¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Visitamos el Museo Aguinaga de coches clásicos de Mercedes

    7

    A un paso de Bilbao ha abierto sus puertas un lugar de peregrinación de los amantes de los coches clásicos en general y de Mercedes en particular. Es el Museo Aguinaga, donde se exponen una treintena de vehículos clásicos e históricos de todo tipo de la marca de la estrella.

    El Mercedes-Benz W03 12/55 Pullman Limousine (1926) es el modelo más antiguo de la exposición

    La ciudad de Bilbao suma un nuevo atractivo a su oferta turística ya que a escasos kilómetros de la capital vizcaína ha abierto sus puertas la mayor exposición abierta al público de vehículos Mercedes-Benz de España. Se trata del Museo Aguinaga que recoge la herencia de la marca de la estrella.

    Un edificio construido por el arquitecto bilbaíno José María Smith situado al lado del concesionario Aguinaga Mercedes-Benz, de más de 2.000 metros cuadrados, que tras 13 meses de obras se ha convertido en el inmejorable escenario en el que lucen una treintena de coches clásicos e históricos de todo tipo, incluyendo camiones y autobuses.

    Algunos son vehículos propios pero también están presentes unidades cedidas por coleccionistas privados, por otros museos y por la propia marca para enriquecer aún más la visita. Una de las joyas de la exposición es una de las 100 réplicas existentes del considerado primer automóvil de la historia, el Benz Patent Motorwagen, el triciclo monocilíndrico que patentó Carl Benz en 1886.

    Al margen de esta réplica, las instalaciones suponen un exhaustivo repaso por la historia del fabricante alemán desde 1926, año en el que Daimler y Benz se fusionaron y de su unión surgió Mercedes-Benz. De hecho, el modelo más antiguo expuesto es un flamante Mercedes-Benz W03 12/55 Pullman Limousine de ese mismo año. Por el contrario, el más moderno es de 1986 siendo un Mercedes SL W107 el protagonista.

    No menos interesante es el Mercedes 130H W23 que inspiró las líneas del Volkswagen Escarabajo, el Mercedes 170D W136 con el que en 1949 la marca de la estrella apostó por primera por el diésel para el gran público, un precioso Mercedes 190 SL Roadster W121 o un ostentoso Mercedes 600 W100 que competía directamente con los Rolls-Royce.

    El espectacular Mercedes 600 W100 de Aguinaga perteneció al dictador venezolano Marcos Pérez Jiménez

    La exposición permanente está ubicada en Barakaldo, en la calle José Vara, 7, y abre sus puertas los sábados de 10:00 a 13:00. El precio de la entrada es de 7 euros aunque los clientes del concesionario pueden acceder gratuitamente. La visita es autoguiada para disfrutar con tranquilidad de estas obras de arte sobre ruedas y conocer más detalles de la historia de cada modelo gracias a los paneles explicativos.

    La empresa familiar Aguinaga Comercial S.L. lleva más de 70 año en el sector automovilístico y desde hace seis décadas es concesionario oficial de Mercedes-Benz, siendo uno de los primeros en abrirse en nuestro país. El museo es una consecuencia de esta exitosa comunión y pretende no sólo exponer vehículos sino ser un centro de eventos y ocio con la marca alemana como eje central.

    Visitamos el Museo Aguinaga de coches clásicos de Mercedes