¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Un nuevo método permitirá medir la vida útil de los motores de los coches eléctricos

    Detalle del motor eléctrico del Porsche TaycanPorsche

    La segunda mitad de 2020 va a suponer una auténtica revolución en el mercado, con una explosión del coche eléctrico. Una nueva hornada de modelos que llegarán a todos los segmentos. Pero, durante tiempo se ha prestado especial atención a la vida útil de las baterías, dejando de lado la de los motores eléctricos, que también tienen una fecha de caducidad.

    Cuando los clientes se interesan por comprar coche que sea eléctrico, la principal preocupación de los fabricantes es garantizar por el máximo tiempo posible la batería, ya que es cierto que es el componente más caro del sistema de propulsión. Pero no es el único que tiene una vida útil limitada, porque los motores eléctricos no duran tampoco toda la vida útil del propio coche.

    Al igual que con los miles de ciclos de carga de una batería, ésta se daña, también lo hacen los motores, ya que la velocidad de giro es enorme comparada con la de un motor térmico, llegando a alcanzar fácilmente las 11.000 revoluciones por minuto. No hay procesos químicos de por medio y que basta apretar un botón para tener una elevada potencia y dosis a golpe de pedal del acelerador.

    Detalle del motor eléctrico equipado en el MINI Cooper SE, un componente con vida útil limitada

    Y esa oferta permanente a la mínima demanda también supone perder vida útil del motor eléctrico, cuyo componente principal es el rotor que está compuesto de varias capas de un material llamado acero eléctrico, una variante del acero magnético con unas propiedades químicas especiales que se beneficia del hierro y el silicio, con un grosor de entre 0,1 y 0,3 milímetros. Apiladas una a una, se da forma al rotor de esta mecánica tan particular.

    Pero, a día de hoy, ningún fabricante ha señalado la vida útil de los motores eléctricos porque, realmente, la desconocen. Para poder ofrecer una garantía es necesario someter al motor eléctrico a una intensa prueba que mida su vida útil o, al menos, poder predecirla, por lo que fabricantes como BMW, Mercedes, Volkswagen y Porsche, junto a proveedores como ZF, Mahle, Bosch,Valeo Siemens, AVL y Magna, se han embarcado en un proyecto de tres años con este objetivo.

    Todos participan en el desarrollo de un nuevo método de prueba para determinar la vida de un motor eléctrico, junto a la Universidad de Ciencias Aplicadas de Esslingen. El sistema tendrá en cuenta los métodos de corte de las láminas del acero del rotor y los propios del motor, como los cambios de velocidad de carga parcial a completa, el envejecimiento y los cambios de temperatura.

    Fuente: Facultad de Tecnología de vehículos de la Universidad de Esslingen

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto