados, empezando por una simple razón: algunos modelos tienen casi 15 años y ya han acabado en un desguace. De todas formas, la edad media del parque automovilístico americano es alta, superior a 11 años y medio. Este Civic Coupé no es precisamente un modelo muy viejo o muy peligroso. En teoría, la víctima no habría resultado ni siquiera herida leve.

Es más, podría haber ocurrido exactamente lo mismo en un coche mucho más moderno con el mismo tipo de airbag. La zona donde este coche se movía está cercana al mar y es muy calurosa, factores que propician el mal funcionamiento de los infladores. El nitrato de amonio, utilizado para el mecanismo pirotécnico, se lleva muy mal con la humedad y el calor.

Más de uno se preguntará qué habría pasado si el airbag estuviese desactivado, la respuesta es nada. Pero es un coche que debía haber pasado por un servicio oficial, desactivar el airbag no era la opción más inteligente. En toda llamada a revisión el cliente no ha de pagar nada, nunca, aunque sea en el servicio oficial y ese coche lleven años sin verlo.

El sistema ha fracasado una vez más, pese a contar con diagnóstico y solución. La mayoría de los modelos llamados a revisión se encuentran en Estados Unidos, pero también hay casos en Europa. Si algún lector está preocupado ante la posibilidad de que su coche use un airbag Takata, lo mejor que puede hacer es contactar con el fabricante y proporcionar el número de bastidor para recibir más información, ¡y no desactivar los airbags!

Fuente: Automotive News

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto