Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

¿Cambiarías un sedán de lujo por un pick-up full-size? ...muchos americanos sí

La fiebre SUV ha llegado a estos extremos, muchos clientes de vehículos premium en los Estados Unidos se están pasando a las versiones más altas y mejor equipadas de los pick-ups full size, con precios que llegan incluso a superar los de los sedanes grandes más caros.

Chevrolet Silverado High Country 2019.

La tendencia SUV del mercado es imparable, cada vez son más los clientes que migran de los segmentos tradicionales a modelos de talla elevada, independientemente de su naturaleza. Uno de los últimos síntomas de esta tendencia nos ha resultado de lo más llamativa, pues las tres grandes corporaciones automovilísticas estadounidenses han notado un repunte significativo de las versiones más altas y mejor equipadas de sus líneas pick-up full size.

Hablamos inlcuso de los Chevrolet Silverado 1500, Ford F-150 y RAM 1500, las versiones light duty de las respectivas gamas full-size de cada fabricante. Estas marcas han confirmado que la demanda por las versiones más altas de estos modelos se ha disparado y lo que es más llamativo, según confirman algunos ejecutivos, como Doug Scott, responsable de marketing de la línea pick-up de Ford, cada vez que lanzan “una nueva edición premium, los compradores les dicen que quieren más.

Las últimas actualizaciones de estas tres gamas cuentan con nuevas versiones exquisitamente equipadas que incluyen elementos más propios de un vehículo de gama alta, como son los asientos en piel calefactados, sistema de cancelación de ruido o sistemas de audio premium, como en el caso del nuevo RAM 1500 Limited Edition, que cuenta con un sistema de sonido Harman Kardon de 19 altavoces. Nada mal para un vehículo que en teoría debería tener una orientación industrial o comercial.

Ford F-150 Platinum 2019.

En cualquier caso, estas versiones altas tienen precios muy próximos a los 100.000 $, como es el caso del RAM 1500 Limited Edition, que cuenta con un precio de 90.000 $ o el enorme Ford F-Series Super Duty Limited, con una etiqueta de precio de 97.000 $.

Pero, ¿de dónde proceden estos adinerados clientes?, ¿de qué segmento han migrado?. La respuesta a estas preguntas es probablemente lo más curioso de esta tendencia, pues estos clientes no provienen en su mayoría de los numerosos SUV full size disponibles en ese mercado, como los Expedition o Escalade, sino que son los mismos clientes que antes compraban los grandes sedanes y coupés de lujo, y no hablamos solo de marcas estadounidenses, pues las firmas de lujo europeas también se están viendo afectadas por esa tendencia.

Los clientes migran de vehículos como el Mercedes-AMG E 43 a modelos como la recién estrenada variante Chevrolet Silverado 1500 High Country (ilustrado en la imagen superior), ambos con una etiqueta de precio en torno de los 70.000 $ en ese mercado. A modo de ejemplo, en Norteamérica, las dos primeras versiones disponibles del Mercedes Clase S no superan los 95.000 $, los Mercedes S 450 y S 450 4MATIC, menos incluso que algunas de estas versiones pick-up altamente equipadas (que no de lujo, pues no lo son).

Fuente: CNBC

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto