¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es
  • Toyota realizará pruebas de conducción autónoma de nivel 4 con tráfico real en 2020

Toyota realizará pruebas de conducción autónoma de nivel 4 con tráfico real en 2020

9
Lexus P4, el coche autónomo de Toyota basado en el Lexus LS 500h

Abordo del Lexus LS 500h convertido en un vehículo de transporte público,Toyota prepara una serie de pruebas en tráfico real de conducción autónoma de nivel 4, que Tendrán lugar en un barrio de la capital nipona, el próximo mes de julio. El objetivo es ir profundizando en la tecnología sin intervención del conductor.

Cada vez más inmersos en el campo de la conducción autónoma, Toyota anuncia los preparativos para iniciar una serie de pruebas en condiciones reales de tráfico del nivel 4, en el que el conductor solo interviene si el sistema lo necesita realmente, unas pruebas que se llevarán a cabo de julio a septiembre de 2020, en Tokio.

Hace pocos días que los japoneses apuntaban que ningún otro fabricante mundial se encontraba en tal nivel de conducción, especialmente por el avanzado paso que supone y la inversión necesaria. Sin embargo, Toyota sí dispone de la tecnología necesaria, al menos, para poder realizar pruebas en condiciones reales, entre mucho tráfico, vehículos de uso particular y público, y peatones.

El Lexus P4, cargado de sensores y cámaras para conducción autónoma en vías públicas

Las pruebas las realizarán con una modificada unidad del Lexus LS 500. La berlina de lujo más eficiente de Lexus se ha adaptado convenientemente para ser transformada también en un vehículo de transporte público, un taxi al que se invita a subir a todos los que lo deseen, con un conductor en la parte delantera, saliendo del centro de pruebas cerrado de Michigan, Estados Unidos.

Equipado con tecnología SAE-4 y con el nombre de P4, cuenta con avanzada tecnología en forma de cámaras colocadas en los laterales, dos sensores de imagen que miran hacia adelante y hacia atrás, y un sistema de radar optimizado. El corazón del sistema es un potente ordenador capaz de analizar la información rápidamente y compararla con algoritmos, de manera que el vehículo puede reaccionar más rápidamente.

Toyota también explica que, cada avance supone también realizar modificaciones en los vehículos de pruebas. Uno de los "problemas" que acucian a los fabricantes e investigadores es la energía que alimenta los ordenadores, que necesitan de una mayor capacidad que otros elementos de equipamiento. En el modificado Lexus LS. es la batería del sistema híbrido la que dispone la energía necesaria.

Noticias relacionadas

Toyota realizará pruebas de conducción autónoma de nivel 4 con tráfico real en 2020
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto