¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Dodge vende ahora más del doble de unidades del Challenger que cuando era nuevo

15
Dodge Challenger SRT Hellcat RedeyeDodge

Las actuales gamas Charger y Challenger de Dodge deberían ser objeto de estudio en las facultades de Economía de todo el mundo. Lanzados hace más de 10 años y basados en una plataforma aún más antigüa, no solo se mantienen dignamente en el mercado, sino que actualmente han superado y con mucho las cifras de ventas de sus primeros años en el mercado, cuando tenían la consideración de modelos nuevos.

La publicación de las ventas del grupo FCA en 2019 nos ha deparado no pocas sorpresas, como es el caso de la comercialización de 5 nuevas unidades del Dodge Viper, un modelo que cesó su producción a mediados de 2017 y que por tanto lleva más de 2 años descatalogado.

Otra de las sorpresas la han protagonizado los modelos de la plataforma LX de tracción trasera, los populares Dodge Charger y Dodge Challenger, sobre todo este último, que a pesar de llevar muchísimo tiempo en el mercado, ha logrado vender más del doble de unidades que en 2009, cuando era un modelo nuevo, prácticamente un recién llegado a los concesionarios.

Dodge Challenger SRT8 modelo 2008.

En no pocas ocasiones hemos hablado de la longevidad de la actual generación del Dodge Challenger, presentada en 2006 en forma conceptual y estrenada como modelo 2008 en su formato definitivo de producción. Tras más de 10 años en el mercado, el modelo prácticamente no ha sufrido variaciones de consideración, salvo ligeros retoques estéticos, la incorporación de nuevos elementos tecnológicos (como es el caso de la obligatoria actualización del sistema de infotainment) y sobre todo, el añadido de nuevas versiones. Por lo que básicamente nos seguimos encontrando con el mismo modelo que presentó Dodge a inicios de 2008.

El Dodge Challenger nació originalmente como respuesta al Ford Mustang de 5ª generación (el Chevrolet Camaro V no llegó hasta 2010), que empleando un estilo neo-retro rescataba los rasgos de sus antecesores más legendarios. El Dodge Challenger empleaba la misma fórmula y recibía unas líneas y rasgos heredados directamente del Dodge Challenger R/T de 1970.

A nivel técnico, gracias a la entonces alianza DaimlerChrysler, el modelo recibía la plataforma LX, una evolución de la antigua arquitectura LH de Chrysler pero con muchos componentes inspirados o tomados directamente de anteriores modelos de la marca alemana. Teniendo en cuenta que el nuevo Challenger era un muscle car de la vieja escuela (motor delantero y tracción trasera de eje rígido) dicha arquitectura era más que suficiente.

Dodge Challenger SRT Hellcat 2015, el primer Hellcat de 717 CV (707 hp).

Pasado el tiempo, sus rivales estrenaron nuevas generaciones y con ellas nuevas arquitecturas más modernas, empleando por primera vez un esquema de eje multibrazo trasero. Lo que, al menos sobre el papel, dejaba en clara desventaja al modelo de Dodge. Sin embargo, la firma estadounidense ha jugado muy bien sus cartas con este modelo y no solo ha logrado mantener el tipo en el mercado, sino que al contrario que sus rivales, año a año ha logrado aumentar sus ventas. Hasta el punto que en 2018 superó al Camaro en ventas totales anuales.

Ya con las cifras de 2019 publicadas, comprobamos como Dodge ha comercializado 60.997 unidades del Challenger, lo que supone más del doble que las que comercializó en 2009 (su primer año completo en el mercado), cuando firmó unas ventas de 25.852 unidades. El caso del Charger es muy similar, aunque no tan llamativo, pues en 2019 se han registrado 96.936 unidades del sedán de 4 puertas, frente a las 80.226 unidades comercializadas en 2018 y las 60.651 unidades de 2009.

El secreto del éxito

A pesar de que milita en un segmento muy pequeño, con solo dos rivales muy bien definidos y que además son mucho más avanzados tecnológicamente, el secreto del éxito del Dodge Challenger es muy simple. Precisamente su vetusta plataforma es una de sus principales ventajas, pues gracias a su desfasado eje rígido trasero sigue siendo el único modelo que se mantiene fiel a la receta tradicional de los muscle cars estadounidenses. Además, la marca se ha preocupado y mucho de lanzar numerosas nuevas versiones y ediciones especiales para crear un amplísimo catálogo y mantener el modelo protagonizando titulares constantemente.

El brutal Dodge Challenger SRT Demon de 851 CV (840 hp).

Entre estas nuevas versiones también se incluyen algunas tremendamente espectaculares, toda una delicia y un sueño para los aficionados, como es el caso de los Hellcat, Hellcat Redeye o el monstruoso Demon de edición limitada. Además de las espectaculares variantes widebody y las especialmente configuradas para que el usuario pueda competir en los innumerables eventos que celebran cada fin de semana la NHRA o la IHRA en Norteamérica.

Noticias relacionadas

Dodge vende ahora más del doble de unidades del Challenger que cuando era nuevo
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto