¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

6 Horas de SpaAlonso, tras conquistar Spa: "Toda la carrera ha sido muy complicada"

El prototipo #8 gana una carrera más con Fernando Alonso a la cabeza en una cita que se había complicado sobremanera desde el inicio.

Toyota se proclama campeón en constructores, mientras que el título de pilotos se decidirá en las 24 Horas de Le Mans.

La penúltima cita puntuable del campeonato de resistencia de la temporada 2018/2019 parecía totalmente de cara para el Toyota TS050 Hybrid #7, sobre todo tras los errores cometidos por el equipo nipón en boxes a la hora de tener preparados los neumáticos del coche #8, que además tuvo que realizar un paso adicional por el garaje para equipar neumáticos de seco después de que la lluvia anegase el trazado belga.

Sin embargo, en torno al ecuador de la carrera, el coche #7 experimentó un problema mecánico relativo al sensor del sistema híbrido que le obligó a detenerse en el box durante más de diez minutos. Por lo tanto, el prototipo pilotado por Fernando Alonso, Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima heredó el liderato mientras que su coche gemelo no paraba de perder posiciones, aunque finalmente pudo reincorporarse a la pista y recuperar varios de los puestos que había caído.

"Fue difícil. Creo que toda la carrera ha sido muy complicada, con la nieve al principio y sin saber qué neumáticos teníamos que montar”, confesó el español. La transición a los neumáticos de seco fue algo más rápida de lo que esperábamos, creo que no fue fácil correr con gomas de seco en un circuito empapado. Para mí fue mucho más fácil cuando las condiciones se estabilizaron, todavía quedan un par de horas para el final, todavía no se ha acabado y la lluvia va a volver”.

A falta de sólo una carrera para que concluya la temporada, Alonso y el coche #8 son los principales favoritos.

El bicampeón en Fórmula 1 aseguró que “no fue demasiado difícil”, meter temperatura al neumático, a pesar de que desde fuera pudiera haber parecido lo contrario. “Este circuito aplica mucha energía a los neumáticos. Si sale un fin de semana frío con nieve, creo que no va tan mal para los neumáticos, mejor que Fuji o Le Mans. Estuvo bien, pero como ya he dicho no se ha acabado todavía. Había nubes muy oscuras en las curvas 12 y 13, así que tenemos que recordar que tenemos que mantener la concentración, va a ser una carrera muy larga”.

Toqué el astroturf y perdí el control, tuve mucha suerte de que hubiera una escapatoria. Tenemos que evitar este tipo de errores

El trompo de Alonso en una carrera del WEC llegó en las 6 Horas de Spa, un contratiempo que le lastró algo más en su particular lucha contra el Toyota #7 y que tratará de evitar en la última carrera de la temporada. “Sí, toqué el astroturf y perdí el control, tuve mucha suerte de que hubiera una escapatoria. Por mi parte, como piloto, tenemos que evitar este tipo de errores, la próxima vez tendré que tener más cuidado, expresó.

Para poner el punto y final a la carrera, la cual terminó antes de tiempo con una bandera roja provocada por las condiciones climatológicas adversas una vez más, el asturiano realizó un nuevo relevo en la recta final de la carrera. Un nuevo periodo de Safety Car prevaleció al momento en el que el director de carrera decidió dar por concluidas las 6 Horas de Spa, lo que deja al Toyota #8 con 31 puntos de ventaja sobre su único rival de cara a las 24 Horas de Le Mans, el coche #7, favoreciendo así un campeonato prácticamente decidido, aunque el mundo de la resistencia es caprichoso y no se puede dar nada por sentado.

“Definitivamente no ha sido una carrera fácil”, analizó Alonso nada más bajarse del coche. “Al principio estábamos viendo a Seb, e intentamos hacer el mejor trabajo que podíamos en cuanto a la selección de los neumáticos, intentando estar en la carrera. Desafortunadamente, tuvimos un par de problemas en los pit-stop y tuvimos que entrar bajo el Safety Car para una parada rápida.

“La carrera estuvo plagada de altibajos, en términos de emociones y de lo competitivos que parecíamos. Probablemente, lo más importante de hoy haya sido asegurar el campeonato de constructores. Estoy extremadamente contento por Toyota Gazoo Racing y de que hayamos conseguido los puntos suficientes para proclamarnos campeones en constructores. El equipo lo ha hecho muy bien, ha sido una ‘Supertemporada’ increíble hasta ahora para nosotros, con suerte en Le Mans podremos tener el último punto positivo en esta carrera” , agregó.

