¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    GP Gran BretañaAsí fue el festival de pinchazos... ¡y la victoria de Hamilton a 3 ruedas!

    Lewis Hamilton sumó su 87ª victoria a pesar de las circunstancias.Mercedes AMG F1

    Las últimas vueltas del Gran Premio de Gran Bretaña han animado una carrera bastante plana en la que los Mercedes rodaban camino de un nuevo doblete y con Max Verstappen como única oposición en la distancia. Sin embargo, (casi) todo cambió al final.

    Podría decirse que no hay quien pare a Lewis Hamilton, ni siquiera un pinchazo en la última vuelta. Y desde luego, en Silverstone fue lo que sucedió, pues el piloto británico fue el último de los tres pilotos que sufrieron este desafortunado desenlace, pero pudo gestionarlo para acabar en lo más alto del podio.

    Todo comenzó cuando Daniil Kvyat sufrió un accidente que provocó la entrada del coche de seguridad en pista por segunda vez en la carrera. Eso animó a todos los pilotos a entrar en boxes para colocar el neumático duro e intentar llegar hasta el final sin más paradas.

    Silverstone es un circuito muy exigente con los neumáticos, pues cuenta con muchas curvas largas y rápidas

    El problema es que Silverstone es un circuito muy exigente con los neumáticos, pues cuenta con muchas curvas que combinan una duración mayor de lo normal con la alta velocidad de las mismas, por lo que las 39 vueltas restantes podían hacerse demasiado largas para algunos… como así sucedió.

    Bottas da el aviso

    Así, en el último tercio de carrera y con los dos Mercedes controlando a su antojo el Gran Premio con Verstappen a 15 segundos de Lewis Hamilton y Charles Leclerc cuarto a más de medio minuto del neerlandés, Valtteri Bottas comienza a reportar por radio vibraciones en los neumáticos delanteros.

    Se trata del fenómeno llamado blistering, que comienza a reproducirse en los neumáticos del lado izquierdo, que son los que soportan más carga lateral en los virajes de alta velocidad de Silverstone. En los neumáticos de Lewis Hamilton se aprecia el mismo efecto, que viene provocado por un sobrecalentamiento de la carcasa que provoca la separación de la banda de rodadura y las consiguientes burbujas en la goma.

    Por todo ello, el neumático delantero izquierdo de Bottas acaba pinchándose en la vuelta 52, obligándole a dar casi una vuelta entera sobre tres ruedas para entrar en boxes. Ello supone el fin de las aspiraciones del finlandés, que incluso queda fuera de las posiciones de puntos cuando tenía la segunda plaza bien amarrada.

    Mientras, Max Verstappen también tiene problemas con su neumático delantero izquierdo y decide entrar en boxes para colocar neumáticos nuevos, pues cuenta con suficiente ventaja sobre Charles Leclerc como para hacer la maniobra sin perder posición. Algo que, en última instancia, podría haberle costado la carrera…

    Sainz y Hamilton

    Ya en la última vuelta, es Carlos Sainz quien sufre la misma suerte, perdiendo una más que probable posición en el top 5. Pero, cuando pensábamos que no quedaban más sobresaltos por sufrir, vemos como el líder de la carrera también pincha nada más pasar por meta.

    Lewis Hamilton reduce drásticamente la velocidad para mantener su Mercedes sobre la pista a tres ruedas y llegar a meta antes de que Max Verstappen le alcance. Si bien el neerlandés perdía en ese momento más de medio minuto tras hacer su parada y lograr la vuelta rápida, la carrera no estaba decidida.

    Verstappen rodaba al máximo, mientras Hamilton intentaba llegar a meta a tiempo y sin romper aún más su monoplaza, algo que finalmente consiguió por un escaso margen de 5,8 segundos sobre el neerlandés, que completó el podio de una loca carrera junto a Charles Leclerc.

    La semana que viene, en el Gran Premio del 70º Aniversario que también se celebrará en Silverstone, Pirelli ofrecerá a los pilotos neumáticos más blandos que en esta ocasión, pero no cabe duda de que la oportuna aparición del segundo coche de seguridad propició unos acontecimientos que no deberían volver a repetirse en condiciones normales, aunque sí es casi seguro que se producirán al menos dos paradas en boxes, ya que el compuesto más duro de la semana que viene, el C4, ha sido el medio en esta carrera y no aguantaba más de 25 o 30 vueltas. ¿Tendremos más sorpresas?

    Fotos: Mercedes AMG F1

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto