¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

GP HungríaVettel le hace el mejor homenaje a Bianchi con una épica victoria en Hungría

Sebastian Vettel se impone en un caótico Gran Premio de Hungría por delante de Daniil Kvyat -primer podio para él- y Daniel Ricciardo. Fernando Alonso suma su segunda carrera puntuando, tras ser quinto. Sainz abandona y Merhi acaba por delante de Stevens. Desastre de Mercedes: Hamilton 6º y Rosberg 8º.

Sebastian Vettel ha sumado la victoria número 41 de su carrera deportiva, con lo que iguala las conseguidas por Ayrton Senna, en una carrera absolutamente caótica con un final de infarto. El alemán ha superado en el podio a los dos Red Bull: Daniil Kvyat, que suma su primer podio en la Fórmula 1, y Daniel Ricciardo, que sobrevivió a la locura.

Con los Mercedes desaparecidos en su peor carrera del año -sexto Hamilton y octavo Rosberg-, McLaren sumó su primera carrera del año con los dos pilotos entre los puntos. Fernando Alonso fue quinto, tras un espectacular Max Verstappen, y Jenson Button noveno. Carlos Sainz abandonó por tercera carrera consecutiva, mientras Roberto Merhi, 15º, finalizó por delante de su compañero Stevens.

Una caótica salida

La carrera comenzó con un 'gatillazo'. Felipe Massa estaba mal colocado en la parrilla cuando acabó la vuelta de formación, por lo que todos dieron una vuelta extra antes de la definitiva. En esta, no fueron los Mercedes, sino los dos Ferrari los que demostraron que quieren acabar con el dominio alemán. Sebastian Vettel realizó una arrancada espectacular y se comió a las flechas plateadas en apenas dos curvas, para que después un Kimi Räikkönen hiciese lo propio.

Pero la crisis en Mercedes no acabó ahí: Nico Rosberg, defendiendo su posición, se cruzó con Lewis Hamilton en una curva y el británico acabó por fuera de pista, perdiendo prácticamente todas sus opciones de victoria en la primera vuelta. La emoción subió varios grados, porque en ese momento Lewis puso su modo 'Hammer time' desde atrás. Una de sus primeras 'víctimas' fue su viejo rival Felipe Massa, con quien llegó a tocarse.

Con las llegadas de los primeros pitstops, Carlos Sainz perdió demasiado tiempo al intentar evitar el 'undercut' de su compañero Max Verstappen -llevaba varias vueltas quejándose del español, ya que su ritmo era superior-. No sólo acabó cediendo la posición con el holandés, sino también con Fernando Alonso, que paró justo detrás del madrileño. Sainz realizó una muy mala parada, ya que se retrasó tres segundos en la arrancada de boxes, y desde ese momento se quedó lastrado.

Las batallas no cesaron, y una de ellas tuvo a dos de los pilotos más encendidos de la parrilla. Sergio Pérez estaba intentando adelantar a Pastor Maldonado, el venezolano se cerró y el mexicano se fue a la grava haciendo un trompo. Los comisarios, que le tienen cogida la matrícula al de Lotus, le castigaron con un pitstop de cinco segundos.

Hamilton, encendido y sancionado

Lewis Hamilton aprovechó las paradas y su buen hacer para deshacerse rápido de sus rivales y llegar antes de mitad de carrera ya tenía a Nico Rosberg en su punto de mira. Por detrás la situación se estabilizó. Fernando Alonso y Carlos Sainz se cubrían mutuamente, y de hecho, pese a que el de McLaren tuvo que hacer la segunda parada antes de tiempo por un pinchazo lento en su neumático delantero derecho.

La carrera estaba pendiente de los problemas de Kimi Räikkönen con el MGU-K, cuando Nico Hülkenberg protagonizó otra de las imágenes de la carrera. El alemán perdió el alerón delantero, que se le cayó y acabó totalmente desintegrado antes de que el Force India acabara estrellado contra las protecciones. Debido a los trozos de fibra de carbono tuvo que salir el safety car, primero el virtual y después el real, para reagrupar a los pilotos. Dado que los comisarios se dedicaron a barrer la recta de meta, todos los coches realizaron el paso por meta por la calle de boxes, y no por la pista normal.

La resalida tuvo una víctima: el propio Lewis Hamilton. El británico se llevó por delante a Daniel Ricciardo, rompió el Red Bull y perdió varias posiciones. Pese al toque, el australiano aguantó la posición, e incluso llegó al tercer puesto tras pasar a Räikkönen, que también benefició al otro Red Bull, el de Kvyat. Aunque el finlandés entró en boxes y parecía que iba a abandonar, volvió a salir a pista para intentar acabar la carrera. La sanción de 'drive through' a Hamilton le eliminó de la lucha por arriba, pero benefició a los de atrás. Entre otros, a Sainz y a Alonso.

Lucha interrumpida entre Alonso y Sainz

Una de las grandes luchas de la carrera la protagonizaron Carlos Sainz y Fernando Alonso. Pese a las malas clasificaciones de ambos, ambos estuvieron pegados durante buena parte de la carrera y protagonizaron una buena lucha que acabó con el de McLaren por delante. De hecho, el joven de Toro Rosso empezó a tener problemas y cayó numerosas plazas, mientras Alonso luchaba por alcanzar a Max Verstappen, quinto.

Tantos fueron los problemas de Sainz que acabó abandonando, y van tres carreras consecutivas, en las que se queda fuera de carrera por problemas mecánicos.

Caos final

Enfilando las últimas vueltas, llegó el caos. Primero, Lewis Hamilton fue penalizado por un toque con Daniel Ricciardo -en una acción muy similar a la de Maldonado de antes-, con lo que sus opciones de podio se fueron al garete. Justo después, Nico Rosberg y el propio Ricciardo volvieron a tocarse, con pinchazo incluido para el alemán, que veía cómo el cajón se le escapaba.

Para añadirle más enjundia al final, Daniil Kvyat fue investigado por adelantar fuera de pista, pero finalmente no fue castigado. Poco le faltó a Max Verstappen para aprovechar todo este caos, pero finalmente quedó cuarto en el que es su mejor resultado en Fórmula 1, justo por delante de un Fernando Alonso que, incrédulo, entró quinto. Para poner el colofón y la guinda en esta carrera, Pastor Maldonado completó su hat trick personal y se llevó una tercera penalización por exceso de velocidad. El noveno puesto de Jenson Button, otro superviviente, llevó a McLaren a su primera carrera en los puntos con sus dos monoplazas, algo impensable vista la clasificación.

El inédito podio de Vettel, Kvyat y Ricciardo supuso un homenaje más que merecido a Jules Bianchi, y el francés fue el gran recordado en una épica carrera de la que todos salieron sonriendo.

Tabla de tiempos Carrera Gran Premio de Hungría

Fotos: Ferrari

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto