¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Aston Martin V12 Vantage S Roadster 2015, un oasis de potencia y belleza

    19

    El Aston Martin V12 Vantage S Roadster 2015 se presenta como el descapotable más potente de la historia de la marca inglesa, 565 CV de potencia. La descomunal belleza va acompañada de unas prestaciones sin igual en el Aston Martin V12 Vantage S Roadster 2015, capaz de alcanzar los 323 Km/h.

    A finales de año llegará al mercado uno de los roadster más bonitos de todos los tiempos, el Aston Martin V12 Vantage S Roadster 2015. Una creación mágica que combina la potencia, la belleza y el lujo con la usencia de un techo para incrementar aún más si cabe las sensaciones al volante.

    No hace falta decir que el V12 Vantage S Roadster deriva directamente de su hermano de techo rígido, el V12 Vantage S. Sin embargo, en esta ocasión Aston Martin ha rediseñado diferentes partes, como la rejilla frontal, inspirada claramente en el CC100 Speedster, el aluminio es sustituido por la fibra de carbono.

    Este material de bajo peso está repartido por todo el coche con gran acierto, como en las rejillas de ventilación del capó, el difusor trasero y los retrovisores, acentuando aún más su estilo claramente deportivo.

    Aston Martin ha preparado un interior a la altura del exterior. Aunque mantenga la misma estructura que el coupé, este roadster presenta elementos rediseñados como el control de ajuste del asiento y los paneles de control ubicados en las puertas. Además los asientos están fabricados en fibra de carbono, por lo que se consigue una reducción de peso significativa con respecto a los tradicionales.

    Opcionalmente la marca pondrá a disposición de sus clientes más exigentes un paquete interior carbono, que contará con diversas partes fabricadas en fibra, como el salpicadero, tiradores de las puertas, y por primera vez en la historia un pedalier negro y fabricado en dicho material.

    Todo ese diseño ha sido fabricado alrededor de una de las piezas de ingeniería más apasionantes del mercado, el visceral y potente motor V12 de 6 litros y aspiración natural. Nada de turbos, nada de retrasos en la aceleración, pisar y acelerar, ese es el concepto principal de Aston Martin en sus motores de gran cilindrada.

    En total desarrolla una potencia de 565 CV con un par de 510 Nm a 1.000 rpm, que se estira hasta un máximo de 620 Nm disponible a las 5.750 vueltas. Esto permite una capacidad de recuperación y aceleración sin igual, es capaz de hacer un 0 a 100 Km/h en 4,2 segundos y seguir acelerando hasta una velocidad punta de 201 mph, 323 Km/h.

    La herencia deportiva de Aston Martin está muy presente en el V12 Vantage S Roadster, sirva como ejemplo la nueva caja de cambios Sportshift III de siete velocidades. Especialmente diseñada para explotar toda la potencia del V12 emplea un accionamiento hidráulico con cambios entre marchas de milisegundos, por lo que la pérdida de par es imperceptible. Esta unidad sustituye a la caja de cambios manual de seis marchas ya conocida, siendo 20 kilogramos más ligera.

    La centralita electrónica permite tres tipos de conducción predeterminados, Normal, Track y Sport, que proporcionan un amplio abanico de prestaciones y rendimiento dinámico. Cada modo cambia ligeramente aspectos como la respuesta del acelerador, la velocidad del cambio y la cantidad de dirección asistida que entrega el volante.

    Escojas la opción que escojas, todas garantizan un rugido excepcional, derivado del escape ligero que monta el V12 Vantage S Roadster 2015. Tal es su exclusividad que deriva directamente del Aston Martin One-77, el coche de producción más caro y exclusivo de la marca inglesa, tan solo 77 unidades comercializadas.

    En conclusión, Aston Martin ha sido capaz de crear uno de los modelos más bellos del mundo, y combinarlo con unas prestaciones sin parangón. Los afortunados clientes que puedan hacerse con uno de ellos, lo tendrán disponible a finales de año en los concesionarios oficiales de la marca. Su precio…desconocido, pero no dudamos que será caro, muy caro.

    Aston Martin V12 Vantage S Roadster 2015, un oasis de potencia y belleza