¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Mercedes-AMG GT S E Performance F1 Edition, la máxima competición se hace notar

Mercedes-AMG GT S E Performance F1 Edition, la máxima competición se hace notar
6
Mercedes-AMG GT S E Performance F1 EditionMercedes / Mercedes-AMG
Fran Romero
Fran Romero4 min. lectura

La berlina más deportiva del catálogo de productos de la marca de la estrella se hace notar más con una edición especial. El Mercedes-AMG GT S E Performance F1 Edition también se suma a la conmemoración del 50º aniversario de los de Affalterbach con una imagen más especial y acorde con las elevadas prestaciones que ofrece este práctico modelo.

El Mercedes-AMG GT S E Performance es la guinda que la marca de la estrella acaba de poner a la venta en todos los mercados europeos, incluida también España. una berlina de verdaderos altos vuelos, que no solo permite viajar en primera clase con un confort superior al del Clase S, sino también capaz de ofrecer unas prestaciones de vértigo absoluto gracias a los más de 800 CV que ofrece el sistema de propulsión híbrida enchufable embarcado en el AMG GT Berlina.

Uno más que se ha sumado al 50º aniversario que Mercedes-AMG está celebrando con el lanzamiento de ediciones especiales en determinados modelos de la estrella de tres puntas, llegando ahora al Mercedes-AMG GT S E Performance F1 Edition. Como los anteriores, no presenta novedades en el plano mecánico, pues este híbrido enchufable no necesita demostrar más y ya ha establecido su listón en un nivel difícilmente alcanzable por sus inmediatos competidores, por lo que solamente suma una indumentaria especial.

Mercedes-AMG GT S E Performance F1 Edition
El lujoso interior del Mercedes-AMG GT S E Performance F1 Edition destila una deportividad extra

Mercedes-AMG GT S E Performance F1 Edition

Estéticamente, se reconocerá por una pintura exclusiva del catálogo de «MANUFAKTUR», el «Gris Alpino», que contrasta con los detalles en negro brillante que visten determinados detalles de la carrocería como la parrilla Panamericana, los apliques decorativos que destacan las tomas de aire del paragolpes, las branquias laterales o los bordes de los cristales. También, el spoiler trasero o el acabado mate de las llantas de aleación forjadas de 21 pulgadas y cinco radios dobles, cuyo aro además está pintado en rojo al más puro estilo del coche médico de F1.

Color que se extiende por los faldones laterales, el spoiler delantero y el difusor trasero. Además, cuenta con el motivo decorativo ocupando los bajos laterales con las letras de AMG y su escudo de armas en un degradado con un acabado brillante. Una imagen especial que también se traslada a un interior de altura, con los asientos tapizados en cuero napa negro con costuras de contraste en rojo, los delanteros con la configuración «AMG Performance» y el mismo acabado en el volante multifunción, además del siguiente equipamiento especial:

  • Paquete exterior «AMG Night»
  • Paquete «AMG Night II»
  • Paquete aerodinámico AMG
  • Iluminación dinámica AMG
  • Tapón de depósito AMG en cromo plateado con inscripción AMG
  • Funda AMG con logotipo F1
  • Cinturones de seguridad en rojo
  • Embellecedores AMG de carbono
  • Insignia «F1 Edition» en el interior y en las alfombrillas
  • Listones en los umbrales de las puertas con distintivo AMG e iluminados en rojo

Donde no hay cambios en el apartado del chasis ni en el motor, por lo que mantiene el poderoso esquema técnico, alcanzando la más brutal cifra de potencia en un modelo de producción en serie de la marca, nada menos que 843 CV, que se trasladan al asfalto a través de la tracción total «4MATIC +» y el cambio automático de 9 velocidades. Además, esta versión dispone de una pequeña batería que proporciona una autonomía máxima de 12 kilómetros. Los interesados en esta edición especial deberán desembolsar los 23.600 Euros que cuesta este paquete, un extra que se suma a los 230.000 Euros del precio de la berlina deportiva.

Mercedes-AMG GT S E Performance F1 Edition, la máxima competición se hace notar