¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El Porsche 911 Safari 2023 de producción pillado en fotos espía en Nürburgring

    El Porsche 911 Safari 2023 de producción pillado en fotos espía en Nürburgring
    17
    Fotos espía Porsche 911 Safari 2023 en NürburgringCarPix
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    Después de un arduo trabajo con cientos de horas invertidas con mulas en el circuito de Nürburgring, ahora es el turno de que los prototipos del Porsche 911 Safari afronten el asfalto de la pista alemana para completar el programa de ajustes y de la dinámica de conducción. Las nuevas fotos espía muestran la evolución del crossover en el que se ha convertido al icónico deportivo alemán.

    Hace un año que las primeras mulas del Porsche 911 Safari 2023 se dejasen ver en el circuito de Nürburgring, primero en plena primavera con una configuración muy básica y, posteriormente, en verano con una importante evolución. Pero atrás han quedado aquellas mulas de la primera fase del desarrollo, que ha experimentado una transformación a la fase de prototipo durante el pasado invierno. En el norte de Suecia se presentó con los ajustes más avanzados.

    Estas nuevas fotos espía muestran un regreso al trazado alemán, donde está poniendo a prueba, por segunda vez, todos los ajustes realizados hasta la fecha. Con decisión, el «crossoverizado» Porsche 911 afronta las pruebas al más alto nivel, en el que no solo se están analizando los ajustes del chasis, sino también las más elevadas prestaciones que deben ser, como mínimo, idénticas a las de un Carrera 4S. El modelo sigue mostrando un importante nivel de camuflaje, aunque la branquia abierta en el panel del capó delantero ya deja ver más claramente la malla interna.

    Dos inviernos y dos Nürburgring, el debut del 911 Safari se acerca

    Los protectores de plástico negro definitivos que rodean los pasos de ruedas son ya los del modelo de producción, y no se han escondido, aunque Porsche sí oculta el aspecto final de los umbrales laterales, que se esperan en el mismo acabado oscuro, en lugar de color carrocería. Prácticamente en el mismo estado se encuentra la zaga, y especialmente el paragolpes trasero, muy camuflado y con piezas que realmente deforman el aspecto final como los bloques a ambos lados de la matrícula.

    Un detalle especial que mantiene con las mismas unidades avistadas en las pruebas de invierno es el tintado de los cristales traseros y de la luneta, lo que puede sugerir que Porsche prescinda también de los asientos posteriores como en el modelo híbrido. Un extremo que no está confirmado, pero que no sería tampoco extraño. En la misma situación nos encontramos con el nombre comercial, que sigue siendo un misterio, a pesar de que el de «911 Dakar» suena con mucha fuerza. Especialmente, si nos atenemos a una reciente publicación de Walter Röhrl en su perfil de Instagram, que fue rápidamente eliminada.

    Nuevos detalles que, poco a poco, van aflorando de un modelo que está basado en el 911 Carrera 4S equipado con tracción total y con un importante extra de altura al suelo, además de recorrido de la suspensión. Incluso se espera que el motor sea el mismo, con el seis cilindros plano de 3.0 litros con una potencia máxima que alcanzará los 450 CV, trasladando ésta al asfalto a través del cambio automático de ocho relaciones. Una edición limitada en unidades que no tardará mucho más tiempo en desvelarse, tras superar dos temporadas de pruebas de invierno y otras dos en el circuito alemán.

    El Porsche 911 Safari 2023 de producción pillado en fotos espía en Nürburgring