¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Pretemporada F1 2018Drama con los neumáticos en Barcelona: blistering y graining

    Los nuevos compuestos fabricados por Pirelli, en combinación con el reasfaltado del circuito catalán, han destapado problemas con los neumáticos a raíz de la escalada de temperaturas, algo que no se detectó durante la primera semana de test de pretemporada.

    El Mercedes con unas enorme ampollas en su neumático trasero izquierdo: el blistering afectó también a Haas.

    Una vez completado el primer día de rodaje en condiciones más cercanas a la normalidad, pues el asfalto llegó a tener una temperatura superior a los 30 ºC durante la jornada del martes, han comenzado a aparecer los primeros problemas en los neumáticos.

    Los compuestos de este año son en general más blandos que los de 2017, que fueron concebidos para ser mucho más inmunes al sobrecalentamiento en una temporada en la que el nuevo reglamento planteaba bastantes interrogantes sobre la exigencia y comportamiento de los coches.

    Para 2018, Pirelli ha buscado ofrecer más degradación y carreras a dos paradas, pero por el momento se ha creado preocupación entre varios de los equipos de la parrilla por el comportamiento tan distinto que ofrecen con respecto a 2017. Algo a lo que también contribuye el reasfaltado del Circuit de Barcelona-Catalunya, que cuenta con una superficie mucho menos abrasiva que en el pasado, modificando por completo el comportamiento de los monoplazas en un trazado antaño muy duro con los neumáticos.

    Red Bull también sufrió graining en el neumático delantero izquierdo.

    Kevin Magnussen reveló tras la jornada del martes que Haas se había encontrado con blistering y graining al mismo tiempo, algo en absoluto habitual. “Con el compuesto blando, los neumáticos traseros sufren blistering en estas condiciones frías, no es algo que esperaría, por lo que resulta sorprendente. También tuvimos mucho graining en el neumático delantero izquierdo”, afirmó.

    Lo que sí es un comentario extendido es la dificultad para generar la temperatura óptima en los neumáticos, algo potenciado por el nuevo asfalto y las tibias cifras registradas en los termómetros. “Estamos sufriendo mucho para gestionar los neumáticos, no se calientan rápidamente, no puedes obtener un tiempo por vuelta en el primer giro. Sin embargo, se crean muchas ampollas y gránulos”, aseguró el piloto danés.

    No puedes obtener un tiempo por vuelta en el primer giro y, sin embargo, se crean muchas ampollas y gránulos

    Incluso, durante la simulación de salida que los pilotos realizaron una vez terminada la sesión de entrenamientos, Magnussen asegura que fue imposible realizar una prueba relevante. “La simulación de salida que hicimos al final de la sesión fue imposible. No pude hacer funcionar mis neumáticos, sólo patinaba. Espero que cambie con mayor temperatura”.

    Nueva imagen del Red Bull, en este caso con graining en la rueda trasera izquierda.

    Lewis Hamilton también se ha quejado del comportamiento de los neumáticos, pues Mercedes también sufrió de un blistering muy acusado. “Generar temperatura con este nuevo asfalto es el mayor reto. El compuesto medio fue complicado de hacer funcionar, el blando se calienta mejor, pero sufrimos degradación”, reveló.

    Finalmente, Pierre Gasly destacó la altísima degradación sufrida, principalmente como consecuencia del deslizamiento provocado por la incapacidad de los pilotos de hacer trabajar los neumáticos en su rango óptimo de temperatura. “El agarre es bueno, pero la degradación es muy alta, especialmente con estos nuevos neumáticos. Aún quedan cosas por entender, son muy diferentes a los del año pasado”, comentó.

    Fotos: Motor.es