Nunca he pilotado en nieve, y lo de hoy era nieve de verdad

El aspirante a campeón del mundo en la resistencia dejó entrever que esta edición de las 6 Horas de Spa fue, probablemente, la más loca que ha experimentado. “Definitivamente nunca he pilotado en nieve, y lo de hoy era nieve de verdad en un par de momentos. La carrera se neutralizó detrás del Safety Car, con una bandera roja al final, pero en general creo que se dieron unas condiciones bastante extremas para todos. En el lado personal, estoy extremadamente contento con los puntos que hemos conseguido en el campeonato hoy, otro trofeo de las 6 Horas de Spa que va para casa. Por ahora está siendo un 2019 perfecto: victoria en Daytona, victoria en Sebring y ahora en Spa, por ahora 3 de 3, puntualizó.

“Sí, el de Spa siempre ha sido un circuito muy agradable para conducir, muy divertido, pero en Fórmula 1 no he ganado ninguna vez, desafortunadamente. En todas las demás categorías he tenido bastante éxito. Estoy muy contento, porque comencé hace un año esta aventura de la resistencia, y ahora, un año después, repetimos la victoria. Lo más importante en este 2019 es que hasta ahora, en cada carrera que he participado, he conseguido la victoria. Espero poder prolongar este impulso en Indianápolis y Le Mans, sería algo bueno” , añadió, detallando sus resultados en Spa y los retos que vienen ahora para él.

Título a la vista

A pesar de que la mayoría de las probabilidades apuntan a que el Toyota #8 será el que se termine llevando el título en Le Mans en algo más de un mes, Alonso prefiere no lanzar las campanas al vuelo y mantener los pies en la tierra. “Fue un gran impacto en cuanto a puntos hoy para el campeonato. Estoy pensando más en Silverstone o Shanghái, donde probablemente merecimos muchos más puntos de los que conseguimos. Con esos puntos ya seríamos matemáticamente campeones, pero ahora tenemos que terminarlo en Le Mans”, aseveró.

“Parece fácil, porque el año pasado acabamos primero y segundo sin ningún problema, pero si echo la vista atrás en la historia de la carrera, acabar la carrera no es tan fácil. Tenemos que tener mucho cuidado, muy inteligentes y estar muy concentrados durante la carrera, porque cualquier cosa puede ocurrir en una carrera de 24 horas. Obviamente estamos en la misma posición que nuestro coche gemelo, y ellos necesitan que nos ocurran muchas cosas a nosotros y nada a ellos. Si intentamos copiar su carrera podremos estar seguros”, continuó.

Parece fácil, porque el año pasado acabamos primero y segundo sin ningún problema, pero si echo la vista atrás en la historia de la carrera, acabar la carrera no es tan fácil

Preguntado sobre si el de la Indy 500 iba a ser su próximo gran desafío, Alonso respondió lo siguiente: el próximo reto es mañana, porque son 6 horas de carrera, y si termino segundo o tercero no estaré contento. Mis compañeros serán Pedro de la Rosa, Burgueño y mi amigo Alberto. Espero que seamos lo suficientemente competitivos como para pelear por la victoria. Luego una semana de relax y a por Indianápolis.

“Me siento muy motivado, porque cuando tienes un 2019 así, con todas estas victorias en circunstancias diferentes Daytona fue bastante extremo en cuanto al tiempo, entre los DPi y los Cadillac, estoy muy contento por ello. Sebring es un circuito de resistencia histórico, y Spa, con las condiciones que tuvimos hoy, y los puntos importantes del campeonato, ha sido un fin de semana genial. Soy completamente optimista para la Indy, porque los resultados me hacen sonreír, pero sé que la carrera va a ser muy exigente y que es la parte más difícil e la Triple Corona que me queda ahora. Veremos qué puedo hacer”, espetó.

Por último, negó que le hubiese dado ningún consejo a su antiguo compañero Stoffel Vandoorne para esta carrera, con quien compartió el podio. “No, la verdad es que no. En el podio le pregunté cuánto tiempo hacía que no ganaba un trofeo, porque obviamente en Fórmula 1 no pudimos pelear por los podios en los dos últimos años. Me alegré por él, porque se lo merece; es un piloto muy talentoso, primera carrera que hace en otra categoría y vuelve al podio. Dominó en la GP3, la GP2 y en todos los sitios donde pilotó”, concluyó.

Fotos: Toyota Gazoo Racing

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto