¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Volkswagen reconoce que los utilitarios eléctricos baratos no son posibles ni en 2023

Uno de los futuros modelos eléctricos de Volkswagen, el ID. Buggy

Ya sabemos que Volkswagen ha empezado la casa por el tejado en la nueva estrategia de coches eléctricos, comenzando por el ID.3 y continuando con modelos más grandes. Para algunos, errónea pero para la firma alemana una obligatoriedad reconociendo que los modelos utilitarios se retrasarán unos años.

De hecho, el propio Herbert Diess ha reconocido que no es posible lanzar al mercado un eléctrico del segmento B que sea asequible a día de hoy. La prueba más real está en los nuevos Peugeot e-208 y el e-2008, ambos por encima de los 30.000 Euros.

Durante los meses previos al lanzamiento del compacto eléctrico, ya veíamos que las informaciones sobre el ID.3 por menos de 30.000 Euros no eran reales del todo; y de serlo, había que tener en cuenta factores añadidos: llegará con la batería más pequeña de 330 kilómetros, la potencia del motor eléctrico será de 150 CV y la velocidad máxima estará limitada a 160 km/h.

El Volkswagen ID.3 llegará en 2021 con 330 kilómetros y 150 CV, la versión más barata

No es lo que realmente vendieron de eléctrico a precio de Golf TDI, especialmente porque ni la autonomía ni las prestaciones se le acercan. Y en el caso de los eléctricos más pequeños no será así tampoco, porque los ID.1 e ID.2 previstos para 2023 y 2024, respectivamente, se han enmarcado en precios de un máximo de 20.000 €, lo que supone recortar nada menos que 10.000 Euros.

"Todavía queda un largo camino por recorrer. Es realmente difícil ofrecer una gama de automóviles con un precio de 20.000 € o menos. Ni en el mejor de los escenarios, es una posibilidad real", dice Diess, que también anunció una política de precios muy agresiva en estos modelos de movilidad sostenible.

El gran problema del gigante alemán para cubrir este segmento con Volkswagen ID. y donde los franceses sí se encuentran presentes -el ZOE es la estrella- es que la plataforma MEB es demasiado grande, además de que el coste de la batería es muy elevado para modelos cuyo precio se estima más barato, con lo que supone una pérdida enorme de dinero multiplicada por las cuatro marcas que se beneficiarán, la propia Volkswagen, Audi, SEAT y Skoda.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto